• Hoy es: Sábado, diciembre 16, 2017

MORENA, la esperanza de Acayucan

elmanifiesto.com.mx
abril17/ 2017

** El profesor Raúl David Salomón García tiene la posibilidad histórica de erigirse airoso en este proceso, ya que Morena recoge el sentimiento de un pueblo encabronado con quienes lo han saqueado, vilipendiado, mancillado, robado y marginado.

Por Enrique Quiroz García

El escenario político en Acayucan está completo.

Los actores principales de esta obra cuyo telón empieza a develarse dejan ver con claridad las posibilidades de cada personaje y su penetración en el pueblo y, por ende, la posibilidad concreta de arribar a la presidencia municipal respaldados por el voto que el pueblo emitirá el próximo 4 de junio.

Me llama la atención el papel de debutante que tendrá en este proceso electoral el partido de Andrés Manuel López Obrador, no sólo en Acayucan, sino en todo el Estado de Veracruz. Empero, en Acayucan, le abre la posibilidad histórica al profesor Raúl David Salomón García de erigirse airoso en este proceso.

¿Por qué?

Bien.

Los mexicanos tendemos a echar mano del refranero para tal o cual tema, por ejemplo: “De tal palo tal astilla”, “Chocolate que no tiñe, claro está”, “Al nopal sólo se le arriman cuando tiene tunas”, “El tiempo coloca a cada quien en su lugar”, este último viene bien a doc a lo que a continuación explicaré.

El Partido de Andrés Manuel López Obrador en Acayucan ha ido creciendo como la espuma del chocolate. Lento, sustancial y coherente con lo que predica y hace. Teoría y praxis de la política de un partido que recoge el sentir popular y el asqueado sentimiento en contra de los gobiernos que han sumido en la pobreza y la marginación a nuestro país.

Morena ha sido congruente en torno a lo que la dirigencia acuerda y los mecanismos de elección de sus candidatos y el respaldo que el pueblo a través del partido les ha dado. Quiero en este punto ser más explícito y explicar en detalle a qué me refiero: Las personas que esperaban ansiosos ser nominados regidores o aspiraban a la candidatura sin tener como objetivo definido el bien común se han alejado sin ser echados del partido. ¿Qué significa esto? Que quienes arribaron a Morena con el único afán de ser nominados a algún cargo público y no ver concretado tan ansioso deseo limpian a Morena de esta fiambre innecesaria para la contribución de este partido a la construcción de un nuevo modelo de gobierno en nuestra sociedad.

Sabemos de buena fuente que la profesora Jovita Rocío Martínez Ortega, Abel Ramírez, así como el señor Arturo Pegaso, quien sí obtuvo el pase para la terna para ser regidor se han vuelto detractores del partido porque sus intereses evidentemente obedecen a otros personajes y por ende a otros grupos políticos de donde originalmente emanaron, surgieron, emergieron o de donde son emisarios.

Es comprensible la reacción de estas personas, excepto de  la profesora Jovita Rocío, quien fuera candidata externa a la diputación local respaldada por el partido de Andrés Manuel López Obrador.

¿Candidata externa?

¿Qué significa esto?

Que por razones desconocidas nunca se afilió a Morena y que cuando quiso accesar al recinto donde se elegiría a los posibles regidores en la planilla que acompañará al profesor Raúl David Salomón García a la presidencia municipal y basados en los lineamientos propios del partido y que ella además debe de conocer y entre los lineamientos internos se encuentra el de que para accesar a estas asambleas debe de ser afiliado al partido y como ya lo citamos ella no se afilió, pues se le restringió el acceso, o mejor dicho aun, ella se restringió el acceso al no haberse afiliado al partido que la respaldó en su momento.

Lo anterior lastimó el ego de la señora Jovita Rocío Martínez Ortega, quien se creyó ser insustituible en el partido que la cobijó cuando debía de apapacharla.

En lo personal, cuestioné siempre el papel de la profesora Jovita Rocío Martínez Ortega.

Las razones, los motivos son pocos pero concretos.

La señora carece de formación política y su raro liderazgo en el Movimiento Magisterial Popular de Veracruz, no fue sino –desde mi punto de vista- la obediencia a quien o a quienes en su momento gobernaban Veracruz. Era pues, un maquillaje al punto de burla del verdadero magisterio en desobediencia.

Si estas personas se alejan de Morena no le hacen daño al partido, le hacen un bien, porque el pueblo quiere gente honesta y con verdadero afán ideológico en el gobierno municipal. Que saquen del rezago al municipio y trabajen por el bien común. Que se fajen las vestiduras y tomen el timón de este barco que se llama Acayucan para llevarlo al puerto del progreso y el bienestar social.

De Raúl David Salomón García qué puedo decirle.

Es licenciado en informática, egresado del Instituto Tecnológico Superior de San Andrés Tuxtla. Obtuvo la Maestría en Tecnologías de la Información en la Universidad Cristóbal Colón y fue el promedio más alto de su generación.

Actualmente, Raúl David Salomón García es académico de una de las instituciones más importantes en la región y pudiéremos mencionar o añadir por ejemplo su gusto por la literatura y su sensibilidad sobre temas de interés social, político y económico para Acayucan le dan la oportunidad de arribar a la presidencia municipal de Acayucan y hacer un buen papel con los recursos públicos y gestionar más apoyos para el beneficio de los diferentes sectores de nuestra sociedad.

Morena tiene la verdad histórica en sus manos.

Morena recoge el sentimiento de un pueblo encabronado con quienes lo han saqueado, vilipendiado, mancillado, robado y marginado.

Morena en Acayucan, el partido, tiene en Raúl David, su mejor alfil.

El próximo 4 de junio el pueblo, los pobres, la clase marginada, la vilipendiada, la clase usada, los estudiantes, las amas de casa, los albañiles, la clase obrera, los campesinos  tienen la oportunidad histórica de ganar…

 

 

Etiquetas:
elmanifiesto.com.mx
big banner
%d bloggers like this: