• Hoy es: miércoles, enero 29, 2020

CHINAMECA: LA VENGANZA DE CUITLÁHUAC

elmanifiesto.com.mx
enero11/ 2020

El Escarabajo Roto

Por Enrique Quiroz García

Ayer 9 de enero se cumplió un año que el gobernador de Veracruz Cuitláhuac García Jiménez llegó a Chinameca. Sí, a la Chinameca enclavada en la antesala de la sierra de Santa Martha, al lado de los municipios de Jáltipan y Oteapan.
Hace un año, como reza la letra de la canción, llegó el gobernador a convencer a los chinamecanos de ceder a la instalación de un relleno sanitario para que los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque tengan donde tirar sus desechos. Chinameca dijo NO y se sostuvo pese a la oferta seductora del góber de realizar obras para este pueblo cuyo arte culinario humea en el exquisito olor de la carne de Chinameca, de las Chilindrinas, pan dorado y bañado en azúcar fina de inigualable sabor.

Hoy, a un año de la negativa del pueblo para ser el escenario de la podredumbre de los desechos de los municipios vecinos y, a un año del incumplimiento de las ofertas del gobernador Cuitláhuac García Jiménez. El góber, vía la Secretaría de Protección al Medio Ambiente, mandó a clausurar el basurero municipal de Chinameca y a retener un carro recolector de basura propiedad del Ayuntamiento chinamecano bajo el argumento de que dicho basurero contamina. Por si no se ha dado cuenta el gobernador y su séquito de sesudos asesores, tan sólo en la región sur hay más de 10 basureros a cielo abierto entre los que recuerdo a los de Minatitlán, Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Oluta, entre otros…

Esta acción del gobierno del Estado vía PMA deja en claro que el gobierno de Veracruz es un gobierno represor y que el gobernador en su investidura de diosecillo quiere dejar en claro a quienes no estén de acuerdo con sus decisiones que, el que no está con él está en su contra.

Empero, ¿qué intereses están detrás del relleno sanitario que intenta el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez instalar en Chinameca?


Porque el deseo de volver a Chinameca un municipio pútrido no obedece a una lógica de bienestar para el pueblo de marras, sino a intereses que seguramente favorecen a empresarios coludidos con el gobierno de MORENA en Veracruz.
En este momento que garabateo estas líneas, un grupo de ciudadanos se encuentra congregado en el antiguo palacio municipal de Chinameca. Policías del Estado mantienen cercados a este grupo de ciudadanos que sólo defienden su entorno y el futuro de las generaciones que los sucederán.

Hace un año, recuerdo, ancianos sostenidos en bordón, mujeres, hombres, niños, jóvenes, rechazaron las ofertas del gobernador Cuitláhuac García Jiménez. El góber huyó de Chinameca. Sus promesas quedaron pendiendo en el aire y allí permanecen. Las pancartas ondearon en las manos de los ciudadanos conscientes. El góber se estrenó en un discurso zalamero que no causó el efecto esperado. La respuesta fue la misma. NO AL RELLENO SANITARIO.

Las mantas cuya leyenda NO MENTIR, NO ROBAR, NO TRAICIONAR le recordaba al gobernador porqué votaron por él…

Empero, el mandatario estatal no llegó a sumarse a la demanda de los ciudadanos.

No.

Cuitláhuac García Jiménez, imberbe en el convencimiento de las masas, quiso alentar a las mayorías a su oferta de obra pública para algunas comunidades de este municipio, quiso pues, comprarlos con la idea de una mejor calidad de vida a cambio de la eterna pestilencia que generaría el relleno sanitario y su paisaje deprimente en que se convertirían las comunidades de Chinameca.

El pueblo dijo NO.

Hace un año me preguntaba:

¿Desistirá el gobierno del Estado del relleno sanitario en Chinameca?

¿Cuánto pagarían por tonelada de basura los ayuntamientos en caso de que el relleno sanitario se imponga en Chinameca?

¿Cuántas obras dejarían de hacer los ayuntamientos para pagar la basura que se depositaría en el relleno sanitario?

¿Tienen capacidad los ayuntamientos para mantener un negocio privado como lo es el relleno sanitario?

Hoy, a un año y un día del estreno vergonzoso del góber de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez inició su venganza en contra del pueblo de Chinameca al mandar a clausurar el basurero municipal de este pueblo que se negó a ser escenario de la basura de tres municipios 10 o 15 veces más grande. El argumento, que el basurero contamina el medio ambiente. La venganza despide también un hedor no muy agradable al medio ambiente…

Etiquetas: ,
    A %d blogueros les gusta esto: