• Hoy es: Martes, diciembre 12, 2017

Blindan investigación de reportero desaparecido

elmanifiesto.com.mx
septiembre26/ 2016

**La Unión de Periodistas de Acayucan acuerda que nadie fuera de los padres de Gabriel Manuel Fonseca Hernández pueda conocer el destino de la “investigación” de la desaparición del reportero.

**Cuando llegaron a entregar unas patrullas a Acayucan, dicen, no me consta, que Avisack dijo: esos que andan haciendo su desmadre luego no se quejen de lo que les pueda venir en consecuencia, pasa el tiempo y nos mandaron a llamar a declarar, imagino que para intimidarnos, asegura en entrevista Juan José Barragán Sixto.


Por Enrique Quiroz García || Acayucan, Ver.

Este año no hubo ni misa ni veladoras.

 

Ni marchas pidiendo su aparición.

 

Las pancartas de tan gastadas se desvanecieron en la ignominia y se archivaron en la memoria de un pueblo sumiso y sumido en la impunidad y en el horror.

 

El silencio de este acto no es el del arte de la guerra sino el de la complicidad que solapa y arguye la imbecilidad como pretexto y sumisión.

Los padres de Gabriel Manuel Fonseca Hernández, en su espera por el primogénito.
Los padres de Gabriel Manuel Fonseca Hernández, en su espera por el primogénito.

Si, este año quienes apenas unos meses anteriores reclamaban justicia y la búsqueda de Gabriel Manuel Fonseca Hernández, “Cuco” reportero de algunos medios impresos de Acayucan, cuya desaparición data del 17 de septiembre de 2011 y que a la fecha no se tiene indicio alguno de su paradero, han guardado un silencio que causa suspicacia…

 

LA CHAPARRITA DIJO QUE IBA A ECHARLE GANAS…

 

Arribo al domicilio del señor Juan Fonseca Aguirre, padre de Cuco, domiciliado en la calle Adolfo López Mateos, en la colonia Morelos, cuyo número 42 lo ha desvanecido en la pared el sol y la lluvia.

 

Nos reciben algunos ladridos de un perro de pelaje amarillo y la voz del hermano menor de Cuco que grita:

 

“¡Son los reporteros! ¡Qué pasen!”.

 

Sale a recibirnos don Juan y nos pregunta el motivo de nuestra visita.

 

Lo saludamos e iniciamos una charla que transcribimos fiel.

 

-¿Don Juan, quisiera nos contara que ha pasado con el caso de su hijo Gabriel Manuel, sabemos que fue a la ciudad de Xalapa, qué y con quién habló allá?

 

-En la mesa me dijeron que qué quería yo, si queda así esa cosa o si le iban a seguir, que ya no lo iban a seguir buscando.

 

¿Quién le dijo?

 

-El fiscal, estaba con nosotros una licenciada, una chaparrita (Avisack Douglas) Yo fui a Xalapa porque me iba a dar la silla…allá me dijo “yo estoy para ayudarlo”. Él me dijo que me va echar la mano y lo último que “si lo dejábamos así  o si lo seguíamos buscando”, y yo le dije “ahí cómo vea usted, usted decide,  yo le dije si no les da tiempo pues ya ahí muere y hasta ahorita…y el apoyo nomás del asiento pero él me dijo que me iba a seguir apoyando…

 

-¿Firmó usted un documento?

 

-Sí, me parece que sí me hicieron firmar un documento.

 

-¿Sabe usted leer?

 

-Sí, un poquito.

 

-¿Leyó usted el documento que firmó?

 

-No, no me acuerdo.

 

-¿Quiere que se siga buscando a su hijo?

 

-Que lo sigan buscando a él, si por las dudas no aparece pos ni modo, pero igual que me den una respuesta, pero nada, pero vienen a visitarme de parte del fiscal de Xalapa, me vinieron a preguntar y yo no puedo darle una respuesta.

Paradógico: el partido de cabecera.
Paradógico: el partido de cabecera.

-¿Le ha “echado ganas” el fiscal al caso de su hijo?

 

-Pos no le digo que no han venido, de Xalapa no me han traído nada de buenas noticias o algo así, nada, nada, ¡quién sabe si andarán buscándolo o no andan ya!

 

-¿Se siente engañado por las autoridades correspondientes en el caso de su hijo?

 

-Sí, pos sí, no me dan una respuesta. Aquí vienen a preguntar de parte del fiscal. ¿Cómo le voy a dar una orientación yo? Si yo anduviera investigando les daría una noticia mala o buena. Yo no sé nada.

 

-¿A usted le molesta que lleguen a entrevistarlo los compañeros reporteros?

 

-No. no, al contrario, estoy agradecido.

 

LOS SAMARITANOS

 

En el entramado de esta historia, algunos reporteros se dieron a la tarea, aunque anacrónicamente de preguntar qué había pasado con Cuco y por ende de visitar a las autoridades gubernamentales, por ejemplo, al actual diputado federal Erick Alejandro Lagos Hernández, quien en aquel entonces fungía como secretario de gobierno.

Ventana: paisaje de piedra, tela mosquitero, santos e incertidumbre…
Ventana: paisaje de piedra, tela mosquitero, santos e incertidumbre…

De esas visitas se desprenden historias que empañan, enrarecen y causan indignación.

 

Se dice que durante esas visitas el secretario se comprometió a coadyuvar en el caso y premió a los “samaritanos” con 10 mil pesos a cada uno. (Esta información fue ventilada en un medio local) Claro, al padre de Cuco le tocó su parte, merecida o no, requerida o no, necesaria sí. A él, hombre humilde dedicado a lustrar calzado en un rincón de la avenida Miguel Hidalgo en Acayucan.

 

Volvieron victoriosos y felices aquellos hombres de buen corazón que llevaron a Xalapa a Juan Fonseca Aguirre. Erick Lagos facilitó algunos trámites personales a algunos reporteros…

 

Volvieron felices y “cargados de esperanza”, aquellos compañeros que forman parte de una organización reporteril en esta ciudad y que escudados en ésta insistieron en repetidas ocasiones en su “sana y solidaria aspiración”.

 

AVISACK BLINDA EL CASO DE CUCO: BARRAGÁN

 

El 25 de septiembre de 2015, antes de que la Unión de Periodistas de Acayucan (UPA) realizara su cambio de directiva, nos cuenta Juan José Barragán: “El entonces fiscal especial René Álvarez Márquez nos comentó que habían extraviado los perfiles de ADN de los padres de Cuco y por eso no pudieron hacer los estudios con los dos cuerpos que se encontraron en Soconusco la misma fecha de la desaparición de Cuco. El fiscal se comprometió a venir a Acayucan y pasando un mes dijo que no tenía la capacidad la Fiscalía General para cotejar los ADN que no había el equipo; cuando se cumple la fecha Avisack ya era presidenta de la UPA”.

 

De acuerdo a lo narrado por Barragán Sixto, Avisack y Namiko Matzumoto sostuvieron una reunión privada sin que se informara a nadie los acuerdos.

 

“Jorge Morales, comentó que ¿cómo podemos estar seguros que los estudios que supuestamente hiciera la fiscalía lo hicieron con el cuerpo correcto, ya que, de los dos cuerpos que aparecieron, el cotejo sólo se hizo con uno de ellos. E incluso, ¿cómo podemos saber si en verdad hicieron los estudios?”, expresa Juan José.

 

Y agrega:

 

-“Avisack lo único que dijo es que el papá de Cuco aseguró que ya no quería que se tomara de bandera el tema de Cuco, que lo único que quiere es que la fiscalía va actuar y que Cuco iba entrar al programa de recompensa y resulta después que Jorge Morales solicita al fiscal especializado el protocolo de los cuerpos encontrados en la fecha de desaparición de Cuco. Fue ahí que Jorge Morales se topa con que ya no puede solicitar para investigar el caso ya que los papás de Cuco firmaron un documento en que sólo los padres pueden investigar o solicitar o un representante que ellos designen o lo soliciten un tercero ya no podría ser”.

 

-¿Quién o quiénes solicitan que así sea? –se cuestiona a Juan José-.

 

-Lo solicita, según, Carlos González (secretario de la UPA) y Avisack (presidenta) Los papás de Cuco yo no creo que haya sido así, el señor no tiene la capacidad como decidir cuestiones legales. El tema de Cuco se blinda, al señor le dan una silla de bolear, Avisack deja la Unión de Periodistas y en una asamblea les pedí que dijeran cuáles fueron los acuerdos y no me quisieron decir nada, se desintegra la Unión de Periodista y…Cuando llegaron a entregar unas patrullas a Acayucan, dicen, no me consta, que Avisack dijo: esos que andan haciendo su desmadre luego no se quejen de lo que les pueda venir en consecuencia, pasa el tiempo y nos mandaron a llamar a declarar, imagino que para intimidarnos…

 

HEMOS GUARDADO UN SILENCIO BASTANTE PARECIDO A LA ESTUPIDEZ

 

La actual presidenta de la UPA Susana Leticia Arellano Narváez, dijo conocer el tema del blindaje presuntamente promovido por la señora Avisack Douglas, empero se reservó su derecho y calló.

 

Este año no hubo “discursos” en el quiosco del parque Benito Juárez en Acayucan.

 

La luz de las veladoras no irrumpieron las sombras en los rincones de la techumbre del legendario tejado del memorable quiosco.

 

Alguien se reservó la limosna de la misa que no se realizó en recuerdo de quien desandaba las principales calles de Acayucan con su camarita a rastras, sus botas sin atar y su desgarbado andar a la usanza de quienes tienen 19 años para siempre…

 

Etiquetas: ,
elmanifiesto.com.mx
big banner
%d bloggers like this: