• Hoy es: miércoles, septiembre 19, 2018
  • 29 C

Trump humilla a la Primera Ministra de Inglaterra, ataca sus planes y provoca la caída de la libra

Agencias
julio13/ 2018

“¿Dónde están sus modales, señor presidente?”, cuestionan funcionarios de Gran Bretaña al Presidente estadounidense, Donald Trump, pues a un día de su visita ha criticado el Gobierno de la Primera Ministra y sus intenciones de acelerar la separación del país de la Unión Europea, además, adelantó que duda llegar a un acuerdo comercial.
El Gobierno deGran Bretaña, encabezado por Theresa May, está profundamente dividido entre los partidarios de una ruptura total con el bloque europeo y los que quieren mantener relaciones estrechas con el principal socio comercial de Gran Bretaña.


Londres.- Donald Trump lleva apenas 24 horas en Gran Bretaña y el país ya ha sufrido de todo: la libra cayó hoy y los políticos británicos se tambalearon ante las andanadas del Presidente estadounidense, quien humilló a la Primera Ministra Theresa May, destruyó las esperanzas de un acuerdo comercial bilateral inmediato y elogió a oponentes de May en una batalla por el Brexit.

En una entrevista con el diario The Sun, Trump criticó los planes de May para la salida británica de la Unión Europea (UE) y elogió al rival político de la Primera Ministra, Boris Johnson, quien renunció al gabinete debido a las diferencias sobre el Brexit. También criticó la política de inmigración en Europa y declaró que el Alcalde de Londres, Sadiq Khan, un musulmán, no había logrado detener el terrorismo.

La libra cayó 0.6 por ciento frente al dólar después de las declaraciones de Trump y pese a todo el gobierno de May trató de poner buena cara

“Trump dijo que el actual plan de Theresa May para el Brexit ‘probablemente matará’ cualquier posible acuerdo comercial con Estados Unidos, una declaración que además de socavar a la Primera Ministra al final de una semana difícil, lógicamente provocó una fuerte caída de la esterlina”, opinó Connor Campbell, analista de la firma SpreadEx.

En Gran Bretaña, donde se acostumbra usar la cortesía formal para enmascarar las diferencias, muchos políticos expresaron su conmoción por el hecho de que el presidente de Estados Unidos pudiera ser tan grosero.

En una de las respuestas más suaves, el Ministro de Universidades, Sam Gyimah, tuiteó: “¿Dónde están sus modales, señor presidente?”

La representante del Partido Laborista para Asuntos Exteriores, Emily Thornberry, dijo que “Donald Trump debería haber escuchado a su madre”. “Asumo que su madre le dijo que cuando vas a casa de alguien no insultas al anfitrión”, agregó Thornberry.

Trump lanzó sus críticas justo cuando May intentaba acelerar las negociaciones de separación con la UE. Gran Bretaña saldrá del bloque en marzo, pero las partes no han acordado cómo será su relación en lo sucesivo.

El jueves, cuando Trump volaba hacia Gran Bretaña, el gobierno de May publicó un plan que incluye libre comercio de bienes y normas comunes de comercio con la UE.

Trump dijo que semejante acuerdo “probablemente matará” cualquier posibilidad de un acuerdo de libre comercio entre el Reino Unido y Estados Unidos. El impulso a las relaciones comerciales transatlánticas era uno de los objetivos principales de Londres en la primera visita de Trump como Presidente.

May recibía el viernes a Trump en la residencia de campo de Chequers y posteriormente el Presidente y su esposa Melania tomarían el té con la Reina Isabel II en el castillo de Windsor.

La verdad es que el ataque de Trump podría debilitar la ya frágil situación de May. Su gobierno conservador está profundamente dividido entre los partidarios de una ruptura total con el bloque y los que quieren mantener relaciones estrechas con el principal socio comercial de Gran Bretaña.

El Secretario del Brexit David Davis y el Secretario del Exterior Johnson renunciaron esta semana en protesta por el plan de May. Johnson, uno de los líderes de la campaña para sacar al país de la UE, acusó a May de matar el “sueño del Brexit”.

En la entrevista, Trump elogió a Johnson –un populista imprevisible y locuaz– al decir: “creo que sería un gran Primer Ministro”.

 

Con información de Sin Embargo.

Etiquetas: