• Hoy es: Martes, diciembre 12, 2017

OTRO ESCÁNDALO EN EL PLANO NACIONAL: POLICÍAS SE “EQUIVOCAN” DE SOSPECHOSA

elmanifiesto.com.mx
octubre17/ 2017
ColumnaSinNombre
@pablojair 
 
Por Pablo Jair Ortega

Muy temprano y desde hace meses, el veterano periodista Marcos Miranda Cogco realiza transmisiones en directo desde el Café de La Parroquia que se ubica en Boca del Río. Un lugar donde se concentra la crema y nata, pero además está en la parte medular del feudo de la familia Yunes.

El popular “Marmiko”, por la ubicación estratégica que ha escogido para su noticiero vía internet, ha logrado buenas entrevistas aprovechando la llegada de personalidades al lugar para desayunar… y también exclusivas como la de esta mañana de lunes.
Resulta que mientras Miranda se encontraba en el café preparando su programa, se percató de un movimiento inusual de vehículos en la entrada y fue así como empezó a narrar en vivo el momento en que dos policías ministeriales detenían por la fuerza a una señora de edad, quien a su vez gritaba por ayuda.
El video, que se hizo viral en las redes, es prueba de una clara incompetencia y abuso de los dos elementos de la Policía Ministerial; de entrada, por el uso excesivo de la fuerza contra una dama que a su vez denunció que uno de los elementos (el que se ve más joven e inexperto) le sacó la pistola para intimidarla.
En el desarrollo del video se logra saber que los Ministeriales venían persiguiendo a dicha señora (que resultó ser la doctora Araceli Serralta González, perteneciente a la alta sociedad de la zona conurbada). Los elementos confirmaron que efectivamente venían siguiéndola porque no se quería detener, hasta que ella se estacionó en las afueras de la cafetería y entraron al lugar para someterla.
El asunto es que el protocolo de detención de la presunta sospechosa denota que no se realizó por lo menos en el sentido básico, que sería preguntar por la identidad de la persona a detener; de ahí que ni siquiera cotejaran la identidad y solamente tomaran a la dama por la fuerza para subirla a la patrulla.
Fue por la gente del café y por el mismo Marmiko que los ministeriales interrumpieron su actividad para dejar que la doctora Serralta se identificara e hiciera denuncias ante los presentes. El policía ministerial de mayor experiencia fue quien comenzó a cotejar la información y finalmente se disculpó con la señora por el susto.
¡Y vaya susto!
Resulta verdaderamente increíble que un par de policías realizando una comisión, hayan hecho la detención en medio de un ambiente de inseguridad que prevalece en el estado y cuando la ciudadanía no confía en los cuerpos policiacos.
Y es que por eventos como secuestros o desapariciones forzadas cometidas por los propios policías, es claro que nadie confía en que elementos lleguen como si nada y traten de subir a alguien a una patrulla; tampoco alguien, en su sano juicio ahora, se detendría cuando ve que una camioneta lo persigue y de paso le sacan un arma para espantar.
También habría que sumar que hechos violentos como los recientes en Coxquihui y Nogales han sido provocados por la misma policía del Gobierno de Veracruz en sus desalojos, donde han habido heridos por armas de fuego. Es decir, al menos en estos últimos dos casos han salido a relucir que los uniformados han disparado sus armas.
¿Y así con qué confianza un ciudadano dejaría que dos empistolados se acerquen?
Peor fue la reacción desesperada del gobernador “Cascarita” y su fotógrafo “Verduritas”, al “despedir” a los dos elementos de la Policía Ministerial para quedar bien con la sociedad boqueña y que no afecte el proyecto familiar para el 2018. Tardaron bastante en decidir (a diferencia de otros casos) si se iba a investigar a los ministeriales y apenas por la noche reaccionaron en la Fiscalía General del Estado.
Pero el portal “Cambio Digital”, del periodista Esaú Valencia, desmintió al Fiscal Verduritas: “los elementos esta noche cenaban muy quitados de la pena en Veracruz. Incluso los policías llegaron a bordo de la camioneta a cargo, donde quisieron subir a la doctora que por error detuvieron esta mañana en Boca del Río. Comensales que estaban en el establecimiento de comida en la zona poniente de la ciudad no dudaron en tomar imágenes y videos”.
El asunto quedó en un escándalo de enormes proporciones y tuvieron que operar en el gobierno estatal con los medios nacionales para colocar la versión de que los ministeriales fueron despedidos, pero el golpe dado, el patético error, más el video viral de Marmiko (que ya llevaba más de medio millón de visualizaciones) nadie se los quita.
EPÍLOGO TRISTE: Muy sentida la muerte de Miriam Olalde, esposa del conocido fotógrafo xalapeño Antonio Palacios. Vamos a extrañarla mucho. Compartimos experiencias en el portal Veracruzanos.Info, donde fue la primera reportera en Xalapa al cambiarse de sede el portal desde Coatzacoalcos. A sus hijos, un abrazo muy cálido; a Toño, mi sentido pésame y fuerte abrazo también. Descansa en paz, querida Miriam.
EPÍLOGO FEDERAL: Que andan muy molestos algunos empleados de la Delegación de la Secretaría de Gobernación que encabeza Ángel Isaac Ochoa Pérez, pues, comentan, esta semana conocieron que en la dependencia se ocupa el espacio destinado para 13 personas que cobran por honorarios y que en realidad son aviadores, familiares o amigos del funcionario quien no da explicaciones de estos movimientos y el mismo maneja su recurso; lo malo es que los que sí trabajan tiene que cumplir las funciones de los empleados inexistentes y no se sabe en qué bolsillos cae el sueldo.
EPÍLOG INSEGURO: Un comando asalta el cuartel de la Policía Municipal de San Juan Evangelista y se roba los dos cajeros automáticos. Asaltos en la carretera de Canticas, entre Coatzacoalcos y Minatitlán. No cesan los ejecutados en el sur de Veracruz… ¿Y dónde anda el secretario de Seguridad Pública que supuestamente estaría permanente en el antiguo Puerto México? Pues en la zona centro, la zona de confort del gabinete estatal.
Etiquetas:
elmanifiesto.com.mx
big banner
%d bloggers like this: