• Hoy es: viernes, octubre 23, 2020

CELERINO BAUTISTA LUIS: LA EDUCACIÓN COMO PRÁCTICA DE LA LIBERTAD

elmanifiesto.com.mx
junio08/ 2020

El Escarabajo Roto
Por Enrique Quiroz García

El profesor Celerino Bautista Luis era un hombre de convicciones.
No era un profesor más.
Celerino se formó bajo el corazón palpitante de Makarenko y el ideal revolucionario de Freire.
No era un profesor más.
Era un profesor forjado en la teoría y en la práctica revolucionaria que pretende no la simulación de un pueblo educado para servir, sino en el ideal revolucionario de educar a un pueblo para ser libre y vivir con libertad y justicia social.
Celerino luchó para sacudir las conciencias del profesorado veracruzano educado para obedecer. Platiqué con él en más de una ocasión, desde antes de que iniciara la lucha que garantizara los derechos del profesorado veracruzano, del profesorado nacional. Celerino Bautista Luis era originario de uno de los cuatro municipios que conforman la sierra de Santa Martha: Tatahuicapan, fuente de inspiración para la creación de una pedagogía que incluyera las etnias excluidas por la educación indígena de los gobiernos de derecha que tanta marginación y pobreza heredaron a los indígenas de México.
“Nuestro proyecto pedagógico se integrará a nivel nacional a la ruta crítica que tiene la SEP para el 2021 en lo que han llamado La Nueva Escuela Mexicana, nosotros empezamos con la idea de construir un proyecto pedagógico propio para Veracruz, ya que las actuales asignaturas no contemplan las 15 lenguas originarias de las 15 culturas étnicas que conforman nuestro estado y la idea es que en un futuro aparezcan en los libros de textos”. En eso trabajaba Celerino Bautista Luis, hasta antes de su muerte, como director de Educación Indígena del Estado de Veracruz.
Porque Celerino sabía que, como sentenciara Anton Semiónovich Makarenko uno de los pedagogos más emblemáticos de la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, cuya teoría revolucionaria aplicó en la famosa Colonia Máximo Gorki, que reunía a los huérfanos de la guerra del 17 y a otros exponentes del lumpen proletariado. El resultado de la pedagogía colectivista devolvió la dignidad humana a los educandos y, a la sociedad de aquellos tiempos, la esperanza de una sociedad más justa y de progreso económico y por ende social para el país.
“La educación no está al servicio de la individualidad, sino pensada para la colectividad, la persona al servicio del bien común”.
En México, algunos estados como Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Campeche y Michoacán, han presentado proyectos pedagógicos que rescaten la cultura y las lenguas originales de cada entidad, ya que, los grupos étnicos han sido históricamente asesinados desde adentro, es decir, la Secretaría de Educación Pública, SEP, cuyo primer secretario fue el filósofo mexicano José Vasconcelos, quien después de su exilio vuelve a la Ciudad de México y es nombrado por el presidente interino Adolfo de la Huerta (1920) rector de la Universidad Nacional de México, donde expuso: “Yo no vengo a trabajar por la Universidad sino a pedir a la Universidad que trabaje por el pueblo”, ha estado al servicio de la clase política en turno, esa ha sido la historia de la Secretaría de Educación Pública: aliada del decadente sistema político mexicano.
Celerino era consciente de su papel histórico, como indígena, como profesor y como revolucionario. Veracruz alberga 15 lenguas originales, dos o tres de ellas son de reacomodo. Empero, de las 15 lenguas originales que enriquecen a cada región sólo tres o cuatro aparecen en los libros de texto y, por si poco fuera, profesores bilingües radican en regiones donde su lengua original le es ajena. Por ejemplo, un profesor cuya lengua es el totonaca es enviado como docente al sur donde se habla el popoluco o el náhuatl, lo que dificulta el proceso de enseñanza-aprendizaje, ya que, el docente tiene que aprender la lengua propia del lugar y los usos y costumbres de la región. Esta es la realidad de la educación indígena en Veracruz, aunado a que los planes y programas de educación le son ajenos a la situación socioeconómica que circunda a que cada región.
Bautista Luis era consciente de esta realidad y, en entrevista nos relató:
La problemática es compleja, porque cambió el gobierno, tenemos un gobierno más humano, un gobierno que piensa en su pueblo; pero no cambió el régimen. Nuestro proyecto pedagógico se integrará a nivel nacional a la ruta crítica que tiene la SEP para el 2021 en lo que han llamado La Nueva Escuela Mexicana, nosotros empezamos con la idea de construir un proyecto pedagógico propio para Veracruz, ya que las actuales asignaturas no contemplan las 15 lenguas originarias de las 15 culturas étnicas que conforman nuestro estado y la idea es que en un futuro aparezcan en los libros de textos”.
Este proyecto de educación indígena en Veracruz está siendo respaldado por académicos de la UV, de la Universidad Pedagógica Nacional, UPN, así como de la Universidad Pedagógica Veracruzana, UPV, técnicos pedagógicos, quienes, junto a antropólogos y docentes bilingües de todo el estado, construirán el temario que presentarán a la SEP y a la SEV para que se añada a los programas y planes de estudios.
Celerino Bautista Luis era consciente de la realidad que le acontece, en Michoacán, me comentó alguna vez, son 3500 docentes bilingües y tienen avances significativos en materia pedagógica, en Veracruz somos más de 7 mil maestros y estamos empezando. Entonces, si Michoacán tiene avances teniendo la mitad de docentes de lo que tenemos en Veracruz, Veracruz tiene que tener una pedagogía propia que rescate la cultura ancestral y sus tradiciones, puntualizó.
El también ex alcalde de Tatahuicapan fue más allá de una propuesta inmediata. Porqué, quiénes se están haciendo cargo de la educación de los niños y jóvenes indígenas, pregunté a Celerino. Egresados de la UPN y la UPV, fue la respuesta. La formación de los docentes que están al frente de grupo era importante para el Director de Educación Indígena en el estado de Veracruz, quien sugiere la creación de una Normal Rural Indígena, tipo internado, o que la UPN y la UPV cambien su currícula para que sus egresados tengan una formación humanista y pluricultural que vaya de la mano con la propuesta que emane del análisis y trabajos que se están realizando para la propuesta pedagógica en ciernes, pero que seguramente madurará y tendrá que ser tomada en cuenta por las autoridades correspondientes porque es una necesidad que hará justicia a los pueblos originarios de Veracruz. En el proceso de construcción esta nueva pedagogía para las regiones indígenas de Veracruz, se contará con encuentros con colectivos, ponencias, dentro de las que destacan las de Atanasio García Durán, me comentó en aquella entrevista Celerino.
Y agregaría:
“La educación que hemos recibido no ha funcionado, necesitamos una reeducación ya que los profesores están educados para obedecer. Tenemos la fe y la esperanza, porque con este proyecto estaremos reivindicando la educación indígena, por un momento pensamos sólo en educación inicial, preescolar y primaria, ahora estamos convencidos que, debemos de extender este proyecto a nivel medio superior”, reflexionó.
“La educación como práctica de la libertad, al contrario de aquella que es práctica de la dominación, implica la negación del hombre abstracto, aislado, suelto, desligado del mundo, así como la negación del mundo como una realidad ausente de los hombres”, expone Paulo Freire uno de los pedagogos más importante del siglo XX. Lo anterior era parte del ideario de Celerino Bautista Luis, cuya vida le arrebatara un fatídico accidente en que perdiera la vida una joven madre. Nuestro más sentido pésame a ambas familias, rogamos resignación y consuelo.

Etiquetas: ,