Queman camioneta propiedad del ayuntamiento y paralizan la circulación en el sur. Fuentes extraoficiales aseguran que activistas sociales de otros municipios están al frente de estas movilizaciones…el grito de la ciudadanía es de ¡JUSTICIA! para el inocente que murió luego de una riña de cantina que tuvo su padre con su asesino…


 

 

Por Enrique Quiroz García || Chinameca, Ver.

 

Activistas sociales y representantes de algunos partidos políticos, tomaron como bandera política el asesinato del niño José Ricardo Mayo de 8 años de edad, a manos de Rafael Carmona Jara y desde el día de ayer lunes 11 de abril se plantaron en el palacio municipal y bloquearon la carretera Transístmica a la altura de la desviación de Oteapan y la autopista Coatzacoalcos-Sayula de Alemán.

 

La mañana-tarde de hoy, estas personas instigaron a los ciudadanos a quemar una camioneta Durango color rojo, propiedad del ayuntamiento que se encontraba estacionada frente al palacio municipal, al tiempo de exigir la aprehensión del asesino que hasta el momento sigue prófugo.

 

Botellas y otros tipos de artefactos fueron lanzados en contra del palacio municipal como una medida de “presión” para exigir la aprehensión de  Rafael Carmona Jara.

 

Cabe mencionar que algunos medios de comunicación fueron agredidos por los manifestantes, e incluso, al reportero Omar López Valencia, de la fuente policiaca del periódico El Heraldo de Coatzacoalcos le fueron rotos los cristales de su automóvil.

 

El  cuerpo del menor formó parte de una marcha en dirección a la desviación de Oteapan, antes de ser llevado al crematorio. En el transcurso de este acto, lo manifestantes gritaban consignas y exigían justicia para el inocente que murió posterior a la riña que su padre tuvo con el asesino en un pleito de borrachos.

 

Hasta este momento la autopista y la carretera Transístmica continúan bloqueados. El palacio municipal sufrió algunos daños en su fachada por las llamas de la camioneta que fue quemada y por las botellas y piedras que fueron lanzados. Hay una fuerte tensión en el lugar, ya que, la exigencia de los manifestantes es que Rafael Carmona Jara, el asesino del niño José Ricardo Mayo de 8 años de edad, sea detenido y procesado por este delito.