• Hoy es: miércoles, septiembre 19, 2018
  • 29 C

María Luisa

elmanifiesto.com.mx
agosto14/ 2018

El Escarabajo Roto

Por Enrique Quiroz García

Hoy se reinstalaron ocho exempleados que fueron despedidos en la administración del profesor Ricardo Alemán Garduza y, cuyo despido consideraron injusto y demandaron la reinstalación y el pago correspondiente que contempla la ley en estos casos.

 

 

El periodo en que gobernó el profesor Ricardo Alemán Garduza fue del año 2005 al 2007.

 

Es decir, han pasado 11 años desde que se inició el litigio en contra del ayuntamiento y, es en la administración de la contadora María Luisa Prieto Duncan en que, al fin, estas ocho personas, varios de ellos ya de edad avanzada, vuelven a reinstalarse a sus antiguos puestos.

 

 

Empero, ¿qué daños a las arcas del erario público representa la reinstalación y pago de los salarios a estas ocho personas?

 

 

El pago que se hará a los exempleados reinstalados rebasa los 3 millones 800 mil pesos.

 

Oluta, es un pueblo pequeño; dos comunidades la conforman y tres o cuatro barrios y dos o tres colonias forman su cabecera.

 

 

Oluta es un pueblo que se disputa el origen de La Malinche, aquella mujer que sirvió de intérprete de Hernán Cortés y que fue una de las 20 mujeres esclavas dada como tributo a los españoles.

 

 

Oluta se reinventa y hoy es un pueblo considerado como la capital de la Memela.

 

Sí, de la tortilla hecha a mano a la que se le agrega toda clase de carne y guisos mientras se cuece entre la humeante leña de encino.

 

 

Oluta, la tierra de Oluta, produce una de las jícamas más dulces de nuestro país.

 

 

Casi a flor de tierra, la blanca jícama se asoma para deleitar el paladar de quien tiene la fortuna de probarla. La jícama de Oluta es dulce y jugosa, no como la jícama poblana que es seca e insípida.

 

 

María Luisa, sabe de éstas y otras historias de su pueblo.

 

 

Fredy Ayala sabe de las tradiciones y folclor de Sayula de Alemán, por ejemplo, de la importancia de promover la escobas hechas por manos artesanas de Sayula, así como de rescatar la danza de La Malinche y promover y rescatar la tradicional Feria de La Asunción.

 

 

Empero, a Fredy Ayala el Concejo Municipal que antecedió a su gobierno le heredó una deuda de más de Un millón 600 mil pesos que se debe a la CFE.

 

 

En la región podemos contar historias como la que en este momento vive el ayuntamiento de Oluta, cuyo pago a los exempleados, -dicho sea por la alcaldesa María Luisa Prieto Duncan- no se pensó en no pagar a los demandantes, sí en buscar un acuerdo que dejara respirar las finanzas públicas y cumplir con el plan de llevar más y mejores beneficios sociales para los habitantes de este municipio.

 

 

San Juan Evangelista, el gobierno de Andrés Valencia, sufre un descalabro de más de 5 millones de pesos que le heredaron administraciones anteriores por un adeudo con la CFE, independientemente de los laudos que deben de pagar y la posible reinstalación de los exempleados demandantes.

 

 

En Oluta, los apologistas del exalcalde Jesús Manuel Garduza Salcedo, le legan los beneficios que hoy gozan los diversos sectores de este municipio y, es cierto, empero, poco se habla de los pendientes que dejara la administración a la actual como herencia, y, de eso no quiso entrar en detalle María Luisa, sólo dijo que el adeudo con la CFE que dejó la administración de Chuchín Garduza a los olutenses es escandaloso…

 

 

Los apologistas de Chuchín insisten en que el bulevar Oluta-Acayucan fue una gestión de éste y que María Luisa sólo está “cosechando”, el trabajo de la administración anterior.

 

 

Fredy, luego entonces, estaría “cosechando” el trabajo del Concejo Municipal que antecedió a su administración…

 

 

Empero, se les olvida que los alcaldes son administradores de los recursos públicos y por ello son responsables de la aplicación de los mismos.

 

 

María Luisa tiene 8 meses de haber asumido el poder y da solución a un problema que en 11 años no se había resuelto y, sobre todo, resuelve un tema que no se originó en su gobierno. En ese mismo tenor se encuentra Andrés Valencia que tendrá que resolver un adeudo de más de 5 millones de pesos que no generó su gobierno pero que hoy es una responsabilidad suya y la asume como tal.

 

 

Los señores Adelfo Flores Sabino, Esther Pavón Pérez, Julissa Alemán Esteban, Nicolasa Joachín Beltrán, Juana Marcelino Rufino, Félix Guillen Aguirre, Agapito de Dios Jiménez y hasta el licenciado Héctor Gutiérrez Falcón han sido reinstalados en sus antiguos puestos.

 

 

“Estoy muy contenta porque son personas de este municipio, las conozco, tengo buena amistad con ellos y si está en mis posibilidades apoyarlos en lo que pueda lo voy a hacer con mucho gusto, estamos haciendo todo lo posible para que ellos tengan un ingreso y así poder ayudar a la economía familiar ya que ellos han estado luchando durante once años y vamos a seguir con el proceso, quiero dejar claro que desde el 19 de febrero fui a la primera audiencia estaba en toda disposición para reinstalarlos y el 12 de julio fuimos al tribunal nuevamente a pedir la reinstalación inmediata y que bueno que hoy lo aceptaron y pues bienvenidos sean todos”, relata en entrevista la presidente municipal a los medios de comunicación.

 

 

Hay más laudos que serán atendidos por María Luisa.

 

 

María Luisa sonríe.

 

En la parte contigua de su oficina en el palacio municipal de Oluta, corre tinta para darle certidumbre legal a la reinstalación de los empleados demandantes.

 

Etiquetas: ,