• Hoy es: viernes, octubre 30, 2020

NO SOY CREADOR DEL SON DE PATA DE VACA

elmanifiesto.com.mx
junio09/ 2020

Con respeto a la nota que publica en El manifiesto en donde el Sr. Arturo Mayo me acusa de robo de la autoría de un son, el Sr Mayo hace una acusación sin fundamente puesto que no soy creador de ese son ni nunca lo he sido. En el son jarocho tanto los sones tradicionales como los de autor, quienes lo tocan cambian los versos a su criterio, cosa que no sucede en las canciones, lo que hace contemporáneos a los sones jarochos pues los versos se acomodan a los tiempos y a lo sucesos. En el caso del son de La Tierra, creación del grupo Pata de Vaca, dirigido por Luis Aldo Román a quien todos conocemos como la Vaca, es el mismo caso. Cuando hicimos el proyecto de la celebración de los veinte años de Los Cojolites invitamos a tres agrupaciones jóvenes a presentar sus propuesta con la intención de ayudarlos escénicamente al integrarlos al proyecto SOMOS EL SUR, mismo que fue presentado en varios teatros del país, y en donde apoyamos a estos tres grupos con asesoría y grabamos tres sones de cada uno de ellos para esta presentación, en donde invertimos tiempo y recursos propios con ese propósito, sin más ánimo que aprovechar el impulso y el interés del público hacia Los Cojolites para que ellos pudieran salir del anonimato y fueran reconocidos en la comunidad cultural del país. Pata de Vaca presentó el Son de la Tierra, mismo que no estaba completo en su letra y para la cual contribuimos con un verso un servidor y Moisés Fuentes de Chinameca, como lo hemos hecho con muchas propuestas musicales en muchos momentos. Ese hecho no me hace creador de ese son, ni hace creador a ningún músico que ha tocado o grabado sones con sus propias letras, y eso lo debe saber el señor Arturo si conoce nuestra tradición.
El pleito por la creación de ese son no me corresponde, es entre Luis Aldo Román y Arturo Mayo, quienes en un principio con otros integrantes formaron Pata de Vaca y que posteriormente se separaron. Sus diferencias las deben de arreglar sin afectar a terceros. Conocemos la trayectoria de ambos, Luis Aldo ha sido creador de numerosos sones y ha sido el motor de su proyecto Pata de Vaca. De Arturo conozco poco, su trabajo musical dentro del son jarocho me es desconocido, así como sus aportaciones como compositor. Acusar a una persona de robo de autoría es un delito y niega una tradición que ha sostenido al son jarocho como uno de nuestros elementos de identidad al tocar los sones reinventando los versos, cosa que seguramente Mayo hace cuando toca en los autobuses sin que nadie le diga que esta cometiendo un hurto.
Como proyecto en sus inicios abrimos la puerta a Arturo, nuestra casa y compartimos lo que hemos tenido, igual a su esposa, quien encontró apoyo, casa y sustento en la nuestra, cosa que hemos hecho con muchas personas. La acusación es sin fundamente, no tengo documento legal que diga que tengo la autoría de ese son pues no soy creador del mismo. El libro a que hace referencia no es un documento legal y recoge los sones con las letras como se han tocado en cierto momento. Su acusación a mi persona no tiene fundamento, nunca me he apropiado de las creaciones de otros, al contrario, innumerables versos en el son jarocho que sin duda también él ha cantado, son de mi autoría, y en muchos casos quienes los cantan no saben quien los compuso, pues así es nuestra tradición, así ha sido como el son jarocho a llegado a muchas gente y hoy es reconocido.
Ricardo Perry
Centro de Documentación del Son Jarocho

Etiquetas: