Gobierno del Estado se llevó pieza arqueológica de 3 mil años del museo de San Lorenzo Tenochtitlán.

 

En su recorrido por San Lorenzo Tenochtitlán, municipio de Texistepec, el candidato a la diputación local por Movimiento Ciudadano dijo que el museo y la cultura también sufren del abandono por parte de Gobierno del Estado y la Federación, esto principalmente por el pésimo estado en que se encuentran sus carreteras, pero sobre todo por la poca o nula difusión otorgada a una de las ciudades Olmecas más importantes.

Paco de la O dijo que dicha acción demuestra el desinterés por los grupos étnicos, a quienes se les tiene marginados de todo presupuesto o programas que los condena al estado de pobreza en el que se encuentran, en donde incluso son privados de los servicios públicos básicos como agua potable.

El candidato del partido naranja dijo que los lugareños de San Lorenzo Tenochtitlán se quejaron del saqueo arqueológico del que fueron víctimas por parte del Gobernador Agustín Acosta Lagunes, ya que en su periodo se llevó del museo piezas de 3 mil años de antigüedad, y que nunca fueron devueltas.

“Si no les das, tampoco les quites”, dijo Paco de la O y agregó que es importante difundir la cultura de nuestros pueblos, pero sobre todo apoyar y sacar del abandono a los grupos étnicos del estado de Veracruz, recordó, que en la época de su gobierno como presidente municipal de Playa Vicente, destinó recursos para promover las tradiciones y costumbres de las culturas indígenas, y rehabilitó la casa de cultura en la cabecera municipal, ya que considera que una ciudad con cultura tiene mayores posibilidades de crecimiento.

El ahora aspirante a la diputación local por el distrito 27 manifestó que como legislador bajará recursos a los municipios donde exista riqueza cultural, y sobre todo apoyará a grupos de ciudadanos que se dedican a difundirla, como es el caso de las señoras Hermelinda Caamaño Domínguez y Bonifacia Ramos Mariano, quienes son artesanas de San Lorenzo Tenochtitlan desde hace 17 años,

elaborando artesanías hechas de barro y horneadas en fogón de leña.

Paco de la O reconoció a los ciudadanos que hacen todos sus esfuerzos porque la cultura de sus pueblos no muera, a pesar de las autoridades estatales y federales se empeñan en demostrar poca importancia, concluyó.