• Hoy es: lunes, febrero 17, 2020

Golpean policías de Seguridad Pública a taxista de Sayula de Alemán

elmanifiesto.com.mx
diciembre20/ 2017

Por Enrique Quiroz García || Acayucan, Ver., a 20 de diciembre de 2017.- “Ora hijo de tu chingada madre, te dijimos, te marcamos el alto… me vale verga, donde yo te ordeno ahí te debes de quedar”, relata el taxista Carlos Reyes García, de 45 años de edad, que fue la manera en que oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública /SSP) y un oficial de la Fuerza Civil (FC) lo trataron y golpearon la noche de ayer cuando se dirigía a buscar a su esposa al Hospital Regional Oluta-Acayucan Miguel Alemán.

Acompañado de más de una docena de taxista de Sayula de Alemán, el agraviado acudió la noche de ayer a la Fiscalía General del Estado Distrito XX en esta ciudad para formalizar su denuncia en contra de los oficiales que con lujo de violencia lo sacaron de la unidad marcada con el número económico 237 de Sayula de Alemán para advertirle mediante puñetazos y patadas que a ellos (policías) se les debe de obedecer, agrega en su denuncia Carlos Reyes García.

“Eran como a las ocho de la noche, yo me dirigía a buscar a mi esposa que trabaja como enfermera en el Hospital Oluta-Acayucan.  Cuando iba por el puente escuché una torreta y pensé que era una ambulancia y me hice a un lado para cederle el paso y me paré al final del puente, luego se bajaron dos policías que iban en la batea de la patrulla y uno se fue por el lado izquierdo y otro por el lado derecho del carro, el del lado izquierdo me pegó un madrazo en el ojo y me quedé viendo estrellitas, me jaloneo de la playera y me bajaron y revisaron todo y me quitaron mi cartera y el dinero que traía y el teléfono…Yo les decía que no había cometido una falta y el comandante me dijo que me anduviera con cuidado que me iban a andar vigilando”, relata el agraviado.

El taxista agrega que los policías le devolvieron sus pertenencias no sin antes hacerle patente la advertencia de que lo mantendrían vigilado. Asimismo, Reyes García asegura que entre los oficiales andaba uno con el uniforme de la Fuerza Civil y que lejos de apoyar a la ciudadanía, estos policías se dedican a ultrajar los derechos humanos de las personas que se gana la vida honradamente.

 

 

Etiquetas:
    A %d blogueros les gusta esto: