• Hoy es: viernes, octubre 19, 2018
  • 30 C

Festejos en Francia terminan en disturbios; hay dos muertos y 292 detenidos

Agencias
julio16/ 2018

En París y en distintas partes de Francia los festejos por el campeonato del mundo en Rusia 2018 se convirtieron en enfrentamientos con la Policía. Al menos dos personas murieron y tres niños resultaron heridos en accidentes.

La fiesta que reunió a miles de personas, en todas partes de Francia, el domingo después de la victoria de los Blues contra Croacia (4-2) propició varios incidentes entre la Policía y los “hinchas” en París y la región.

En la capital, 102 personas fueron arrestadas y 90 puestas bajo custodia policial según la prefectura. El Ministerio del Interior ha registrado 292 arrestos en toda Francia.

En París hubo saqueos en negocio y mini supermercados. Las refriegas continuaron esporádicamente entre la policía que intercambiaron gases lacrimógenos en Los Campos Elíseos.

A las 11:30 la Policía utilizó tanquetas para dispersar a los alborotadores con chorros de agua.

La victoria de los Blues provocó accidentes fatales. En Annecy, un hombre de cincuenta años murió al sumergirse en un canal en aguas poco profundas, mientras que en Saint-Félix (Oise), un hombre murió después de haber chocado su coche contra un árbol.

EUFORIA DESENFRENADA EN FRANCIA

Tras el silbido final en toda Francia se desató una euforia desenfrenada. Así reaccionaron los 90 mil aficionados reunidos en el Campo de Marte frente a la Torre Eiffel.

Una gigantesca marea humana exultante abarrotó la emblemática Avenida de los Campos Elíseos en torno al Arco del Triunfo para celebrar colectivamente la victoria del equipo nacional, como en 1998, cuando les Blues se alzaron por primera vez con la Copa del Mundo luego de vencer a Brasil.

Se cumplió el sueño galo de ganar la segunda estrella, el segundo título.

“Llevamos 20 años esperando este momento; es magnífico ¡Allez les Blues! Estamos felices con esta segunda estrella. Es una fiesta. Todo mundo se ama. ¡Gracias Francia!”, aseguraron franceses en calles de París.

Toda la ciudad fue una enorme fiesta ruidosa y multitudinaria. La gente cantaba en medio de un estridente concierto de bocinas de los automóviles.

Sobre el Arco del Triunfo aparecieron los rostros de los campeones del mundo. La Marsellesa, el himno nacional, resonaba una y otra vez en todos los rincones de esta capital. Se prendían luces de bengala.

Un océano de banderas francesas cubrió las principales plazas y calles. La marca Francia se consolida, esta vez a través del futbol.

Francia festeja no solo su triunfo en el Mundial de Futbol. Festeja también su unión en la diversidad y en la pluralidad.

Etiquetas: