Por Enrique Quiroz García

Se acorta el tiempo para que se defina quién dirigirá los destinos de Acayucan a partir del 2018 al 2021.

El 4 de junio el pueblo de Veracruz tiene la oportunidad de cambiar su historia.

En Acayucan, 8 candidatos de los distintos partidos políticos han hecho lo pertinente para merecer el voto del pueblo.

Me llama la atención de sobremanera el candidato de la coalición PAN-PRD.

¿Por qué?

Bien, les cuento.

El carácter, personalidad de Cuitláhuac Condado Escamilla es reservada.

Empero, sin hacer tanta alharaca Cuitláhuac sabe corresponder a la confianza y eso es una distinción de la que carecemos en nuestra sociedad.

Si, nuestra sociedad está falta de hombres y mujeres cabales.

No heredamos a las nuevas generaciones sino maquillaje y desconfianza.

Los hombres y mujeres de antes no necesitaban firmar un documento ni ir ante un notario para cumplir los acuerdos para luego estrechar la mano de quien abrió sus puertas y brindó el apoyo.

Hemos visto a Cuitláhuac Condado Escamilla en diferentes escenarios durante este proceso electoral.

Lo vimos por ejemplo en su arranque de campaña: modesto, mostrando su personalidad real sin rendirle un ápice al maquillaje. Es decir, se mostró como es.

¿Y cómo es Cuitláhuac Condado Escamilla, el candidato del PAN-PRD?

Adusto, parco, sonríe poco, parece enojado pero no.

¿Influye su personalidad con su palabra?

No.

Durante el “debate” celebrado en Acayucan en aras de la democratización, Cuitláhuac fue concreto, tal vez demasiado concreto, pero no trató de fingir su mejor sonrisa ni de apantallar a la audiencia con palabras domingueras.

¿Qué trato de dar a entender?

Simple.

Un hombre o mujer que no finge su personalidad es más confiable que aquellos que en el ansia de ganar la simpatía popular se rasgan las vestiduras para llamar la atención o son capaces de las diatribas y las injurias.

Es cierto, durante los procesos electorales se cuecen rencores y se inician campañas negras que llegan a los extremos…

“Vamos a continuar con el cambio en la administración pública, con fundamento en el plan veracruzano de desarrollo y con los  comités ciudadanos; para que sea más moderna, efectiva, honesta, y sobre todo más humana”, escuché decir a Cuitláhuac en uno de tantos mítines.

Analizo a vuelo de pájaro.

Cuitláhuac nos habla de un cambio basado en el plan de desarrollo estatal y, es cierto, hay en Veracruz una alternancia, tenemos un gobierno que ha planteado a los veracruzanos una vida digna con mayores oportunidades y por ende una vida de calidad. Cuando hace alusión a los comités ciudadanos me parece congruente, ya que es el pueblo a través comités los que en coordinación con el gobierno municipal y éste a su vez con el gobierno estatal y federal los que harán el cambio que deba de hacerse en nuestra sociedad para alcanzar los propósitos u objetivos planteados como necesidades prioritarias para nuestro municipio.

Cuitláhuac planteó a la ciudadanía que no tendría un cierre de campaña porque generaría un gasto innecesario y que caería en el derroche.

La crítica de sus opositores no se hizo esperar.

Los opositores tienen razón al hacer sus críticas e incluso de embestir en contra de un proyecto que ofrece a la ciudadanía mejores condiciones de vida y transparentar el recurso público para crear un precedente de que sí es posible tener un gobierno justo y progresista.

¿Cambia en algo las críticas de los opositores de Cuitláhuac el proyecto incluyente que trae en sus manos y ofrece a los acayuqueños para caminar juntos?

No. Claro que no.

Los opositores están haciendo su papel de antagónicos.

Pero el pueblo no es antagónico, opositor, contrario o enemigo de los proyectos que lo lleven a tener una vida digna y de mejores oportunidades y Cuitláhuac tiene ese proyecto que le permitirá a Acayucan ir hacia buen puerto.

El pueblo le apuesta a Cuitláhuac porque sabe que cumplirá.

Que sabrá honrar su palabra como hombre y acayuqueño que es.

Los opositores estarán en su papel que les ha conferido la historia en este proceso electoral.

Hoy 31 de mayo terminan las campañas.

Se abre un espacio de reflexión para que la ciudadanía analice la mejor propuesta, el mejor candidato y vaya este 4 de junio a depositar su voto a la urna correspondiente.

Cuitláhuac, no sonríe mucho pero actúa congruente con su palabra.

Los hombres y mujeres que han transformado la historia de nuestra sociedad no siempre sonrieron como si estuvieran en un circo.

Nuestra sociedad enfrenta una realidad apabullante y requiere de más trabajo y palabra cabal que de sonrisas y palabras vacías… usted cambiará la historia de Acayucan, usted cambiará su propia historia, es su deber hacerlo…