• Hoy es: martes, octubre 27, 2020

De MORENA definitivamente cero apoyos: Ubaldo Sánchez Valdivia

elmanifiesto.com.mx
julio14/ 2020

*Ubaldo fue promotor del voto a favor de Andrés Manuel López Obrador, le compuso canciones al Peje, canciones que trovaba en las esquinas, en las plazas públicas y en los camiones de segunda clase y defendió al actual presidente de la República con estoico y fraterno afecto. Hoy, quienes gracias al efecto lopezobradorista disfrutan de las viandas del poder, se hacen como que la virgen les habla, pareciera ser que de ese talante, de esas negras entrañas, son todos los funcionarios de la Cuarta Transformación…

Por Enrique Quiroz García | Acayucan, Ver.- “Por medio de amigos me apoyó Marco Martínez Amador, el ayuntamiento a través de la licenciada Rosalba Rodríguez; pero MORENA definitivamente cero apoyos. Para nada se acercaron para apoyarme, prometen en las redes, pero hacen las cosas al revés: Mándame tu teléfono -dijo la diputada (Deisy) en redes- cuando esa diputada debió mandarme su número a mí, para poder comunicarme con ella”, enfatizó Ubaldo Sánchez Valdivia, trovador urbano, cantautor, poeta y promotor del voto a favor de Andrés Manuel López Obrador en las pasadas campañas electorales.


Ubaldo Sánchez Valdivia tiene 66 años de edad, es originario de Carrillo Puerto, Veracruz. Lo conocí en las oficinas de El Diario del Sur, cuando fui reportero de esa desaparecida casa editorial. En las noches, era común que Ubaldo llegara a las oficinas a platicar y leer sus poemas a quienes sorteábamos el destino de las teclas. Ubaldo, sacaba entre sus ropas unas hojas en las que garabateaba unos versos a los que daba lectura, entusiasmado, ávido de ser escuchado.

Hoy, al mediodía, encontré a Ubaldo sentado sobre una pequeña bocina. Allí, en la Avenida Miguel Hidalgo esquina con Melchor Ocampo, en el centro de Acayucan, bajo el alero de un edificio, guitarra en manos y al lado suyo, una cubeta con un papel con el signo de peso aguardaba a que alguien le dejara una moneda y de esa forma salvar el día.

Sánchez Valdivia tiene asma. Hace dos meses, -nos cuenta- volvió a recaer. Tuvo un fuerte sangrado en la garganta que lo postró en cama. No pudo salir a ganarse la vida. La pobreza, la enfermedad y el desinterés de las instituciones lo puso al borde de la muerte.


Nadie, excepto Marco Martínez y la licenciada Rosalba Rodríguez, presidente del DIF Municipal de Acayucan, se acercaron para apoyarlo, cuenta el trovador cuya música de armónica y guitarra deleitó muchas mañanas a los pasajeros de los camiones de segunda clase que viajaban de Acayucan a Coatzacoalcos o viceversa.
¡Quieren cooooperar! – Se escuchaba a Ubaldo decir a los pasajeros una vez terminado de cantar.

“Me sangré la garganta de tanto cantar. Hace dos meses aumentó la hemorragia a dos días”, narra su tragedia.

Ubaldo vive solo. Es una persona de la tercera edad. Nunca tuvo esposa ni hijos. Camina en Acayucan a la vieja usanza. Trovador y poeta de la vida. Se pierde entre las calles solitarias de esta ciudad afectada por la pandemia y la indolencia de los gobiernos estatal y federal, y de aquellos funcionarios que interpretaron mal el discurso de libertad y justicia para todos; pero que aprendieron rápido la practica de enriquecerse a costa de la simulación y el dolor de las clases más vulnerables…

Etiquetas: