• Hoy es: martes, octubre 16, 2018
  • 30 C

Mitos y realidades de la educación indígena en Veracruz

elmanifiesto.com.mx
septiembre29/ 2018

El cancaneo roto de la educación fallida.

Por Enrique Quiroz García

Lejos de los discursos oficiales, la educación indígena en el Estado de Veracruz delata una vergonzosa y delirante realidad: no se está cumpliendo con los objetivos de los planes y programas de estudio en los distintos niveles educativos. Las reformas educativas y los planes curriculares están lejos del contexto vivo de las comunidades en que profesores bilingües se desenvuelven o desandan en medio de los muros de la lengua ajena. Profesores totonacos lidian con el náhuatl de la sierra de Santa Martha, o viceversa. Docentes de telesecundarias enseñan las vocales a estudiantes egresados de primaria que certificado en mano ingresan a culminar su educación básica. Christian Henry, el niño que obtuvo el primer lugar en aprovechamiento indígena de sexto grado asegura no quiere ser como su maestro. Más de 104 mil estudiantes de educación indígena en el Estado de Veracruz navegan en el barco de la ignominia y el maquillaje de las cifras oficiales que alientan a la afrenta y al olvido. Los programas no aterrizan en las escuelas que claman ayuda para mejorar su infraestructura, porque los recursos destinados para tal fin no se aplican en donde urgen aplicarse. Lo que está haciendo el maestro de segundo y tercer grado de nivel secundaria en la modalidad telesecundaria, ¡es un milagro! Exclama la supervisora escolar de la zona 632 Acayucan. Hay demanda de profesores y los maestros bidocentes y unitarios juegan a enseñar a niños cuya necesidad de vida va más allá del hambre de las letras y de los números elementales. Ésta es la realidad de la educación indígena en Veracruz, estos son sus mitos, sus avatares y sus sueños…

 

 

Homenaje a Christian Henry, en Pajapan.

Entrevistado durante su visita a Pajapan, donde se le rindió homenaje al niño Christian Henry Feliciano Dionisio, uno de los niños indígenas galardonado con el primer lugar nacional en aprovechamiento en sexto grado en educación indígena, el director estatal de educación indígena en el Estado de Veracruz, profesor Salomón García Malpica, habla de los logros y de las deficiencias educativas que aún prevalecen en las regiones indígenas de Veracruz.

 

 

HUAYACOCOTLA, ZONGOLICA Y TEQUILA, CON MAYOR MARGINACIÓN

– ¿Qué regiones del Estado de Veracruz son las que más necesidades tienen tanto en lo académico como en lo material, maestro?

-Podríamos decir que es la región de Huayacocotla, Zongolica y la región de Tequila, y no por ello quiero decir que las otras 12 regiones no lo requieran, sí lo requieren, por ejemplo, la región de Tatahuicapan, la parte de Piedra Labrada y la región de la Sierra de Santa Martha, la parte que está establecida hacia el Valle del Uxpanapa, la parte que se encuentra hacia Las Choapas, sin embargo, de muy alta marginación, estas tres regiones.

 

 

– Maestro, ¿existen aún escuelas de varitas, de lonas o a la intemperie?

 

Existen escuelas improvisadas porque son escuelas de nueva creación, generalmente existe una necesidad de servicio, una demanda de servicio, y bueno, cuando el maestro llega a la comunidad, obviamente que se inicia con nada, muchas veces los padres de familia en su esfuerzo construyen un aula improvisada.

 

profesor Salomón García Malpica, director estatal de educación indígena en el Estado de Veracruz.

– ¿Cuántas escuelas de educación indígena existen en el Estado de Veracruz?

 

 

-Tenemos en la base de datos las cifras con que cerramos el ciclo escolar pasado:

Educación inicial: 891 alumnos.

Educación preescolar: 37 mil 421 alumnos.

Educación primaria: 66 mil 568 alumnos.

Lo que hace un total de 104 mil 880 alumnos a nivel educación indígena con 5 mil 780 grupos y 5 mil 781 docentes.

 

 

YO TAMBIÉN MEREZCO RECONOCIMIENTO: TITO ALFONSO

El profesor Tito Alfonso Martínez Vargas, es docente de la Escuela Primaria Bilingüe Xicoténcatl, de Pajapan, y fue profesor de Christian Henry Donaciano Dionisio, quien obtuvo el primer lugar nacional en aprovechamiento indígena.

 

 

La señora Paulina Dionisio Jiménez, madre de Christian Henry, asegura que el profesor Tito Alfonso mostró desinterés hacía su alumno, pero que la actitud del docente cambió, cuando se enteró que el niño fue galardonado como primer lugar nacional… La madre agrega que, a esta conducta, el mentor no ayudó al menor y que cuando tuvo oportunidad pidió apoyo para él, sin interesarse en su alumno.

Paulina, madre de Christian Henry.

 

– ¿Maestro, en algún momento al ver las cualidades del niño, le obsequió o prestó algún libro, para acrecentar su acervo cultural?

 

 

-Sí, claro que sí, con tiempo extra con él en la escuela, con sus compañeros, en actividades extraescolares fue bastante importante para que él pudiera adquirir los conocimientos que tiene.

 

 

– ¿Qué autores son sus preferidos?

 

 

-Eh, eh, Monsiváis y otros autores que también nos presentan sus materiales para poder cultivarnos.

 

– ¿Qué libros de Carlos Monsiváis son sus preferidos?

 

El profesor Tito Alfonso Martínez Vargas, docente de la Escuela Primaria Bilingüe Xicoténcatl, de Pajapan,

-Ah, ahorita no recuerdo ningún título…

 

-Hasta nosotros llegó la información de que usted en la ciudad de Xalapa solicitó a la SEV le fuera regalada una computadora porque dijo que también merecía ser reconocido por la distinción que se hizo merecedor Christian Henry. ¿Es cierto esto, maestro?

 

 

-Ah sí, también, porque yo necesito de una herramienta para poder seguir ayudando a los niños y enriqueciendo mis conocimientos y es también un reconocimiento para el docente.

 

 

SI NO PAGAMOS NO NOS DAN LA BOLETA: PAULINA

En la calle Chapultepec, sector 5 de Pajapan, vive Christian Henry Feliciano Dionisio, con sus hermanos menores Leydi y Dennis, y sus padres Crispín y Paulina, en una casa de blocks y de techo de lámina de zinc. Cabe hacer mención que, en 1998, Crispín, el padre de Christian Henry, obtuvo el pase nacional a la fase final en aprovechamiento de sexto grado en educación indígena.

 

Si no lo pagamos no nos dan la boleta: Paulina.

Este reportero llegó a su domicilio y encontró al menor descalzo, jugando en su corredor, al fondo un tendedero servía de paisaje, mientras el aire suave de la tarde movía unas playeras blancas, tendidas irremediables junto a unos árboles de cedro.

 

 

La madre de Christian asegura que al niño le gusta pintar y dibujar: “Es muy inteligente y dibuja muy bonito”, expresa.

 

Y agrega:

 

-Me siento muy contenta porque casi nadie valora lo que él hace, bueno, en la escuela no le han dado ningún premio ni nada. El año pasado en 5º igual se ganó las dos etapas que se hace de primero a quinto, pero nunca le reconocieron nada.

 

 

– ¿Cuánto pagaba en la primaria de cuota escolar?

 

 

-150 pesos al año.

 

 

– ¿Y si no lo pagan?

 

 

– ¡Ah! si no lo pagamos no nos dan la boleta, la vez pasada que no fuimos a una reunión tuvimos que pagar 100 pesos.

 

 

QUIERO SER MAESTRO: CHRISTIAN HENRY

El galardonado nacional viste una playera color azul con la leyenda de la convivencia cultural a la que asistió con motivo de su reconocimiento.

 

 

– ¿Quieres ser profesor? –Cuestionamos a Christian-.

 

Quiero ser maestro de los buenos, asegura Christian Henry.

-Sí.

 

 

-Es que quiere ser maestro de los buenos, no como los que… -Ataja la madre mientras sonríe-.

 

 

– ¿Qué te dijo el presidente de la República Enrique Peña Nieto, porque te vi en una foto con él?

 

 

-Me dijo cómo es mi nombre, le dije mi nombre, me preguntó de dónde vengo y le dije de la Escuela Primaria Xicoténcatl de Pajapan, Veracruz y me felicitó.

 

 

– ¿El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares te ha llamado?

 

 

-El gobernador no estuvo presente en ninguna parte de la convivencia cultural, ni en la olimpiada del conocimiento a nivel estatal.

 

 

– ¿Sientes que no le interesa al gobernador los logros académicos de los niños indígenas de Veracruz?

 

 

-Creo que no, no le ha dado importancia.

 

 

SINDICATOS DECIDEN DESTINO DE PROFESORES Y NIÑOS

El profesor Rafael Vázquez Bernabe, es director de educación y cultura en el ayuntamiento de Tatahuicapan y, profesor ante grupo; nos explica los avatares del sistema educativo en regiones indígenas. Él mismo es un ejemplo de las malas decisiones, en su caso, del sindicato cuya voluntad marca el destino de miles de estudiantes de educación indígena.

 

 

Rafael Vázquez Bernabe es oriundo de la zona totonaca, pero lo enviaron como docente a la zona náhuatl de Tatahuicapan, es decir, lo mandaron a otra región donde no se habla su lengua materna.

 

 

He aquí la historia:

 

 

-Existen necesidades, la falta de atención por parte de los gobiernos, tanto de Duarte como con Yunes; se olvidaron del mantenimiento de las escuelas. Los programas Escuelas al cien, Tiempo completo…Fui a un curso y nos dijeron que nos olvidáramos de los 90 mil pesos para Escuelas de tiempo completo, nos lo dijo el encargado del programa de Escuelas de tiempo completo, nos indicaron que ya no va haber nuevas escuelas que se incorporen al programa y mucho menos habrá el apoyo de los 70 o 90 mil pesos del programa.  Cuando dio marcha el programa de Enrique Peña Nieto, nunca funcionaron.

 

Profesor Rafael Vázquez Bernabe.

-Usted era profesor en la región del totonacapan, su lengua materna es el totonaco, la lengua náhuatl es diferente, ¿cómo le hizo para vaciar los programas educativos y enseñar a sus alumnos?

 

 

-¿Cómo se desempeña uno como docente ante esa adversidad? Yo empecé a desarrollar instrucciones preguntando a los alumnos, aprendiendo de ellos para decirles que se sentaran, que hicieran la tarea, lean. Entonces me dieron palabras claves que me permitieron el control de la clase y del salón, pero si es un poco complicado llegar y empezar a comunicar con ellos, cuando no tienes ningún aprendizaje local de la comunidad.

 

 

-Maestro, ¿Quién es el responsable de tomar decisiones como la que a usted le tocó asumir, enviarlo del totonacapan al sur, para que se enfrentará a una lengua distinta a su cultura?

 

La bandera de México y los niños del mañana.

-Los responsables fueron en algún momento el secretario de trabajos y conflictos del sindicato, porque nosotros entramos por propuesta sindical, que era necesario para la secretaría, el maestro que estaba en aquel entonces era el profesor Sergio Genaro Ramírez Terán; era la forma como ellos aplicaban los recursos, las claves las movían, ósea, de alguna manera, la propuesta que yo traigo, de donde venía mi orden, indicaba que yo tenía que laborar en la región norte, pero ellos al ver a un nuevo integrante al servicio, toman la decisión de mandarlo a zonas de castigo, así le llamaban ellos, en su momento me rompieron la orden que no servía que porque iba yo a una localidad de donde salía la orden, para ellos no servía y buscaron la manera de cómo encontrar a un personal que sea de la región que regrese, que quiera o que solicite su cambio y es como llega otro compañero igual de la zona norte a solicitar el cambio y nos vamos por cambio, él me sustituye y yo lo sustituyo.

 

 

PAJAPAN, SEMILLERO DE PASES NACIONALES

Filogonio Hernández Bautista, es actualmente supervisor escolar de la zona 846 de educación indígena en el municipio de Pajapan y fue alcalde de Tatahuicapan en el periodo que antecede al actual. Fue también, profesor de Crispín Feliciano, padre de Christian Henry, quien en 1998 obtuviera su pase a la fase nacional en conocimiento.

 

 

Hernández Bautista, afirma:

 

– “Nuestras instituciones indígenas son instituciones muy marginadas, son instituciones que cuentan quizá con infraestructuras muy deplorables. Hay instituciones que tienen quizá edificios que están en mejores condiciones, pero no contamos con el material que cuenta una escuela de zona urbana, hablemos de escuelas de Coatzacoalcos, Minatitilán, Acayucan, Veracruz, Xalapa, la Ciudad de México, entonces, yo creo que las condiciones en que nuestros estudiantes estudian es con las condiciones que se tiene a la mano y que son los libros de texto gratuito y adicionalmente una que otra computadora, pero la mayoría de los niños indígenas que estudian en nuestras escuelas son niños de escasos recursos económicos.

Filogonio Hernández Bautista, supervisor escolar de la zona 846 de educación indígena en el municipio de Pajapan.

– ¿Cuál ha sido el papel de la SEV y de Espacios Educativos con el sistema de educación indígena en Veracruz?

 

 

-Muchos años llevamos pidiendo que a nuestras escuelas las doten de materiales, la parte del Gobierno del Estado y Federal no han atendido esta demanda tan importante y repito, es una necesidad de todas las instituciones.

 

Filogonio, agrega:

Niño vendedor de Pajapan, mirando el festejo de Christian Henry.

Pajapan ha obtenido hasta este momento 8 pases naciones de conocimiento en sexto grado en diferentes momentos. Algunos padres minimizan el trabajo de educación indígena, piensan que por tener maestros que hablan el náhuatl, que hablan el popoluca, que hablan otra lengua materna, piensan que somos maestros de tercera y prefieren mandar –en algunos de los casos- a sus niños a escuelas estatales porque los maestros vienen de ciudad. Sin embargo, se ha demostrado a lo largo de los años que el sistema de educación indígena es un sistema que ha dado resultados. Repito, en Pajapan, el único que ha dado resultados a nivel nacional ha sido el sistema de educación indígena: 8 premios nacionales no es cualquier cosa, estamos hablando de que son niños que desde 1996 pasó el primero a la fase nacional, luego en 1998 que es el papá de Christian Henry, y así sucesivamente en el 2002.

 

 

CARECEMOS DE TODO: SUPERVISORA

Ana Lilia Podaca Sánchez, es supervisora escolar de la zona 632 con sede en Acayucan. Ana Lilia, confiesa que carecen de todo. Incluso, está convencida de que el perfil académico de algunos maestros es deficiente, y, que albergan en la modalidad de telesecundarias a niños que tienen que enseñarles a leer y a escribir. Empero, esto no sólo sucede en la modalidad de telesecundaria, agrega que sucede en todas las modalidades educativas.

 

He aquí la entrevista:

 

– ¿Cuál es la realidad de las escuelas que se encuentran en zonas indígenas?

 

 

– Pues nos falta, yo creo que todo. Nos falta desde la cuestión de recursos humanos, desde los recursos materiales, la infraestructura realmente, se tiene de cierta forma olvidada.

 

 

– ¿Hay escuelas telesecundarias que no cuenten con televisores?

 

 

– -Sí, y no solamente que no cuenten con televisiones, la misma comunidad no cuenta con los servicios…

 

¿Luz, por ejemplo?

 

-Exacto…

 

– ¿Qué comunidades?

 

-Más que no cuenten con el servicio de luz eléctrica, les falla la cuestión de luz eléctrica. Tenemos el caso de Cahuapan, qué dicen los maestros: ¡No hay luz!  Nos hace falta infraestructura, no hace falta materiales, recursos humanos, porque siempre lo hemos sabido realmente que en todo nuestro país la cuestión educativa está en carencia, hay una carencia educativa porque nos exigen, pero no le damos al maestro la herramienta necesaria.

Ana Lilia Podaca Sánchez, supervisora escolar de la zona 632 con sede en Acayucan.

– ¿Sus maestros dominan alguna lengua materna?

 

– Nuestra zona escolar no tiene maestros que tengan especialidad en una lengua indígena, esto dificultad. Por ejemplo, en la cuestión de inglés, tenemos escuelas que hablan un dialecto, en su mayoría, entonces aparte de que los maestros no comprenden bien la lengua a la que van a trabajar, se les pide que enseñen inglés: ¡Y si usted viera en este momento los libros de inglés! ¡Ya vienen avanzados!

 

 

-Maestra, ¿la Reforma Educativa ha hecho crecer o ha hecho decrecer la educación en escuelas telesecundarias?

 

– Existe frustración porque tenemos libros 2006, tenemos anteriormente un modelo 2011 y ahora nos meten un modelo 2017, son incongruencias que existen realmente para un docente. ¿Por qué? Tenemos segundo y tercer grado, en donde los maestros van a estar trabajando con el modelo educativo 2011, pero le damos libros de texto gratuito con reforma 2006. Entonces, no es solamente la modalidad de telesecundarias, sino que es todo, toda la cuestión de educación básica.

 

– ¿Existen casos de alumnos que ingresan a telesecundaria sin saber leer y escribir siquiera su nombre?

 

– La verdad, sí, lo encontramos mucho; pero no solamente en la modalidad de telesecundaria, sino que todas las modalidades de nivel secundaria se hallan en esa problemática.

 

 

EL CANCANEO ROTO DE UNA EDUCACIÓN FALLIDA

María Gabriela Amaya Melgar, es profesora de telesecundaria en Mecayapan, con 10 años de experiencia en la comunidad, pedagoga egresada de la UV y con maestría en ciencias sociales. El testimonio de Gabriela, nos remonta a los Huasipungo de Icaza, al Macondo de García Márquez y a los relatos de Rulfo.

 

 

– ¿Tienes estudiantes que carezcan

de conocimientos de lectoescritura en tu grupo?

 

 

-Tengo un chiquito, va cumplir 12 años y realmente no sabe leer ni escribir, le cuesta mucho trabajo escribir su nombre. Hay otros niños que tienen esa misma problemática, no es el único. Generalmente llegan a la secundaria y leen, decimos nosotros cancaneando, el típico sistema de sílabas que todavía fragmenta mucho la lectura. en esta ocasión este niño realmente no sabe nada, nada, nada, nada.

 

 

– ¿A quién responsabilizar de esta situación?

 

 

– La responsabilidad es de padres de familia, docente, alumno y escuela, creo que es un cuadrado perfecto: la escuela debe de proveer de condiciones, los padres deben hacer su trabajo, estar ahí al pendiente de los chicos, los chicos tienen que esforzarse y el maestro tiene que dar no el cien, sino el doscientos por cientos. Entonces, la culpa aquí es de las cuatro partes.

 

María Gabriela Amaya Melgar, profesora de telesecundaria en Mecayapan.

– ¿Cómo enfrentar esta situación?

 

-Tengo 27 alumnos con este niño; lo primero que hice fue hablar con los papás, hablé con mi superior inmediato que es mi directora, le hice una valoración elemental para saber más o menos de dónde iba yo a tomar referencia para trabajar y, trato de trabajar con él con materiales más simples, más básicos: de preescolar, de primaria, con el fin de que él pueda alcanzar por lo menos un nivel de lectura básico. Hablé con la mamá y le dije: Mire aquí están las pruebas, él no escribió nada, tuvimos que ponerle su nombre en el examen, no sabe las vocales…Y él tiene un certificado de primaria que dice que salió con 7 y tanto de promedio…

 

 

– ¿El ser indígena resulta un problema en el proceso enseñanza-aprendizaje?

 

 

-Todo juega en contra, le digo a mis chavos que tenemos todo en contra, el contexto, la política. Tampoco hay recuperación de la cultura y se supone que ahí la lengua es la principal herencia que tienen en esa zona, y es algo que ya no los identifica, ya no todos lo hablan. Queremos maestros capacitados, pero qué capacitación nos dan, en línea, luego en escuelas que en la vida habías escuchado, dices, merezco algo mejor, en línea, pero méteme al Tecnológico de Monterrey, quién sabe qué escuelas son, cursos patitos, nomás por negocio, eso se ha vuelto la educación, un negocio. Los maestros somos una pieza clave a pesar de las malas tretas que nos ha hecho el gobierno y las condiciones en que nos manda a trabajar, tenemos que hacer más de lo que está en nuestras manos para que no se salgan con la suya.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: ,