*“El influyentísmo es lo que ya no se debe de hacer, la señora no se ubica en qué parte de la historia está, porque no estamos en el antiguo régimen, se supone que son personas honorables, respetables, que deberían de combatir el influyentísimo para que todos tengan las mismas oportunidades, porque todos merecen trabajar, hay constructores que merecen trabajar y no van a tener las oportunidades de realizar obras pues porque no son esposos de una diputada, como es el caso de la señora legisladora y su esposo que es constructor y sabemos que se está beneficiando con obras en varios municipios del estado”.
Por Enrique Quiroz García | Acayucan, Ver.- “Es inadmisible que la señora que dice ser legisladora (Deisy Juan Antonio) haga el trabajo de alguien que es ejecutivo (Secretario de Salud y Secretario de Desarrollo Social) es inadmisible que el gobierno la favorezca para que se placee, para que se dé baños de pueblo con dinero de los veracruzanos, por que no es dinero personal, es dinero del erario público, y eso es lo que siempre hemos criticado, siempre lo hemos combatido y no vamos a dejar de señalar las cosas cuando se estén haciendo mal, cuando estén perjudicando a la sociedad, sobre todo en esta situación que estamos viviendo y ellos con esa hambre de poder, esa locura que les entra cuando tienen un cargo público, que pierden el piso, arrebatan y atropellan la dignidad del ciudadano”, comentó Ramón Tlazalo Martínez, en relación al evidente apoyo del gobierno del estado para que la señora Deisy Juan Antonio se de baños de pueblo con dinero público.
Y es que, desde que doña Deisy se sentó en una curul del Congreso Local, tuvo vara alta para poner e imponer a empleados en las distintas dependencias del gobierno del estado en Acayucan y los municipios de la región, así como, beneficiar con obra pública a su marido, dueño de empresas constructoras, lo que contradice los principios básicos del partido político que la postuló. En ese sentido, Ramón Tlazalo Martínez, expresó:
“El influyentísmo es lo que ya no se debe de hacer, la señora no se ubica en qué parte de la historia está, porque no estamos en el antiguo régimen, se supone que son personas honorables, respetables, que deberían de combatir el influyentísimo para que todos tengan las mismas oportunidades, porque todos merecen trabajar, hay constructores que merecen trabajar y no van a tener las oportunidades de realizar obras pues porque no son esposos de una diputada, como es el caso de la señora legisladora y su esposo que es constructor y sabemos que se está beneficiando con obras en varios municipios del estado”.
Ramón Tlazalo Martínez fue uno de los pioneros de la formación de MORENA en Acayucan, hoy, al ver cómo los actuales diputados y funcionarios de MORENA están más preocupados por enriquecerse, exclama:
“Me indigna porque le están partiendo la madre a la esperanza de un pueblo que votó, que se volcó a las urnas, con este tipo de actos, esto es inadmisible, no debe de ser, no debería de ser, estos actos son reprobables, me indigna la actitud de la señora, y lo digo como ciudadano, como un ciudadano que observa y que piensa, qué sería de Acayucan, si esta señora llegara a cumplir su sueño personal de ser alcaldesa para favorecer a su familia, no tienen idea de lo que es servir, de los que es un siervo, servir, para eso se necesita más que un saludo de manos, una sonrisa y unas despensas, hay que tener vocación, que la gente vaya analizando, que todo aquel que te llega con dadivas no te va a cumplir, porque significa un retroceso para nuestro pueblo y para nuestra sociedad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.