• Hoy es: sábado, abril 4, 2020

MARCO MARTÍNEZ DE CARNE Y HUESO

elmanifiesto.com.mx
marzo19/ 2020

*El ex alcalde de Acayucan da a conocer sus orígenes, sus aspiraciones políticas y su deseo de crear un hospital de especialidades y un CRIVER en Acayucan… así como su trabajo humanista a través de la Promotora Martza, que estará cumpliendo 27 años de haber sido fundada con el propósito de ayudar a los deportistas a los que hoy se añaden los enfermos y personas de la tercera edad…

#Entrevista

Por Enrique Quiroz García | El Manifiesto | Acayucan, Ver.
Marco Martínez es un personaje en Acayucan.
Tiene 51 años de edad y 45 años de estar viviendo en esta ciudad, aunque es originario de Vicente, Oaxaca, “a un costado de Tierra Blanca, Veracruz”, nos cuenta.

Marco Antonio Martínez Amador fue presidente municipal de Acayucan y ha sido promotor del deporte de toda la vida. 27 años ya de promover el deporte y añadió a este quehacer, el apoyar a quienes padecen enfermedades o carecen de dinero para pagar sus tratamientos médicos.

En la calle es normal escuchar a los boleros, comerciantes y profesionistas hablar de tú a tú con Martínez Amador. Marco Martínez es un hombre extrovertido y controvertido. Su andar por la política no lo alejó de su afán de ayudar a quienes menos tienen a través de la Promotora Martza, empresa familiar que le ha dado satisfacciones espirituales y lo ha comprometido con la difícil tarea de abatir el mal que aqueja a los sectores más vulnerables. E incluso, se llegó a cuestionar una vez terminó la presidencia municipal que, su apostolado a favor de las clases marginadas terminaría con su gobierno, empero, ya va para el tercer año de haber dejado la investidura de primera autoridad municipal en Acayucan y su trabajo a favor de las personas de la tercera edad, de los deportistas y de los enfermos no cesa. Vayamos a la entrevista que preparamos para que conozca usted a Marco Antonio Martínez Amador, de carne y hueso.

 

-A pregunta expresa de este reportero, Marco Antonio Martínez Amador se devela.

-Acayucan es una ciudad muy productiva. Venimos de aquí de la Arena, una comunidad que pertenece a San Juan Evangelista, con una mamá guerrillera, con muchas ganas de sacar adelante a su familia, porque cuando yo cumplí 3 meses de nacimiento muere mi papá y deja a todos en orfandad. Nos arropan mis abuelos en Loma Bonita y mi mamá muy emprendedora sabía que ahí no íbamos a salir a otra misión y ella quería que yo estudiara, que el niño que quedó en sus brazos huérfano saliera adelante, -se trazó ella una meta- que iban a sacar adelante, entre todos, a Marco Martínez y llegamos a Acayucan, una ciudad que yo le debo muchísimo, porque todos empezaron a trabajar y a mí me dieron la oportunidad ya cuando empecé a desenvolverme a la edad de 7 u 8 años, a trabajar.
Marco Antonio Martínez Amador es el menor de cinco hermanos, dos mujeres y tres varones. Estudió, nos cuenta: “En el CBTIS 48 y me metí para contador privado y la terminé, te sé de administración, te sé de muchas cosas. De pequeño vendiendo todo. Siempre quise ser administrador y ahorita soy administrador de mi empresa que tiene 25 años y vamos para 26 de haberla creado. Me voy, pero ya no concluí la de ingeniería porque era tanto el trabajo y tanta la responsabilidad, pero en carreteras y puentes ya son 25 años que estamos haciendo y construyéndole a la Secretaria de Comunicaciones y Transporte”, expresa.
Para muchas personas cuya infancia fue de pobreza y por ende de carencias, recordar los primeros años de vida no es grato, sin embargo, para Marco Antonio Martínez Amador es una época que rememora y cuenta sin rubor alguno, porque la disfrutó al máximo.

 

“Mi infancia fue bonita, todo lo que fuera trabajo por enseñanza de mi mamá, muy bonita, híjole, ayudar a mis primos a dejar los becerros para ordeñar al otro día muy temprano, el ganarse cortando dos o tres costales de chile en el rancho, el traerse unos puercos a vender en pleno centro en esa época, traérnoslas en la lechera, era muy emocionante. Yo le daba a mi mamá mi aportación, desde muy pequeño, me quedaba con un porcentaje. Y luego vi que aquí en Acayucan había muchas actividades para ganarse el dinero, lo que nos hacía ella para vender todo vendíamos: tamales, tortas en la terminal. Luego me meto a bolear zapatos en las casas, luego a repartidor de periódicos, luego a vender churros, vender de todo; era muy gratificante todos los oficios que tuve. Me metí a un taller: sé arreglar marchas, alternadores, duales, me emociona hacerlo, sé embobinar. Luego me meto a un taller de clutch y balatas. Yo agradezco mucho porque fue donde más demoré y tuve la oportunidad de tener un gran patrón de Tepeaca, Puebla, pero todo lleno de emoción. Muchos dicen situaciones diversas, pero la pobreza la disfruté al máximo, no me avergüenzo de decir todos los oficios que tuve. Se avergüenzan muchos amigos que dicen, oyes Marcos, pero…por qué voy a negar; teníamos nuestro fogón aquí cuando llegamos, la casa de lámina con un tamarindo, jugábamos en la calle, gracias a mis hermanos a mi mamá terminé mis estudios: la primaria, la secundaria y el CBTIS, todo muy emocionante. Acayucan es un municipio muy productivo. Me tocó la barbasquera, me tocó la Arrocera, ahí jugábamos en los cerros de arroz. Me tocó los beneficios de café, me tocó ver la Llanura, me tocaron todo eso y yo veía todo muy productivo. Yo afortunadamente tuve la bendición de mi mamá que siempre me pidió su casa. Me decía: yo quiero que tú me construyas mi casa, yo quiero que tú me regales mi casa. Yo quiero que tú estudies, yo quiero que seas…y así fui impulsado y respaldado por mis hermanos y en el año de 1993 me saco media serie de la lotería nacional, que eso fue lo que vino a cambiar, no para mal, que luego muchos sacan un premio o llegan a tener y empiezan a destrozar a los suyos, lo primero que hice cuando me saque la lotería nacional fue construirle su casa y ahí frente al campo deportivo La Arrocera, ahí está la casa. Soñé siempre con tener un rancho y ahí está en La Cerquilla 30 hectáreas y puse mi gravera y ahí cambió y, (una vez un compromiso a la iglesia) digo, pues ahora a devolverle algo a toda mi gente; yo a todos los que andan vendiendo pan, los que venden tortas, los que bolean zapatos, los que lavan carros, yo los admiro porque es un trabajo muy digno y a partir de ahí dije. A echarle montón a los enfermos; pero antes no había tanto enfermos. Me apoyé mucho en el deporte, me dije vamos a promover a los niños a los jóvenes que no se pierdan en la drogadicción, que sean el orgullo de su familia y empecé apoyar al deporte: nace Promotora Martza en el 1993 y es un trabajo constante. Hoy desgraciadamente por los alimentos, por los cuidados, muchos factores que hay, la problemática en el sector salud, el 70 por ciento que hoy atendemos son enfermos y el 30 por ciento son deportista, pero, disfruto mucho ayudar a alguien que no lo puede, una persona de la tercera edad, un enfermo o alguien que no tiene al alcance para un medicamento, eso es lo que más me gusta hacer.
-Insististe a través de diversos partidos políticos llegar a presidir los destinos de Acayucan, cuéntanos, ¿cómo se fue dando este proceso que te llevó a ser presidente municipal de Acayucan?

-Al cumplir 17 años de la promotora Martza, yo decía, por qué cuando llegan cambian, por qué cuando llegan no contestan, por qué cuando están en el poder se vuelven, no sé, pierden el piso. Y me decían personas que yo ayudaba en esa época, es que ser político es ya no contestar los teléfonos, es sentirte más, pero por qué, es lo que no entendí, un día me hicieron una propuesta. Oye, ¿quieres contender? Y les dije, pues sí me gustaría para ver qué se siente, porque dicen que estando en una silla te cambia, o será la silla o será la persona o será lo frustrado que a veces está uno. Participé y por situaciones que desconocía me engañaron unos políticos que me daban por un partido y terminé en un partido que se llama Nueva Alianza, con muchísima gente que se vio beneficiada, pero no tenía yo la malicia de qué era un RG y contiendo y lo único que logré meter fueron 3 regidurías y me pregunté por qué perdí si tengo a la gente o por qué, pero no sabía que era…me empecé a preparar…No me dio tiempo de pensar por qué perdí y me empecé a preparar; me asesoré, platiqué con expertos en la política y les pregunté: ¿Qué es eso de RG? ¿RC? Estaba tan decepcionado de los partidos que busqué un partido que no fuera de los que había, es donde nace un partido que es Alternativa Veracruzana, (AVE) y es donde yo digo, yo voy, pero voy solo, el puro partido, con mis amigos y aliados, y ahí fue donde se ganó. Y sí, fue una satisfacción para mi mamá, para mis hermanos, para mis familiares, pero, no me he podido quitar esa estafeta de decir, Marcos es el gran político, Marcos por qué, Marcos por qué sigue ayudando. Mi proyecto político –no pudiera yo llamarlo de esa forma, que quede así con esa estafeta- es un proyecto personal de la Promotora Martza. ¿Hasta cuándo voy a dejar de servir? Hasta que diosito me llame. Esa es la conclusión y ya vamos para 27 años. Me emociono como decíamos hace rato; 28, 29 y ojalá dios me dé mucha salud, mucha sabiduría para seguir ayudando a las personas que no lo pueden, es el reflejo de mí mamá, a los de la tercera edad, a las personas emprendedoras, y esa ha sido la situación. Salgo de la administración, siempre contesté los teléfonos, mi prioridad, aparte de darle una imagen al municipio que ya requería, ayudamos siempre a los enfermos, no hay un enfermo que haya llegado conmigo que se le haya negado el apoyo, eso lo digo de frente porque era uno de los objetivos y se logró, nadie batalló por una ambulancia, nadie batalló por un medicamento, nadie batalló por un trasladado, nadie batalló , de Estados Unidos trajimos a más de 30 personas, aquí los entregamos a sus familiares, y todo lo que se decía que no se podía hacer, aquí se hizo. La gran vocación que tuve de servir, y eso de servir me ha ayudado muchísimo, andar en todas las calles, colonias, comunidades, con la frente en alto, los enemigos, las personas que dicen que son mis enemigos, cuando hay una expresión hacia mí yo les mando bendiciones, porque realmente no les cumplí un capricho, a lo mejor no me presté algún chantaje, a lo mejor, pero caminar con la frente en alto en compañía de mi familia, desafortunadamente se fue mi esposa, me deja dos grandes hijos, tengo a mi mamá y a mis hermanos, y el orgullo para ellos es que yo puedo caminar en todos lados, no hay una persona hasta ahorita que me haya faltado al respeto, un insulto, al contrario, siempre es una gran satisfacción servirles, porque es lo que yo tengo, servir.

– ¿Saliste satisfecho de la presidencia municipal de Acayucan? ¿Te sientes satisfecho de esos cuatro años de administrar los recursos públicos de Acayucan? ¿Qué hiciste? ¿Qué te faltó por hacer, Marcos?

– ¡Híjole! Faltó mucho por hacer, pero en la fractura que tuvimos con el gobierno estatal que no depositó lo de 4 meses, lo último de los 4 meses, pero sin embargo y gracias a dios puedo decirte que no se le quedó a deber a ningún compañero, no son empleados, eran compañeros míos, por eso es que me ves tranquilamente en el parque, por eso ando por todos lados, porque si yo hubiera querido me quedo con todo el mes de la nómina, no les pago y yo gozo de una gran situación económica. No, mejor preferí pagarles a todos los compañeros que ahí están, se les adelantó, se les dio su aguinaldo, sus dos quincenas, ganaban muy bien y ahí está. Satisfecho porque hice muchos amigos, compañeros, pero en Acayucan falta más por hacer.

– ¿Qué te faltó? ¿Qué le faltó a tu administración por hacer? –Insisto-

-Un mercado de primer nivel como el que ya está la maqueta, un proyecto muy bonito, también un hospital de 70 camas, de alta especialidades, en honor a las personas que están con alguna discapacidad, para las personas que se tienen que ir a las diálisis, las personas que van por las quimios. Acayucan ya requiere de un centro de especialidades aquí. Lo gestioné, quedó el proyecto y eso es lo que más ahorita nos está pudiendo, de que falta en Acayucan y por la geografía de dónde marca Acayucan y cuántos municipios tenemos alrededor, ya debemos de tener un CRIVER, ya debemos de tener un centro de especialidades aquí, porque es una locura, te vas por una quimio hasta Xalapa y no tienes el recurso, cómo le haces. O vas a que te drenen a Mina o Coatza y no hay dinero, y esa es la impotencia que yo traigo adentro, con mi asociación civil voy a participar para ver como empatamos con ese proyecto a que se gestione, a que ese proyecto que ya requiere Acayucan, eso puedo decir que me faltó en honor a todos los enfermos que tenemos aquí en el municipio y en la región.

-Marcos, a tu gobierno le tocó estar dentro de uno de los sexenios más criticados en la historia de los gobiernos de Veracruz, el de Javier Duarte y, tu cercanía con Alfredo Trees, y los negocios de Alfredo Trees con el gobierno de Javier Duarte, ¿mancha de alguna u otra forma tu imagen y el trabajo político a lo largo de tu vida?

-Cada quien es responsable de sus actos, yo a ellos no los puedo juzgar, no puedo decir avalo o esto, cada quien debe de ser responsable de sus propios actos, yo te puedo decir que, a Acayucan no le toqué recursos que no fueran míos, ¿por qué? Porque afortunadamente en esa época mi empresa, la venta de asfalto y ahí está la planta, a veces teníamos que hacer para pagarles a todos así. Yo mi sueldo lo tenía que convertir en medicamentos, ósea, yo manchado no creo estar, realmente, por qué, ahí están los carnavales, ahí están las ferias, ahí están los sueldos que se le pagaban a todos los de limpia pública, protección civil, ahí está la transformación del municipio, nunca chillé desde el primer día que entré a la administración, hasta el último día, nunca se le quedó a deber una quincena a ningún compañero de trabajo. Más, sin embargo, fiestas festividades, atracciones para nuestro municipio, se dieron. Lo que sí, los últimos meses que no nos llegaron, se tuvo que demandar, y ya llegó el recurso aquí al municipio, he andado aquí de frente a la ciudadanía y dando gracias a dios que después de un tumor que me salió en la cabeza, aquí estoy.

– ¿Aspira Marcos Martínez a contender por algún cargo público en el proceso electoral 2021? Se te menciona que contendrás por la diputación local bajo las siglas de MORENA. ¿Qué tan cierto es esto? Porque, además, desde que sales de la presidencia municipal no has parado, pareciera que andas en campaña.

-No, fíjate que, el día que no ayudo a un enfermo o algo, como que me siento mal, como que ese día… no ha pasado, porque todos los días hacemos acciones. No. Es una bendición que me dan, un abrazo sincero, eso es una desesperación que yo necesito y por eso cuando llegan a la casa los atiendo, cuando me los encuentro en la calle los atiendo, me bajo y todo, esa es la capacidad que me dio dios para atender y recordar aquellas épocas en que también nos tocaba a nosotros batallar cuando nos enfermábamos, íbamos con el puro bálsamo bengué que nos tallaba, nos poníamos el acuyo con grasa de pollo, y todas esas cosas que no había para medicamentos, pero ahorita mi proyecto es familiar, mi proyecto es sacar adelante a mis hijos, todavía no puedo decir porque no son tiempos de política, pero, como persona todo mundo tiene un interés, todo mundo puede decir, ojalá, y si no se dan las consecuencias y no se dan…no pasa nada, se los juro, yo quisiera que pasara esta contienda y que no fuera yo candidato para que vea la ciudadanía que voy a seguir al mismo ritmo y ojalá en otra entrevista estemos celebrando los 30 años de la Promotora Martza y que no tenga ningún cargo, porque muchos, apenas dicen…algo quiere, por qué lo va hacer y, es difícil a veces estar explicando; pero la realidad es que yo requiero de muchas bendiciones para que me vaya bien a mí y a mí familia, de muchas cosas buenas, porque qué bonito cuando te invitan a comer a su casa, cuando te invitan a un cumpleaños; eso es lo que me gusta.

-Marcos, ¿de dónde salen los recursos para aguantar más de dos años de asistencia social, de manera independiente porque no tienes un recurso público como cuando fuiste alcalde y había partidas presupuestales destinadas para abatir determinadas necesidades?

-Fíjate que, los recursos, todos los recursos, es la amistad que yo tengo de todos mis amigos, hicimos un evento que fue muy sonado y muy fuerte en el ciclismo a nivel estatal, participaron 12 empresarios que me dijeron lo que quieras. Ahorita acabamos de hacer, de juntarnos otros 6 amigos e hicimos la coperacha y una acción fuerte que hicimos en apoyo al hospital, realmente todos los días me llegan: “Oye Marcos tenemos cajas de medicamentos, manda por ellas”. “Tenemos ropa”. “Tenemos brigada de corte”. Tenemos 50 convenios con especialistas que nos dan el 50 por ciento de descuento, que a veces ando sin un peso, pero siempre hay un amigo que dice, Oye Marco tengo este medicamento. Hay mucho medicamento que es usado, pero en buenas condiciones. Ahorita tengo en espera a 8 personas que quieren sillas de ruedas, son sillas de ruedas usadas. Es el desgaste físico, porque económico pues no. No estamos ahorita para regalar una silla de rueda nueva, sí usada y en buenas condiciones, ósea, no es de recursos, es de voluntad.

-Si existiera la posibilidad, no remota, de que contendieras por la presidencia municipal de Acayucan en el proceso electoral 2021. ¿Contenderías?
-Pues, fíjate que ahorita no me da mi mente como para pensar, yo le mando muchas bendiciones al que está ahorita, porque realmente estar ahí es hacerte responsable de todo, y ahorita mi responsabilidad total son mis hijos, es mi familia, ahorita ando totalmente desestresado, ayudando a las personas, pero ya estar en un cargo, tendría que consensarlo con mi familia.

– ¿O aspiras a una diputación local o federal?

-Ahorita por lo pronto no.

– ¿Te ves como diputado, Marcos?

– ¡Híjole! ¡A su mecha! Lo platicábamos el otro día, si yo fuera diputado, como dice mi admirable Cantinflas. Si yo fuera, iba a ser de esos que anda tocando puertas, así como ahorita que toco puertas con todos mis amigos empresarios, sí este, realmente sería un diputado incansable, pero ahorita por lo pronto, no, no, estoy bien así con el ritmo que traigo de trabajo, cada día los empresarios se están sumando más, las personas que nos regalan cajas de diálisis, medicamentos, ropa, calzado, así estoy bien ahorita…

– ¿Cuál consideras que ha sido el papel de los diputados en general? ¿Le han quedado a deber al pueblo?

-Cada quien tiene su programa de trabajo. Yo ahorita, después de que fallece mi esposa, yo me olvido, ósea, no han tenido el tiempo de ver sus comisiones, a lo mejor por sus comisiones que traen, a lo mejor son los proyectos que ellos… pero, como te decía yo, si ellos actúan mal serán juzgados, si ellos consideran que están haciendo mal, pues, ellos solitos, la gente no perdona, la gente luego se te queda viendo. ¿No? Pero estoy trabajando así, yo lo único que pido es salud, para seguir ayudando a los que menos tienen, a los que no pueden y que cumpla yo muchos años en la promotora.

– ¿Qué significa Acayucan para ti?

-Muy municipio muy bonito, lleno de muchas cosas viables, como para emprender un negocio, como para sacar adelante una carrera de tu hijo, para trabajar en cualquier situación, un municipio muy benefactor, muchas personas que hemos llegado aquí y con el esfuerzo de trabajo y de la clase baja, hoy los veo como empresarios que se han dedicado a trabajar. Acayucan es un municipio muy especial, dotamos de muchos servicios a varios municipios que están alrededor.
-Marcos, quieres agregar algo a esta entrevista.

-Pues que, por favor, hoy por aquellas personas que no pueden, mañana puede ser por nosotros, ese es mi lema, uno nunca sabe cuándo va a caer uno en cama y que alguien te lleve un pan, un vaso de agua, un refresco, un medicamento, así que, caminar por esta vida ya sin envidia, sin rencores, porque el día en que me llame dios, definitivamente ahí se queda todo…

Etiquetas: ,
    A %d blogueros les gusta esto: