CLAROSCUROS

 

En la lucha por el poder suele emplearse el El Veracruz de hoy padece miedo y éste se vincula al proceso electoral que estamos viviendo.miedo como estrategia, como herramienta para hacerse o quedarse con el poder si ya se posee.

 Por José Luis Ortega Vidal

(1)

El viernes 6 de mayo del 2016 –es decir, tres semanas atrás- publiqué un Claroscuros al que subtitulé El miedo como ejercicio de poder: Veracruz aterrorizado.

Allí se pueden leer, entre otros párrafos:

En la lucha por el poder suele emplearse el El Veracruz de hoy padece miedo y éste se vincula al proceso electoral que estamos viviendo.miedo como estrategia, como herramienta para hacerse o quedarse con el poder si ya se posee.

Un hecho muy concreto es generar violencia para evitar que la gente vote, por ejemplo.

Y esa falta de votos ayuda a unos y perjudica a otros.

Me refiero a la gente de poder.”

 

Luego añadí:

“El miedo tiene muchos orígenes y uno de ellos es la lucha por el poder.

En tal caso el miedo se provoca como parte de una estrategia que busca obtener resultados específicos.

Trátese del poder que sea.

Antes, durante y después de las elecciones del 5 de junio conoceremos más detalles al respecto.

El miedo, en ocasiones, se siembra.

Otra veces, el miedo es producto de nuestro propio miedo.”

 

(2)

 

La mañana del pasado jueves 19 de mayo Coatzacoalcos amaneció con la noticia de que la ciudadana Liliana De la Paz Benítez -de 54 años- fue rescatada del secuestro a que era sometida en una casa de seguridad de la colonia “El Tesoro” en Coatzacoalcos, concretamente en la esquina de la avenida Primero de Mayo y Calle Tula.

Ahí -se informó- fueron abatidos dos secuestradores que enfrentaron a elementos de la Fuerza Civil de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz.

Sus cuerpos no fueron presentados y a la escena del crimen tampoco tuvieron acceso los reporteros.

Sólo se supo que en la colonia “El Tesoro” murió “El pollo”, jefe de Plaza en Coatzacoalcos –no se específica de qué Cártel- y un cómplice.

Tres secuestradores más escaparon a bordo de un auto jetta color plateado en dirección a la población Lomas de Barrillas.

A la atura del rancho “Angel Negro”, los delincuentes fueron alcanzados y se enfrentaron a la policía no obstante que –resulta evidente- eran superados en fuerza y se dirigían a un sitió sin salida, pues Lomas de Barrillas sólo tiene una carretera a Coatzacoalcos y como acceso y salida y frente así sólo hay mar, mucho mar…

Veamos algunos detalles:

·        La víctima Liliana De la Paz Benítez fue levantada la tarde del miércoles 18 de mayo frente a su domicilio entre las avenidas 3 y 4 de la colonia Libertad de Coatzacoalcos.

·        En el segundo enfrentamiento de la policía con delincuentes que la habrían plagiado, ocurrido rumbo a Barrillas, muere “el murciélago”, jefe de plaza en Minatitlán -según la policía- y dos ayudantes.

·        La jornada sangrienta deja, así, un saldo de 5 delincuentes muertos, ni una sola baja del lado policiaco y una víctima de secuestro rescatada en menos de 14 horas…tiempo récord.

·        La huida de los delincuentes en dirección a Lomas de Barrillas ocurre no obstante que desde la tarde del miércoles 18 –luego del supuesto secuestro- a las patrullas de la Fuerza Civil se sumó un helicóptero oficial en el marco del Código Rojo montado para buscar a la señora Liliana De la Paz Benítez.

·        Es decir, si los delincuentes sabían que eran buscados por tierra y aire ¿Por qué huir en dirección a Barrillas, donde no tendrían escapatoria?

·        La madrugada del jueves 19, la señora Lorena Javier, madre del abogado Jorge Alvarez Javier, de 29 años y con domicilio en la calle Azteca número 146 de la colonia Sector Popular de Coatzacoalcos, denunció vía redes sociales que su hijo fue sacado de su casa por la Fuerza Civil a las 01:00 horas y llevado con rumbo desconocido.

·        Es decir, 6 horas antes de aparecer abatido e identificado como “el murciélago” –jefe de plaza en Minatitlán- Jorge Alvarez Javier ya aparecía en las redes sociales buscado por sus familiares y se le ubicaba como detenido por la policía.

·        En las fotografías Jorge Alvarez Javier parece una coladera junto a una metralleta R-15.

·        Familiares de tres, entre los otros presuntos secuestradores, aseguran que éstos también fueron sacados de sus casas durante la madrugada del jueves 19 madrugada y presentados muertos por la mañana del mismo día.

·        Se trata de José Manuel Ramírez Magaña: de 23 años y de oficio ayudante de proveedor de autos; Carlos Alejandro González: de 23 años y comerciante de verduras; Carlos Arturo Rodríguez García: 19 años y de oficio lavacarros.

(3)

El 17 de mayo Javier Duarte de Ochoa, gobernador veracruzano, anunció la llegada –en horas, dijo- de la Gendarmería Nacional al Sur de Veracruz.

Al siguiente día ocurrió el presunto secuestro de una dama porteña, la acusación del “levantón” de jóvenes por parte de la fuerza civil y la muerte de éstos en dos supuestos enfrentamientos sin lógica.

Ninguna patrulla presenta impactos de bala, escribieron los reporteros que cubrieron los sucesos.

Hay una metralleta R-15 distante de las manos de un presunto secuestrador ejecutado por la policía y aparecen decenas de casquillos percutidos de su parte no obstante que, reitero, las patrullas lucen intactas.

Al escribir esta columna, sábado 21 de mayo, la Gendarmería sigue sin llegar.

Los hechos del 19 de mayo en Coatzacoalcos donde la Secretaría de Seguridad Pública quedó como heroína se han difundido en la prensa estatal y nacional vía Alberto Silva, el coordinador de comunicación social estatal.

Ayer, el periódico Reforma publicó la nota:

Sube en Veracruz uso de la fuerza letal

+En lo que va del año, se ha abatido al menos a 29 presuntos delincuentes

Se reproduce en el sitio: http://www.enlaceveracruz212.com.mx/nota.php?id=82647

El 19 de mayo la madre del abogado Jorge Alvarez Javier encaró públicamente, cara a cara, al jefe policiaco Roberto González Meza, cuando éste daba pormenores de los sucesos.

La señora acusó a los policías de haber levantado a su hijo y luego presentarlo muerto.

El jefe policiaco dijo que el tema estaba en manos del departamento jurídico de la SSP y que es común la autodefensa de delincuentes.

Alguien miente:

La madre de un hombre de 29 años que estudió Leyes y muere abatido a los 29 años en una historia que no convence y se genera en un contexto político/electoral…

O un jefe policiaco que ha enfrentado a delincuentes autodefinidos como hermanas de la caridad.

(4)

La historia completa debe pasar por investigaciones ministeriales y procesos judiciales.

La procuración y aplicación de Justicia, empero, no funcionan en la entidad.

Fiscales y Jueces son profundamente corruptos.

Los veracruzanos vivimos con “La ley de Herodes: o te chingas o te jodes…”

 

(5)

Por lo pronto, a 13 días de los comicios, en Coatzacoalcos se respira el miedo y no sólo contra la delincuencia sino contra la propia policía.

¿Montaje oficial para contribuir a la pugna por el poder y obtener un beneficio?

Puede ser.

Ese Modus Operandi forma parte de la historia de la humanidad.

Sólo que una cosa es leerlo y otra muy distinta vivirlo.

Y en el sur veracruzano llevamos meses viviéndolo.

Se llama “Miedo como ejercicio de Poder”.

El miedo se convierte en pánico y luego viene el terror.

Es un proceso que en ocasiones se refleja en jornadas electorales donde los escrúpulos no existen, donde la moral es un árbol que da moras, donde se mata –de ser necesario- para mantener los privilegios.