*“A la buena no nos hacen caso, nosotros vamos hacer lo que la comunidad nos mande; lo que la comunidad diga se va hacer”…

*En resumen, en Tatahuicapan Javier Duarte intenta confrontar, enfrentar, rivalizar, que se enfrente el pueblo con el pueblo, pues.


Por Enrique Quiroz García || Tatahuicapan de Juárez, Ver.

 

Hoy alrededor de la una de la tarde en el auditorio del CCA de Tatahuicapan se reunieron los 23 agentes y subagentes de las comunidades que conforman este municipio.  Allí, ante dichas autoridades y los diversos medios de comunicación de la región sur, el alcalde de este municipio, profesor Filogonio Hernández Bautista realizó 8 llamadas  vía celular al Secretario de Gobierno Flavino Ríos Alvarado.

Decididos indígenas de Tatahuicapan a tomar medidas drásticas en contra del gobierno del estado.

Decididos indígenas de Tatahuicapan a tomar medidas drásticas en contra del gobierno del estado.

El flamante secretario del gobierno duartista nunca contestó.

 

Como informamos el pasado 18 de este mes de julio,  (http://elmanifiesto.com.mx/2016/07/19/indigenas-de-tatahuicapan-romperan-tuberia-del-yuribia/ ) fecha en que se venció el término que las autoridades de las 23 comunidades dieron para que aterrizaran los ya 17 millones y medio de pesos que debe el gobierno de Javier Duarte, vía Flavino Ríos Alvarado al ayuntamiento de Tatahuicapan.

 

Les explico, mis 2 asiduos lectores.

 

En enero 31, a las 21: 16  horas se reunieron en la plaza de Piedra Labrada,  el arquitecto Salvador Mellado Villalobos, subsecretario de la SIOP, en representación de José Tomás Ruiz González, Emilio Rojas Zavala, delegado de política regional en representación de Flavino Ríos Alvarado, quien por evidente temor rehusó a reunirse con las comunidades en el lugar líneas arriba citado, reuniéndose posteriormente en la residencia del alcalde de Chinameca Víctor Salomón Carmona, los anteriores funcionarios y el representante del Comité de la Cuenca del Arroyo Texizapan, autoridades de la Comisaría Ejidal de Tatahuicapan,  el alcalde de Tatahuicapan, Filogonio Hernández Bautista, empleados de la  Secretaría de Gobierno y el anfitrión como “testigo de honor”. La minuta de acuerdos firmada en Piedra Labrada fue reafirmada en Chinameca por Flavino Ríos y por el secretario de la SIOP José Tomás Ruíz.

A la buena no nos hacen caso, nosotros vamos hacer lo que la comunidad nos mande; lo que la  comunidad diga se va hacer

A la buena no nos hacen caso, nosotros vamos hacer lo que la comunidad nos mande; lo que la comunidad diga se va hacer, sentencia agente municipal.

¿Cuál fue el tema a tratar?

 

Obras pendientes  en Tatahuicapan y, curiosamente se acordó que el gobierno de Javier Duarte vía Flavino Ríos Alvarado entregaría mes con mes a partir de febrero la cantidad de 2.5 millones de pesos para el Comité  de la Cuenca del Arroyo Texizapan y otra cantidad igual para el ayuntamiento de Tatahuicapan.

¿A cambió de qué regala dinero Javier Duarte al Comité de la Cuenca y Comisaría Ejidal?

¿A cambió de qué regala dinero Javier Duarte al Comité de la Cuenca y Comisaría Ejidal?

¿Qué ha sucedido a partir de esa fecha?

 

Bien, el gobierno duartista le ha cumplido al Comité de la Cuenca y a la Comisaría Ejidal a quienes entrega mes con mes la cantidad de 2.5 millones de pesos, cantidad que los representantes de estas organizaciones entregan a sus afiliados: 500 y 1000 pesos reciben estas personas haciendo en los alrededores de la Comisaría Ejidal una verdadera fiesta.

 

¿A cambio de qué el gobierno de Javier Duarte le entrega dicha cantidad a estas organizaciones?

 

Bien.

 

De acuerdo a las declaraciones de Filogonio Hernández Bautista, los adherentes al Comité de la Cuenca vigilan, salvaguardan, mantienen sitiada las válvulas de la presa Yuribia, afluente que surte de agua a las ciudades de Coatzacoalcos, Cosoleacaque y Minatitlán.

 

¿Para qué acordó el gobierno duartista entregar al ayuntamiento de Tatahuicapan los 2.5 millones de pesos mes con mes?

 

Para obras de infraestructura que están fuera del ramo 033 en las 23 comunidades, asegura Filogonio Hernández Bautista.

 

El gobierno de Javier Duarte de Ochoa regala 2.5 millones de pesos a organizaciones que a su vez entregan a los  ejidatarios como si regalara chocolates o galletas.

 

¿Intenta Javier Duarte y el PRI tener votos cautivos en procesos electorales venideros en Tatahuicapan y a la vez tratar de impedir que los indígenas de las 23 comunidades se manifiesten como ya es tradición cerrando las válvulas al Yuribia?

La nostalgia de los olvidados de siempre.

La nostalgia de los olvidados de siempre.

No hay intención de que el gobierno de Javier Duarte cumpla con la minuta de acuerdos  firmada en Piedra Labrada y reafirmada y aumentada en Chinameca.

 

No.

 

Filogonio Hernández Bautista, declaró el día de hoy que Flavino “El Chino” Ríos Alvarado aseguró en un noticiero radiofónico que lo que intenta el gobierno de Tatahuicapan es chantajearlo.

 

El alcalde negó lo  señalado por Flavino y llamó en 8 ocasiones en altavoz al flamante Secretario de Gobierno que nunca contesto.

 

Los agentes y subagentes escucharon y a manera de broma uno de ellos comentó: “necesita saldo para contestar; hay que mandarle”.

 

Otros más expusieron:

 

“De la minuta firmada unos acuerdos se cumplieron otros no.  Necesitamos que el puente Sinalillo se construya, tenemos  5 años batallando, nos engañan y engañan una y otra vez”.

 

Otro más sentenció:

 

“A la buena no nos hacen caso, nosotros vamos hacer lo que la comunidad nos mande; lo que la comunidad diga se va hacer”.

 

En resumen, en Tatahuicapan Javier Duarte intenta confrontar, enfrentar, rivalizar, que se enfrente el pueblo con el pueblo, pues.

 

A esto, Filogonio responde:

 

“No tenemos nada en contra de quienes están en la Comisaría Ejidal ni con quienes están en el Comité de la Cuenca, el recurso que exigimos no es para mí sino para las 23 comunidades de Tatahuicapan”.

 

En pocas horas Tatahuicapan podrá ser noticia nacional o internacional, se habla de que los indígenas romperán las tuberías que surten de agua a la ciudad de Coatzacoalcos.

 

¿Y los pozos que anunciaron Javier Duarte y su gobierno que evitarían se dependiera del  Yuribia los cuales se construirían en Cosoleacaque, Minatitlán y Coatzacoalcos?

 

¿Correrá sangre en Tatahuicapan?

 

No lo sé.

 

Lo que sí me queda claro es que el gobierno de Javier Duarte y sus ilustrísimos aliados son como la mierda: apestan lo que tocan…