• Hoy es: miércoles, octubre 21, 2020

En Comitán queman clínica y alcaldía tras muerte de campesino por coronavirus

elmanifiesto.com.mx
junio11/ 2020

* El alcalde Rodolfo Robles y otros funcionarios, habrían huido de la cabecera municipal, ante el temor de que los agredieran.
*Un campesino murió aparentemente por coronavirus, por lo que los médicos pidieron a la familia que no velaran el cuerpo y procedieran a inhumarlo inmediatamente, lo que les molestó y pidieron apoyo a los habitantes de la comunidad
Comitán de Domínguez, Chis.- Cientos de personas destruyeron y quemaron esta madruga la clínica de la Secretaría de Salud y la alcaldía de Villa de las Rosas, después de que un campesino falleció aparentemente por Covid-19, por lo que los médicos pidieron a la familia, que no velaran el cuerpo y procedieran a inhumarlo inmediatamente.
Esto molestó a la familia y fue entonces que pidió apoyo a habitantes del lugar, por lo que momentos después un centenar de hombres con el rostro cubierto con pasamontañas empezó a recorrer las calles con palos y varillas, para luego concentrarse en la plaza central.

Ahí los hombres procedieron a ingresar a la alcaldía, para quemarla y luego se trasladaron a las oficinas de Protección Civil para hacer lo mismo.
Después los lugareños se dirigieron hacia la clínica de la Secretaría de Salud que opera en la cabecera municipal, donde ingresaron y procedieron a causar destrozos, sin que agentes de la Policía Municipal y Estatal pudieran intervenir, ya que eran superados en número.
Habitantes de la cabecera municipal de Villa de las Rosas dieron a conocer que desde la tarde del miércoles, los pobladores estaban molestos, porque supieron que Protección Civil y la Secretaría de Salud realizaría labores de fumigación en los barrios.
Los pobladores estaban temerosos, porque aseguraban que con la fumigación se “pretendía enfermar” a la gente.
Explicaron que en el caso del fallecido, era un campesino de una comunidad de Venustiano Carranza, que frecuentaban la cabecera municipal de Villa de las Rosas.
Ante la destrucción de la clínica, una habitante dijo vía telefónica: “Que Dios nos ayude. Vienen cosas terribles”.
Y agregó que en el caso del alcalde Rodolfo Robles y otros funcionarios, habrían huido de la cabecera municipal, ante el temor de que los agredieran.

Etiquetas: