** La verdad no hay apoyo del alcalde antorchista Héctor Hernández Manuel, dice que no podemos hacer nada porque el gobierno no les cumple y pues aquí estamos con los brazos cruzados, expresa con resignación Julio César Santiago Martínez, director de protección civil de Soteapan.


Por Enrique Quiroz García || Soteapan, Ver.

“La verdad no hay apoyo del gobierno municipal; el alcalde dice que no podemos hacer nada porque el gobierno del Estado no les cumple y pues aquí estamos con los brazos cruzados”, enfatiza en entrevista el señor Julio César Santiago Martínez, director de Protección Civil de Soteapan.

 

6 personas se concentran en un pequeño espacio donde se aprecia unas colchonetas de diversos colores estibadas en forma de escalera, cascos y mantas de color amarillo penden de la pared, así como herramienta intacta en el suelo. Allí platican, beben refrescos que departen con galletas en tanto el día anuncia su letargo mientras el frente frío número seis amenaza con afectar las empobrecidas comunidades de los altos de la sierra de Santa Martha.

 

A pregunta del reportero, Julio César, duda, por temor quizá a ser regañado por sus superiores:

 

“La verdad no hay apoyo por gobierno del estado, y eso de decir que estamos preparados para las contingencias pues realmente no, en las comunidades hasta ahorita no hay reporte ni llamadas de auxilio todavía, es el primer día que se está empezando a sentir el frío y espero que no haya complicaciones”.

 

Y agrega:

 

“En marzo que se levantaron varios techos y pedimos el apoyo al gobierno del estado pero no hubo ninguna respuesta”.

 

-¿El gobierno municipal ha apoyado en estos casos? –Se cuestiona al funcionario-.

 

-La verdad no hay apoyo del gobierno municipal, el alcalde dice que no podemos hacer nada porque el gobierno no les cumple y pues aquí estamos con los brazos cruzados. –Expresa con cierta resignación Julio César Santiago Martínez.

 

-¿Cuántas personas conforman este departamento?

 

-Somos 6 personas…

 

-Si dice usted que no hay recurso y automáticamente no tienen nada qué hacer, no le parece innecesario el pago de nómina a personal que evidentemente no tiene nada que hacer? –Se cuestiona a Julio César.

 

-Bueno, pues sí… -Responde-.

 

Si bien es cierto que históricamente las zonas indígenas han sido relegadas por el gobierno federal y estatal, también es cierto que las autoridades municipales tienen su parte de culpa en la pobreza y marginación de los indígenas y campesinos de estas tierras, porque paradójicamente, sus líderes se pasean en camionetas del año, en tanto, los indígenas y campesinos no tienen ni tortillas para comer…