**El ex agente municipal de dicho ejido presume tener un oficio donde se le informa que a la contraparte se le nulificó cualquier derecho sobre las 237 hectáreas en disputa.


Por Enrique Quiroz García || Acayucan, Ver.

 

El ex agente municipal del ejido Comején en Acayucan, Malaquías Soto Pascual dio a conocer a El Manifiesto que, el Registro Agrario Nacional le entregó un oficio en el que se le da a conocer que los certificados parcelarios que se dispusieron ante la asamblea general de ejidatarios que llevó a cabo la contra parte el día 18 de abril del 1998 están jurídicamente cancelados, lo que lo hace el único dueño de las 237 hectáreas de tierras en disputa con un grupo de campesinos que mantiene en posesión dicha superficie desde el año pasado.

 

Según Malaquías, quienes encabezan la toma de las 237 hectáreas que dice haber heredado de sus abuelos, lo están haciendo con fines electoreros, ya que, dichas tierras no pertenecen al ejido de estas personas.

 

“El año pasado el Delegado del Registro Agrario Nacional me entregó un oficio donde se me hace saber que todos los certificados parcelarios que se dispusieron ante la asamblea general de ejidatarios que ellos llevaron a cabo el día 18 de abril del 1998 están jurídicamente cancelados y las actas de delimitación de tierra donde le pusieron tierras del predio Comején para parcelarlas o para repartirla a cada uno de ellos están legalmente nulificados y tengo la relación de los supuestos ejidatarios y hoy carecen de ese nombramiento o posesionarios porque en el juicio agrario que se a llevó a cabo en el tribunal agrario de San Andrés les negó la posesión”, expresó.

 

Asimismo, dio a conocer que dicho oficio contempla 230 hectáreas, ya que 7 no están posesión de ellos.

 

Según Malaquías él es posesionario de dichas tierras desde el año 2007 en que las heredó de su abuela e hizo hincapié en que no buscará que las personas que hoy mantienen posesión sean desalojadas y en caso de no ser así entrará con su gente a desalojarlas.

 

“Se posesionaron el año pasado y me hicieron daños, destrozos, me amenazaron y todo lo tiene documentado la fiscalía en la ciudad de Acayucan, que paguen conforme marca la ley todos los daños que me causaron. No tengo miedo a las amenazas y nunca me voy a retirar; si las autoridades no desalojan yo entro con mi gente a tomar posesión de mis tierras”, sentenció.

 

-Correrá sangre, entonces. –Se cuestiona a Malaquías-

 

-Así es, así es…

 

Y a pregunta expresa responde:

 

“Ningún político me ha ayudado para sacar adelante los juicios agrarios y los juicios penales, yo me los he aventado sólo porque tengo el conocimiento”.