* Caldelas es originario del municipio cañero Hueyapan de Ocampo, de esa tierra donde los hombres y mujeres cuecen sus cuerpos entre el sudor y la ceniza humeante de la caña en los ingenios de Cuatotolapan y Juan Díaz Covarrubias…


Por Enrique Quiroz García

 

Javier Herrera respalda trabajo de Caldelas del PVEM en Acayucan. Cita en su titular una nota de un portal local.

 

¿Quién es Caldelas? –Me cuestiono-.

 

¿Qué ha hecho a largo de su vida adolescente y adulta Juan Manuel Caldelas ríos?

 

Me avoco a investigar parte de su biografía de este personaje a quien creí oriundo de Acayucan, porque sé de su afecto a estas tierras y a su gente.

 

Empero, Caldelas es originario del municipio cañero Hueyapan de Ocampo, de esa tierra donde los hombres y mujeres cuecen sus cuerpos entre el sudor y la ceniza humeante de la caña en los ingenios de Cuatotolapan y Juan Díaz Covarrubias…

 

Juan Manuel Caldelas Ríos estudió la licenciatura en derecho en la Universidad Veracruzana.

 

Su gusto por la música lo llevó a incursionar en esta expresión artística en el puerto de Veracruz y en Mérida, Yucatán.

 

Su gusto por la música tiene una explicación: Su padre el pícaro Ramón Caldelas es músico de nacimiento, gusto que hereda en la sangre y en vida a su hijo Juan Manuel, quien inicia sus batallas en este quehacer que lo lleva a conocer a su esposa Pilar Guillén con quien ha compartido el gusto por la política y su inobjetable deseo de hacer menos pesada la vida al prójimo y con quien ha procreado dos lindos hijos.

 

¿Por qué respalda el diputado Javier Herrera el trabajo político de Juan Manuel Caldelas Ríos?

 

Bien, les comento.

 

Lo anterior surge durante la sesión de Consejo Político Estatal donde se designó al diputado federal José Alberto Couttolenc Buentello como Delegado Nacional del PVEM en el Estado de Veracruz. Allí estuvieron el diputado federal Javier Herrera Borunda  y Marcelo Ruiz Sánchez, Secretario de Organización del  Partido Verde Ecologista de México (PVEM), así como Juan Manuel Caldelas Ríos, delegado distrital del PVEM en Acayucan. Allí tanto el diputado Javier Herrera como Marcelo Ruiz Sánchez manifestaron su total respaldo a Juan Manuel Caldelas para que continúe fortaleciendo la estructura del partido.

 

Empero, insisto.

 

¿Por qué la deferencia?

 

¿Por qué el respaldo a este personaje cuya particularidad es sonreír y saludar a la gente de cualquier nivel social?

 

Creo firmemente que en estos momentos nuestra sociedad necesita personas sencillas, cuya única vocación sea la de tender un puente solidario a quien más lo requiera, a quien más lo necesite, a quien busque el hombro amigo para salir avante y alcanzar una vida digna…

 

Estoy convencido que las siglas partidistas no determinan la moral ni la ética de quienes los conforman. Es decir; hay buenos seres humanos en los partidos políticos tradicionales, que incluso, han formado una cultura en nuestra sociedad que pese al comportamiento irracional y voraz de muchos que han defraudado su palabra y enriquecido con la mentira y latrocinio, hay fe de que esto cambiará alguna vez cuando haya cultura política en la población.

 

También es cierto que, algunos personajes que hoy ocupan un cargo en los comités de los llamados partidos de “oposición” o de “izquierda”, son sólo insaciables depredadores de los recursos públicos o que hoy colmados de la circunstancia política que vive nuestro país se sienten ya funcionarios municipales, tal es el caso, les platico, de un señor que vende hamburguesas y que fue representante de su partido ante el OPLE en las pasadas elecciones. Esta persona ofreció su producto al encargado del OPLE, en pleno proceso electoral. 25 hamburguesas diarias eran degustadas por los empleados de dicho organismos público, arbitro de dicho proceso…

 

A lo anterior se le llama tráfico de influencia.

 

Retomo el ejemplo y sentencio.

 

La alta moral que se ensalza en los lineamientos del partido político del señor de las hamburguesas, es quizá una mala copia de la biblia.

 

Sin embargo, no está fallando el partido ni sus lineamientos.

 

Está y están fallando quien o quienes ven la oportunidad de embijar al partido que lo cobija y lo ensucia y degrada con su actitud hipócrita y zorruna.

 

El mejor evangelio es entonces, honrar la palabra y la actitud verdadera que asumamos con nuestro prójimo o prójima.

 

En ese sentido, creo que el respaldo que los dirigentes del Partido Verde Ecologista de México, PVEM, dan a Juan Manuel Caldelas Ríos tiene una explicación sencilla.

 

Juan Manuel Caldelas Ríos le es necesario al PVEM.

 

Y, otros Juan Manuel Caldelas le son necesarios a nuestra sociedad.

 

No sé de las aspiraciones de Juan Manuel Caldelas Ríos en torno al proceso electoral municipal del 2017. Desconozco si tiene pensado subirse al escenario político como candidato en busca de la presidencia municipal de Acayucan. Lo que sí me queda claro es que nuestra sociedad requiere de más personas sencillas que conozcan de las necesidades más apremiantes de los grupos humanos y que trabajen en pos de una sociedad más justa y verdadera que la que tenemos…