• Hoy es: Martes, diciembre 12, 2017

Santa Martha: la defensa de la tierra y su riqueza natural

elmanifiesto.com.mx
agosto28/ 2017

** “Todos los que vivimos en esta comunidad, no vamos a dejarnos de los malos gobiernos y de los partidos políticos que quieren saquear las minas”, expresan en entrevista a la reportera.


 Por: Araceli Shimabuko Resendiz || San Pedro Soteapan, Ver.- Santa Martha, zona protegida en riesgo de ser explotados sus ecosistemas tropicales por empresas extranjeras, se ubica en las últimas regiones selváticas pertenecientes a la Reserva de la Biosfera existente en el sureste de Veracruz.

Comunidad popoluca que corresponde al municipio de Soteapan, donde habitan quinientas personas que están dispuestos a defender sus tierras que contiene una gran biodiversidad de flora y fauna exóticas, propensas a extinguirse y a ser devastadas por las manos del hombre.

Es un lugar agradable y pintoresco, con un clima fresco llegando a  frío en las noches. Es así como te da la bienvenida en el camino la naturaleza de esa pequeña población, que forma parte del cerro volcánico lleno de árboles y arbustos.

Durante el trayecto te encuentras con un camino empedrado y rocoso, y cubierto de tierra rojiza que les caracteriza a las comunidades indígenas donde sus hablantes son popolucas y el náhuatl y forman parte de la sierra de Santa Martha.

Me refiero a Soteapan, Mecayapan, Tatahuicapan y parte de Hueyapan de Ocampo.

Antes de llegar a la pequeña comunidad te encuentras con la patrona del lugar a la que el pueblo venera, Santa Martha, que lleva en su honor el nombre de la población popoluca.

Al llegar al pueblo, visualizas la exuberante vegetación que rodea las viviendas. Eres recibida por los habitantes del lugar, pocos amistosos y a la defensiva; porque temen que les exploten sus tierras, como se ha amenazado. Entre su escasa cultura, te cuestionan. Y lo primero que te dicen: ¿qué quieres?, ¿qué buscas?, le explicas que eres periodista y deseas tomar unas fotos del bello lugar.

La primera respuesta negativa con que te encuentras. “Nada de fotos”, “aquí, todos vienen y quieren robarnos los tesoros que hay en el cerro”. -Y si eres del gobierno, menos, lo queremos aquí-. Le ofreces tu respuesta y te mandan a platicar con el comisariado ejidal o el agente municipal, que se encontraban en reunión.

Cuando llegas al lugar indicado y se hallan con tres personas extrañas, algunos pobladores se van acercando a tu encuentro, con rostros de pocos amigos en unos, en cambio del comisariado ejidal serio, pregunta y te dice: ¿qué se les ofrece? Le explicas y al darse el dialogo, te concede la entrevista.

Las personas que te rodeaban, se van retirando y sólo te quedas con la autoridad ejidal para realizar la entrevista. Y mientras sigues contemplando la naturaleza del lugar y conversando con don Herculano, te envuelve un clima agradable y frío, con un fuerte aire que azota. Proveniente de los ecosistemas tropicales que tiene dicho lugar atractivo.

Es así como te va señalando la autoridad ejidal, las grandes necesidades que tiene Santa Martha, primeramente indica la falta de médicos y medicinas que carecen en la pequeña población popoluca. Y que tienen que salir caminando o en caballo para buscar un carro a la población más cercana que es San Fernando. –Y que se encuentra a unos 40 minutos su traslado en vehículo-. El camino inadecuado es otro de los problemas que presentan y sin ser atendidos por alguna autoridad.

Al cuestionarle del por qué actúan a la defensiva o quisquillosa con los foráneos, responde que hay visitantes que sólo llegan a quererles robar lo que tiene el cerro y sus alrededores. Por lo que reitera: “Todos los que vivimos en esta comunidad, no vamos a dejarnos de los malos gobiernos y de los partidos políticos que quieren saquear las minas”.

Y con sus reformas quieren contaminar los manantiales y ríos con las perforaciones de los pozos de fracking, que acabarían con los animales y la vegetación de la Reserva del Medio Ambiente que tanto se cuida.

Agradeciéndole la corta entrevista, el comisariado ejidal se retira y le pide a don Paulino Santiago, otro de los habitantes amables, que nos lleve a tomar unas fotos y hacer unas entrevistas, -por lo que fue muy difícil, porque las mujeres no permiten ser cuestionadas-, solamente una estudiante de bachillerato, dijo que trasladarse diariamente a Soteapan, en tiempos de lluvia es muy peligroso por el camino que es lodoso y está en mal estado. Por lo que se teme que se pueda ir la camioneta que los transporta al voladero.

Y mediante la entrevista don Paulino Santiago otro de los ejidatarios de la citada comunidad, que amablemente nos despide, dejó claro que seguirán unidos hombres y mujeres para defender el agua de los manantiales que no están contaminadas, la naturaleza, los animales y las plantas que cuenta esta sierra. -Porque aquí producimos y consumimos nuestros propios alimentos-.

-Y ningún gobierno, destruirá lo que hemos hecho con sacrificio- , por lo que indicó que esta belleza natural se las dejarán a sus hijos y nietos, para que continúen preservándola.

Los lugareños de la sierra de Santa Martha viven limitados en salud y del camino que en tiempos de lluvia les impide el acceso a otros lugares. Viven preocupados por sus tierras que forman parte de la reserva de la biosfera, amenazados en ser despojados de su territorio. Desconfiados y pocos amistosos con las personas extrañas, pero al final logras la entrevista con las autoridades. Es así como nos recibe Santa Martha, lugar bello y sus habitantes. (Tomado de http://expresionismo2017.wixsite.com/periodistico

Etiquetas:
elmanifiesto.com.mx
big banner
%d bloggers like this: