• Hoy es: jueves, noviembre 21, 2019

LOS ENEMIGOS DE AMLO

elmanifiesto.com.mx
abril27/ 2019

El Escarabajo Roto

Por Enrique Quiroz García

 

Andrés Manuel López Obrador fue elegido por más de 30 millones de ciudadanos que cansados de los malos gobiernos del PRI y de los dos sexenios del PAN, decidieron sufragar a su favor en busca del “paraíso terrenal” ofertado por “El Peje”.

 

 

 

“(Meade) es una persona, decente, buena y honorable”, dijo el político tabasqueño, quien desayunó en su casa con el exsecretario de Hacienda y Crédito Público.

 

 

Sí, así definió el ahora presidente de la República a José Antonio Meade, de quien podemos dar algunos datos de su vida política:

 

 

José Antonio Meade Kuribreña (Ciudad de México, 27 de febrero de 1969) es un político y economista mexicano. Fue candidato a la presidencia de México en las elecciones federales de 2018 por la coalición Todos por México, conformada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL). Durante la presidencia de Felipe Calderón fue secretario de Energía. En la presidencia de Enrique Peña Nieto ejerció como secretario de Relaciones Exteriores, secretario de Desarrollo Social y secretario de Hacienda y Crédito Público.

 

 

 

Posterior al proceso electoral López Obrador define a Meade como una persona decente, buena y honorable, a pesar de haber sido parte medular de “La Mafia del Poder”, tal y como el mismo Andrés Manuel López Obrador define a los gobiernos prianistas y perredista y que nadie en su sano juicio defendería, porque hay una realidad histórica que los señala de –incluso- asesinos en casos como la masacre de Tlatelolco, Aguas Blanca, Acteal, la desaparición y muerte de estudiantes de Ayotzinapa, entre otros casos de presos políticos y desaparecidos, amén de llevar al país a la bancarrota y a la dependencia económica con el país vecino.

 

 

 

Empero, Andrés Manuel López Obrador maquilla su discurso poselectoral, lo cambia, lo inviste de un raro misticismo mesiánico, por ejemplo, en Chihuahua, el ahora presidente de la República convocó a la unidad nacional a través del perdón, pero no el olvido.

 

 

“Aquí hay sed de justicia”. “Es tiempo de unidad y reconciliación, ya pasó la campaña, ya no estamos actuando como militantes o dirigentes, ahora tenemos que actuar como gobierno democrático, que significa escuchar y atender a todos”. “Coincido en que no hay que olvidar, pero sí perdonar, es importante que iniciemos el foro en Ciudad Juárez en un ambiente de libertad y pluralidad”, “todos sabemos la complejidad que existe. Graves problemas nacionales: corrupción, impunidad, injusticia, irresponsabilidad, inseguridad, violencia. Vamos a llevar a cabo la transformación del país, necesitamos la participación de todo el pueblo que votó por un cambio verdadero”, López Obrador dijo que el cambio será un gobierno del pueblo para el pueblo y con el pueblo, pero todos deben hacer lo que les corresponde.

 

 

Añadió a su discurso:

 

 

“Por el bien de todos primero los pobres. La paz y la tranquilidad son fruto de la justicia, no se puede resolver el problema con uso de la fuerza. No se va a resolver el problema de la violencia con masacres. El mal hay que enfrentarlo haciendo el bien”. “Pero no lo vamos a combatir con masacres, violencia con violencia, no vamos a enfrentar el mal con el mal, ni ojo por ojo, ni mucho menos diente por diente porque nos vamos a quedar chimuelos”, expresó.

 

 

El discurso lleva implícito la praxis para todos los mexicanos, es decir, para los diputados y diputadas, senadores y senadoras, gobernadores, alcaldes, regidores, funcionarios de los distintos niveles de gobiernos y para nosotros los simples mortales.

 

 

 

Es decir, el pueblo debe traducir el mesiánico mensaje en una conducta de buen ciudadano, y los funcionarios de la Cuarta Transformación, son quienes deben de ser el paradigma de este discurso pedagógico.

 

 

Bien, mis dos inteligentes y ávidos lectores, replanteo, resumo, sintetizo, este escueto intento de análisis de la realidad poselectoral de 2018:

 

 

 

Más de 30 millones de mexicanos sufragaron a favor de las promesas de Andrés Manuel López Obrador.

 

 

 

Andrés Manuel López Obrador recibe en su domicilio a Meade, a quien definió como una persona decente, buena y honorable, es decir, Meade quien sirviera a los gobiernos del PRI y del PAN resultó ser lo único limpio de la Mafia del Poder.

 

 

 

En Chihuahua, López Obrador, nuestro presidente de la República llama a la reconciliación Nacional a través del perdón, pero no el olvido.

 

 

 

La pose mesiánica de López va más allá en Veracruz y su gobernador, durante su visita al puerto de Veracruz, posterior a la masacre de 13 personas en Minatitlán, Andrés Manuel levantó la mano a Cuitláhuac García Jiménez, respaldando al mandatario estatal.

 

 

 

Cabe mencionar que, en su visita a la ciudad de Minatitlán, junto a su mentor, el gobernador de Veracruz dijo que, “Es falso, lo digo con toda seriedad, que la situación en Veracruz esté incontrolable”, enfatizó, pese a que, la tarde de hoy sábado 27 de abril, durante una ejecución a un taxista y su acompañante un menor de 3 años de edad que caminaba de la mano de su abuelita por las calles de Acayucan fue alcanzado por una bala que le dio en la cabeza, el niño se debate entre la vida y la muerte en un hospital de la ciudad de Coatzacoalcos adonde fue trasladado.

 

 

 

¿Quién es el enemigo de AMLO?

 

 

¿Quiénes son los enemigos de AMLO?

 

 

Mire usted, mis dos inteligentes lectores, creo que el primer enemigo de AMLO es AMLO, su discurso y la praxis de los mismos.

 

 

 

Sus enemigos acérrimos sus “brillantes” diputados y senadores, ejemplo:

 

 

 

La diputada de Veracruz, Paola Tenorio Adame, regaló condones con su nombre.

 

 

Gloria Sánchez Hernández, senadora de Morena, acusó a los medios de comunicación de “magnificar el drama” del ataque en una fiesta de Minatitlán, Veracruz, donde perdieron la vida 13 personas, incluido un menor de menos de 2 años de edad.

 

 

María de Lourdes Paz Reyes, diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso de la Ciudad de México, propuso modificaciones a la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal para que se prohíba la venta de cerveza refrigerada o en condiciones diferentes a la temperatura ambiente, con el objetivo de desalentar su consumo.

 

 

En el distrito XXVII los diputados se distinguen por no hacer nada productivo en materia legislativa, no así por pelear puestos en las dependencias del gobierno del Estado para sus ahijados y compadres, amén de acercar a su pareja para arreglar, acordar obras para beneficiar la constructora familiar; pero de eso daremos cuenta en otro espacio y tiempo.

 

 

 

El enemigo de AMLO es AMLO y sus “brillantes” e inmaculados funcionarios de la Cuarta Transformación…  Tiempo al tiempo…

 

 

 

 

 

Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: