• Hoy es: viernes, junio 22, 2018
  • 26 C

POLICÍAS DE YUNES ATIENDEN DEMANDA DE INDÍGENAS

elmanifiesto.com.mx
mayo23/ 2018

El Escarabajo Roto

Por Enrique Quiroz García

I

Indígenas adheridos al Movimiento Antorchista se apostaron en la entrada del palacio municipal de Soteapan.

 

Pancartas y banderines rojinegros hondearon entre los reclamos de obras y servicios para quienes habitan estas tierras de riqueza natural en la llamada Sierra de Santa Martha.

 

Los gobiernos tienen una deuda ancestral con los naturales de esta región.

Los indígenas han sido artesanías cuando así conviene a los gobiernos: imágenes, figuras, vestidos bordados en telar de cintura, refajos, bolsos coloridos, danza e historia de conquista que empezó con la cruz, la espada y el látigo y que hoy se abre paso a través de los programas asistenciales de mendicidad y las policías de gobierno: La opresión.

 

Los antorchistas, es decir, mujeres y hombres organizados llegaron al palacio municipal pancarta en mano a exigir lo que en un pliego petitorio entregaron con antelación a las autoridades municipales.

Los antorchistas en Soteapan fueron gobierno por más de una década.

La lucha entre quienes hoy gobiernan y los antorchistas ha sido una rivalidad anunciada.

El útero: los intereses a los que se obedece ciegamente.

 

 II

En Soteapan gobierna la coalición PAN-PRD-MC.

¿Acaso esto redunda en democracia, libertad y justicia?

No.

III

Al interior del Ayuntamiento soteapense se vive otra historia que contradice el slogan de Gobierno del Cambio.

 

La lucha intestina en el escenario de poder en el Ayuntamiento de Soteapan tiene que ver con los dineros que genera la obra pública.

 

¿Quién o quiénes disputan, reclaman, luchan por su “honorable diezmo”?

De acuerdo a la entrevista que me concediera en días anteriores la alcaldesa Deysi Sagrero Juárez, quien pidiera a los 17 días de su gobierno un acuerdo para obtener ganancias de la obra pública fue el síndico Crisanto Bautista Cruz y el regidor primero Eliseo Santiago Bautista.

Estamos hablando que la comuna en Soteapan está fracturada por intereses que no tienen qué ver con las necesidades, prioridades, urgencias sociales de un pueblo de alta marginación como lo es el pueblo donde derramara su sangre Hilario C. Salas.

 

Deysi Sagrero Juárez está atrapada en el laberinto de su soledumbre.

Rodeada de la voracidad de quienes ven en las arcas públicas el botín para enriquecerse a costa de la pobreza de los siempre pobres: los indígenas.

 

IV

Deysi Sagrero Juárez, la alcaldesa de Soteapan, juega un papel determinante en la historia de este pueblo popoluca.

Deysi Juega su historia.

Deysi juega con la historia.

¿La historia juega con Deysi?

¿Me explico?

V

Ninguna autoridad atendió a los manifestantes.

Los indígenas se miraron en el horizonte de la desesperanza que no va más allá de sí mismo.

Una fuente me informó que policías de la Secretaría de Seguridad Pública y Fuerza Civil reprimiría a los hombres y mujeres apostados a la entrada del palacio municipal de Soteapan.

 

VI

Miguel Ángel Yunes Linares se ha distinguido por filia al rencor, a la represión y su afán de perpetuarse en el poder a través de sus hijos Miguel y Fernando, para ello tiene a la policía, brazo represor del Estado.

 

Los manifestantes se retiraron, al poco tiempo unas 10 patrullas de la SSP y dos de la Fuerza Civil acordonaron el palacio municipal.

 

La escena la presenciaron estudiantes del COBAEV: Policías, que dicho sea por quienes lo vieron, en las bateadas de las patrullas portaban gases lacrimógenos para disolver la manifestación…

VII

El diálogo para Miguel Ángel Yunes Linares y las autoridades de Soteapan es el garrote contra su pueblo, el pueblo que los llevó al poder.  ¡Al pinche poder!

 

VIII

Deysi no debe de promover la violencia en contra de su pueblo.

Antes, durante y al final el diálogo es lo que le da civilidad a esta sociedad en la que la barbarie se promueve desde las instituciones gubernamentales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: ,