• Hoy es: Domingo, diciembre 17, 2017

VIOLANDO LA LEY EN LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA… Y EN PLENA FACULTAD DE DERECHO

elmanifiesto.com.mx
julio23/ 2017
ColumnaSinNombre
@pablojair
 
VIOLANDO LA LEY EN LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA… Y EN PLENA FACULTAD DE DERECHO
Es increíble que aquellos quienes enseñan en las aulas de la máxima casa de estudios de Veracruz, son los primeros en no ser ejemplo para sus alumnos.
Lo anterior cobra relevancia porque en la emblemática Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, con sede en Xalapa (donde ha salido buena parte de la clase gobernante en Veracruz), el pasado 18 de julio se llevó a cabo una ceremonia de protesta de la fundación del Colegio de Doctores en Derecho del estado de Veracruz, México, A.C.
El asunto fue encabezado por el director de la Facultad, de nombre José Luis Cuevas Gayosso, en el aula magna, en calidad de presidente de dicha asociación civil. Hubo fotos en el feis y toda la cosa.
Pues resulta que el encargado de formar a los futuros juristas del estado de Veracruz, al parecer no leyó o se le olvidó que dentro de la legislación interna de la UV se prohíbe el uso de las instalaciones para cuestiones personales o ajenas a la institución, como fue con dicho evento.
Y es que de acuerdo a la Ley Orgánica de la Universidad Veracruzana en su artículo 112: “Son causas graves de responsabilidad aplicables a todos los miembros de la Universidad Veracruzana (…) La utilización del patrimonio universitario para fines distintos de aquellos a que está destinado”.
Pero otras fuentes consultadas en el tema, indican que esta presunta falta cometida por el director de la Facultad de Derecho también se contempla en otros textos que regulan la vida interna de la Universidad Veracruzana.
Entre ellos: el Estatuto General de la Universidad Veracruzana, en su Articulo 337 Fracción IV inciso G; el Estatuto del Personal Académico, en su Articulo 201 Fracción 3; el Reglamento para el control de bienes muebles e inmuebles de la UV, en el Articulo 40 y 72 Fracción I; y hasta el Código de Ética de la Universidad Veracruzana, Articulo 13 Fracción III.
En el caso del Estatuto General de la Universidad Veracruzana: “Se consideran faltas de las autoridades unipersonales y funcionarios universitarios, además de las establecidas en la Ley Orgánica, las siguientes: Por incurrir durante sus labores y en el lugar de trabajo en faltas de probidad y honradez, en actos de violencia, amagos, injurias o mal trato en contra de su jefe inmediato, salvo que medie provocación u obre en defensa propia… Se entenderán como faltas de probidad y honradez, las siguientes: g) Utilizar mobiliario, equipo y enseres de la Universidad para su uso personal o de terceros, en actividades no propias de la Institución, sin autorización expresa.
En lo que refiere al Estatuto del personal académico: “ARTÍCULO 201.- Se consideran faltas del personal académico de la Universidad: 3. La utilización de todo o parte del patrimonio universitario para fines distintos a los que está destinado”.
Incluso en este documento, en el Artículo 202 contempla sanciones para las faltas, que van desde la amonestación, el extrañamiento escrito, la suspensión temporal hasta por ocho días, y hasta la rescisión “si las faltas son reiteradas o de tal manera graves que afecten a la vida académica de la institución”.
También el Reglamento para el Control de Bienes Muebles e Inmuebles especifica de manera muy clara en el artículo 40 que “Las autoridades unipersonales, funcionarios y administradores de las entidades académicas y dependencias, así como investigadores, académicos, empleados de confianza, personal administrativo, técnico y manual, deberán utilizar los bienes muebles que se les haya entregado en custodia o tengan en uso o posesión para el desempeño de su empleo, cargo o comisión, exclusivamente para los fines a que están destinados, responsabilizándose de su pérdida o deterioro, en caso de sustracción, extravío, siniestro o destrucción parcial o total, por causas imputables a los mismos”.
El Artículo 72 de dicho reglamento es todavía más claro aún: “Constituyen infracciones que atentan en contra del patrimonio de la Universidad Veracruzana, las siguientes: I. Utilizar los bienes patrimoniales para fines distintos a los de la Universidad Veracruzana”.
Y ya finalmente el Código de Ética de la Universidad Veracruzana subraya en su “CAPÍTULO VII – HONESTIDAD E INTEGRIDAD” que los integrantes de la comunidad universitaria: “III. Hacen un uso justo y honrado de los recursos que tiene a su disposición”.
Ese día de la ceremonia, Cuevas Gayosso también invitó a su amigo personal Jorge Winckler Ortiz, el fiscal general del estado, quien acudió como representante del gobernador.
Al director de Derecho también lo vinculan como un personaje cercano a la rectora Sara Ladrón de Guevara, a quien incluso acompañó recientemente al Congreso del Estado para presenciar el asunto del presupuesto y la supuesta autonomía, que según se sabe, se dará formalmente hasta 2023. En este sentido, hubo también críticas en el sentido de que la rectora hiciera comparsa, pero no esté reclamando fuertemente el adeudo que tiene el Gobierno de Veracruz con la máxima casa de estudios, a diferencia de las protestas del sexenio pasado.
Tal pareciera ser que Cuevas Gayosso tiene ciertos privilegios otorgados por la actual rectora y aspirante a reelección; si no fuese así, ¿aplicará la ley universitaria al personal que la incumple? ¿O dejará pasar la falta por ser de su círculo más cercano?
EPÍLOGO TRAFICANTE DE INFLUENCIAS: No fuera cualquier hijo de vecino, porque no moverían tantos recursos. Resulta que por instrucciones del Gobernador y utilizando todo el aparato gubernamental, este domingo arribó a Orizaba el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, acompañado por el Secretario de Seguridad Pública en la entidad, Jaime Téllez Marie, para iniciar con las investigaciones del atentado que sufrieron los hijos de reconocidas familias de la región. Según datos, los hechos se registraron alrededor de las 4 de la mañana sobre la autopista Córdoba-Orizaba, a la altura de la comunidad de Buenavista. Dos son hijos del ex diputado federal Manuel Orozco y Laura Escudero, hija del ex alcalde de Orizaba, Ángel Escudero. Otros dos baleados son hijos de Adriana Guraieb, hermana de Ernesto y Carlos Guraieb, dueños de la constructora Olimpo.  Un quinto lesionado es de apellidos Álvarez Von Hauske, sobrino segundo del alcalde Juan Manuel Diez Francos… Con eso el “gober cascarita” se quiere ganar al también aspirante a la gubernatura.
Etiquetas:
elmanifiesto.com.mx
big banner
%d bloggers like this: