• Hoy es: viernes, noviembre 15, 2019

TEXISTEPEC: PARTE DE GUERRA

elmanifiesto.com.mx
abril16/ 2019

*La lucha de un pueblo, PEMEX, Lim del Puerto y la remediación ambiental en los reductos de la corrupción enseñoreada en una realidad apabullante…

 

 

El Escarabajo Roto

 

Por Enrique Quiroz García

 

En medio de un movimiento social protagonizado por lugareños de este municipio, que reclaman la remediación de sus tierras y por ende una mejor calidad de vida, así como la conformación de grupos de choque creado presuntamente por la empresa Lim del Puerto, la cual, utilizando la necesidad de los campesinos adheridos al comisariado ejidal, ayer, se vivió uno de los episodios más cruentos y dramáticos en Texistepec.

 

 

El saldo, sobre la mañana del pasado lunes, un conato de violencia entre ciudadanos convencidos de que sus tierras deben de ser remediadas para erradicar la contaminación de Texistepec y, un grupo de personas adheridas al comisariado ejidal que, quisieron obstruir un antiguo camino vecinal “argumentando” que este paso forma parte de sus tierras. Y es que, cuentan, aseguran, quienes viven al lado de esta realidad que rebasa cualquier dejo a la imaginación, que el señor José Luis Flores Sabiaur, apoderado legal de la empresa Lim del Puerto, ofreció a los ejidatarios, médicos, enfermeras, medicamentos, entre otras ofertas para que lo apoyaran a recuperar el inmueble que desde hace varios meses se encuentran en poder del pueblo de Texistepec.

 

 

Cabe mencionar que, los ejidatarios llegaron acompañados de personas de las que se presume portaban armas de fuego. Empero, se retiraron tras la aglomeración de los simpatizantes con el movimiento de la remediación ambiental y la presencia de oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública y policía municipal.

 

 

En la noche, se suscitaron otros hechos de violencia que tendrán que investigar las autoridades correspondientes. Habrá denuncia, aseguran los agraviados.
Estos hechos, tres, forman parte de una región de la que se puede presumir se encuentra en la plenitud de la impunidad.

 

 

El primero es narrado por campesinos que se encontraban en la Portada 2, también conocida como Sapo Hueso, de lo que fueran las oficinas de la azufrera, emporio y orgullo de la región, hoy, devastada que sobrevive bajo el manto de la ignominia y el olvido. Allí, aseguran, fueron recogidos por la contadora Delia Reyes Rodríguez, quien los trasladaría a sus domicilios, atendiendo la petición de los manifestantes, cuando, hombres armados los sometieron y mantuvieron en cautiverio por un corto tiempo para luego retirarse, no sin antes quitarles el teléfono celular para incomunicarlos.

 

 

A este hecho se suma el de cuatro obreros más que fueron sometidos por hombres armados que les arrebataron la unidad motriz en la que se trasladaban, para luego “aventarlos” a la batea de la unidad y abandonarlos en un paraje desolado. Se temía por la vida de los cuatro obreros, ya que, trascendió la ejecución de personas en un rancho denominado El Roblar. La tensión aumentó y creó zozobra ya que, los cuatro obreros no aparecían. Las madres y esposas soltaron en llanto, se temía lo peor, que fueran parte de la guerra entre la empresa Lim del Puerto y los lugareños apostados en el inmueble de la ex azufrera.

 

 

En “El Roblar”, autoridades ministeriales y del Servicio Médico Forense, recogían la evidencia de la refriega que dejó como saldo tres personas muertas y un herido.
Trascendió que, hombres armados llegaron al rancho a disparar en contra de las personas que habitan el lugar, quienes repelieron la agresión, asesinando a tres de los agresores y dejando un herido, el que no había sido descubierto por las autoridades, empero, una vez amaneció, fue visualizado por las autoridades y trasladado por paramédicos a un hospital de la región.

 

 

Sobre estos últimos hechos se desconoce si tengan relación con el conflicto entre Lim del Puerto y los lugareños apoderados del inmueble antes ocupado por esta empresa. Aunque es menester citar que, El Roblar es el rancho donde la citada empresa tiene a resguardo o guarda su maquinaria.

 

Estos hechos deben ser investigados por las autoridades competentes.

 

 

¿Continuarán los enfrentamientos entre Lim del Puerto y los campesinos hoy apoderados del inmueble de lo que fuera la fructífera azufrera?

 

¿Y PEMEX?

 

 

¿Y las autoridades a las que les corresponde velar por la seguridad y el orden?
¿SEDEMA y SEMARNAT? ¿Dónde están?

 

 

Urge que las autoridades correspondientes; diputados, senadores, ambientalistas de la Cuarta Transformación se rediman y sean consecuentes con su teórico plan de crear justicia social, antes de que corran ríos de sangre en el pueblo, del pueblo, entre el pueblo. No es posible que los intereses de particulares avasallen la razón y la justicia…

Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: