• Hoy es: sábado, abril 4, 2020

EL TERCO DE MACUSPANA

elmanifiesto.com.mx
marzo06/ 2020

ColumnaSinNombre
@pablojair

Por Pablo Jair Ortega

+ Con moscos, sin insumos y acoso en Hospital de Boca.
+ Cancelan viajes de tren entre CDMX y Veracruz.
+ Nunca hubo orden de aprehensión contra el diputaco.
Que no hay coronavirus en Veracruz, confirmaron anoche.

–Chopenjawer doctor

Si existe gente conocida por ser muy terca y aferrada son precisamente los sureños. (Ojo: lo dice un sureño).
Un grupo del Istmo que destaca por tercos, son los juchitecos de Juchitán, Oaxaca. Los «tecos» (una manera tradicional abreviada para llamarles con cariño, aunque también se usa para forma despectiva) tienen una gran presencia en Minatitlán, donde incluso han llegado a ser líderes petroleros y son una de las comunidades más grandes de la ciudad, que hasta tienen una colonia llamada Gravera mejor conocida como «Juchitán Chiquito».
Los «tecos» en la historia también tienen papeles destacados y se han convertido en leyendas. Uno de ellos es que la escolta personal de Porfirio Díaz estaba conformada por juchitecos, conocidos por lo estoicos y bravos que son.
Otras anécdotas narran que «La Güera» Alcaine llegó a tener un guardaespaldas «teco» que conoció cuando le impidió el paso a un evento que iba a encabezar, hasta que alguien le dijo al «cadenero» que tenía que dejarlo entrar porque el viejo era el líder. Precisamente por su tozudez, Alcaine lo contrató como asistente privado.
Hace poco un gran amigo me contaba que también hay «tecos» en la Cuenca del Papaloapan, más específicamente en Tres Valles. Una familia muy conocida de esta etnia zapoteca era la de las hermanas López, quienes llegaron a instalarse aquí provenientes precisamente del Istmo.
De esta familia surge el padre de Andrés Manuel López Obrador. Una de esas hermanas sería la abuela del hoy presidente de la república.
Otros conocidos por tercos son los tabasqueños. Familiares han vivido en Tabasco por años por cuestiones de trabajo o estudio y son testigos de lo anterior: son gente con la que prefieren no discutir porque no les vas a ganar. Si el cielo es azul y ellos dicen que son verde, pos mejor diles que sí para que no entres en broncas.
Son gente con una cultura propia muy particular. Gastronomía única como el cóctel de camarones que sirven caliente y en caldo: para ellos eso es un cóctel de camarones y no la hagas de tos.
Con todo y que son tercos, se aprecia mucho a los amigos de Tabasco con quienes llegamos a convivir.
El pasado domingo, el presidente de la República encabezó el Programa de Mejoramiento Urbano y dialogó con pueblos indígenas de Tabasco, en el municipio de Macuspana (su tierra natal), pero a minutos de iniciado el evento público, el mandatario tuvo que guardar silencio y el motivo fueron los constantes gritos de los tabasqueños.
«No voy a hablar, ya saben que soy terco, hasta que escuchen».
Uno pensaría que Andrés Manuel es de los presidentes que escucha (quizás lo haga muy en privado), pero todo apunta a que en público no lo es. Él mismo admite que es terco y ahora sabemos que no sólo es por ser tabasqueño, sino también por tener sangre teca: o sea, doblemente terco.
Por algo la terquedad en convertirse en presidente en una lucha de muchos años; por algo la terquedad en la rifa que no es rifa del avión presidencial sin avión presidencial; por algo la terquedad de echar abajo el aeropuerto de Texcoco; por algo la terquedad de mantener boletas electorales en resguardo de las elecciones de 2006.
Hay muchas situaciones que se explicarían de manera sencilla: es la necedad del presidente López Obrador. Y el caso más reciente, el seguir manteniendo una confrontación contra el feminismo o de seguir usando a los fantasmas recurrentes del «neoliberalismo» o «conservadores» para justificar fallas o errores en el gobierno.
Uno quisiera pensar que esa terquedad podría ser una virtud, como la larga lucha de Andrés Manuel para alcanzar por fin ser gobernante.
Uno quisiera creer que se mantiene firme o inamovible en su actitud por causas y motivos justificables, pero de repente da señales de que la terquedad le está desgastando. Ejemplo: su estrategia de las conferencias «mañaneras», que parecen todavía rendirle ciertas ventajas pero ya también han sido criticadas por obcecarse en hablar mucho, pero decir poco.
A estas alturas no podemos hablar de un terco malo o bueno. Un terco es eso: practicante de la terquedad. Un necio, pues, aferrado a ideas o posturas.
Lo bueno es que por lo menos sabemos que todo esto puede tener un origen meramente genético.
NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Siguen las deficiencias e irregularidades en el Hospital de Boca del Río. Para empezar, están lloviendo las quejas de usuarios porque se ha detectado una plaga de moscos que ha inundado al lugar por dentro y por fuera. Los quirófanos no están funcionales y están improvisando con salas; siguen también sin material e insumos médicos… A lo anterior súmense casos como el de un enfermero llamado Andrés Xiolo, a quien han acusado de presunto robo de material del mismo nosocomio y acoso en contra mujeres… ¿Pos qué desmadre se traen ahí? ¿Nadie puede meter orden de plano?
OTRA NOTA: Aquí en Veracruz ya se desalojó con la fuerza pública a los grupos disidentes del SNTE (elbistas) que tenían tomadas las vías del tren para presionar que se lance la convocatoria de renovación de la dirigencia nacional de dicho sindicato antes que las convocatorias para renovar las seccionales; pero en Puebla parece que el «gober consentido» Barbosa no se ha puesto las pilas y de plano este jueves Ferrosur informó que se ha visto imposibilitado para movilizar sus trenes y suspendió las rutas que corren entre Veracruz y Coatzacoalcos y el Valle de México. Son 144 trenes detenidos y cerca de 440 mil toneladas en terminales. El punto en conflicto es en San Marcos, en el municipio Rafael Lara Grajales, en Puebla, donde ya llevan casi 10 días bloqueando los elbistas.
LA ÚLTIMA PORQUE ME CONVIERTO EN MARCIANO: Nunca hubo orden de aprehensión en contra del exdiputado Erik Iván Aguilar López; nunca hubo interés por capturarlo, aunque varios medios se empinaron diciendo que ya había sido aprehendido por agentes ministeriales, nunca ocurrió tal detención. De hecho, se sabe que Erik Iván va a enfrentar su proceso en libertad y las investigaciones van a continuar por parte de la Fiscalía General del Estado. El otro escenario sería que si durante el proceso la fiscalía lo encuentra responsable de algún delito, entonces sí ya le giran la orden de aprehensión y podría enfrentar el proceso también en libertad si le dan el beneficio de la fianza o caución. En realidad a la 4T sólo le interesaba sacarlo del Congreso y recuperar una curul perdida.

Etiquetas: ,
    A %d blogueros les gusta esto: