• Hoy es: jueves, agosto 6, 2020

EL TRABAJO INFANTIL EN LA ERA DE LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

elmanifiesto.com.mx
julio26/ 2020

Por Cide Hamete Benengeli

Volvamos compañeros trabajadores a los asuntos laborales de nuestro país, pero ahora en un campo más sensible del pueblo. Los niños trabajadores de México. Hace unos días se celebró el día mundial contra el trabajo infantil ante lo cual el gobierno federal se mostró del todo indiferente, ocultando el penoso problema que carcome las entrañas nacionales.
El Módulo de Trabajo Infantil (MTI) del Inegi, reconoce que en nuestro suelo trabajan 3.2 millones de niños y niñas !desde los 5 hasta los 17 años! 1.98 millones de niños y 1.84 millones de niñas para ser más exactos. Y ¿en que trabajan estos pequeños? Según el Inegi se distribuyen así: 1.1 millón de niños como jornaleros agropecuarios; 713 mil en servicios como mocitos, sirvientas y cargadores; 457 mil como obreros en la maquila y manufactura; 220 mil son albañiles; 84 mil trabajan en la calle, etc. Ninguna rama productiva del capitalismo les hace el feo por ser niños, al contrario, los explotan al máximo pues son una jugosa fuente de ganancia.
Según la definición dada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “el trabajo infantil es todo aquel que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico”. Eso no importa en México, 3.2 millones de niños son golpeados por el sistema a ciencia y paciencia de neoliberales incluyendo la cuarta transformación y su neoliberalismo de economía moral.
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, prohíbe el trabajo antes de los 15 años, así como el trabajo de infantes en labores insalubres o peligrosas, trabajos nocturnos y tiempo extraordinario y establece una jornada máxima de 6 horas diarias para los mayores de 15 años y menores de 16 años de edad. Eso lo sabe Luisa Alcalde Lujan Secretaria del Trabajo y lo sabe su jefe Andrés Manuel López Obrador pero les importa un cacahuate hacer cumplir la ley. Nunca se han pronunciado sobre el problema a pesar de ser una prioridad social la vida de los niños, no les afecta personalmente.
¿Cómo encarnan nuestros datos en la vida ordinaria? veamos dos ejemplos: “En la Ciudad de México, 84 mil 587 niños trabajan en las instalaciones del Metro, la Central de Abasto (Ceda), en las calles o en ocupaciones peligrosas, mayoritariamente en el sector terciario de la economía, y algunos son víctimas de explotación laboral por sus padres o terceros, informó Nashieli Ramírez Hernández, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de la Ciudad de México. 457 son menores de 5 años que transcurren su primera infancia en vagones, escaleras eléctricas y entre la gente movilizándose; mientras otros 500 lo hacen cargando bultos en la Central de Abasto, en las áreas de carga, subasta o traslado, así como separando basura. (La jornada, 24 de enero 2020). Esta amarga realidad sucede en la Ciudad de México donde ganó el poder hace 20 años López Obrador y luego Marcelo Ebrard canciller de México y luego Alejandro Encinas, flamante Subsecretario de Derechos Humanos y hoy sigue en manos morenistas con Claudia Sheinbaum, en fin, sucede donde ha gobernado la crema y nata del obradorismo, pero donde han ignorado problema por décadas.
Otro ejemplo estremecedor lo narra Joaquín Cortez Díaz, investigador de la UNAM quien realizo el trabajo “Esclavitud moderna de la infancia”, dice: “los casos de explotación laboral infantil son muy comunes en maquiladoras clandestinas, que son la mayoría, ya que son muy pocas las que están bien establecidas y que dan seguro».
Cortez Díaz develó que al entrevistar a varios de los niños, señalaron que las altas jornadas de trabajo los obligaban a comprar 50 pesos de la droga “cristal” para aguantar, «antes inhalaban tíner pero ahora les alcanza para algo más». (Infobae, 25 de julio 2020). !Unas verdaderas perlas estos ejemplos!
Otros investigadores detallaron que de los 3.2 millones de niños que trabajan, 870 mil están expuestos a riesgos; 182 mil laboran en lugares no apropiados y 120 mil sufrieron algún accidente o lesión que requirió atención médica el último año. (La jornada 12 de junio 2020).
Sobre de esto, la crisis económica ocasionada por el nuevo coronavirus impulsará un aumento de al menos 5.5% en el trabajo infantil en este país, de acuerdo con estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). “esto ocasiona que las personas más desprotegidas, que son las niñas, niños y adolescentes, se vean orilladas a trabajar para contribuir con el ingreso familiar. En México, cerca de 177 mil menores tendrán que hacerlo por primera vez” ( Unicef, México, Junio 2020).
El gobierno de la cuarta transformación no dice nada al respecto de esta vida de explotación que lastima la parte más tierna de nuestra nación. A su falsa consigna “primero los pobres” no tiene ligado un programa estructural para sacar del infierno o aliviar en serio el calvario de los niños que trabajan por necesidad, el único programa de este gobierno son las becas Benito Juárez que es más limitado y simulador que los programas pobres y simuladores de los gobiernos anteriores. El errático Andrés Manuel López Obrador agravará la mala vida de los niños trabajadores con su inhumano “gobierno de la austeridad”, estos niños o los 39 millones de niños mexicanos que tenemos que dignificar, no necesitan la falsa y dañina doctrina de la austeridad, eso les sobra, necesitan alimento de calidad, ropa, casa, educación y la mejor atención médica, no discursos manipuladores.
Es necesario continuar con la labor de crítica y esclarecimiento de los errores y locuras de la cuarta transformación y desprender de ella conclusiones útiles para el pueblo, como votar contra Obrador y contra MORENA en la primera oportunidad del próximo año, es una necesidad cada vez más urgente, porque nos está conduciendo a un precipicio económico y social de trágicas consecuencias y los niños trabajadores están siendo los primeros en sufrirlo. Pero votar por los partidos que ya lastimaron e ignoraron a estos niños, tampoco sería la salida única. Llevemos la mirada al Programa del Movimiento Antorchista, es la opción seria y más elaborada para este y otros graves problemas nacionales, los trabajadores tenemos que conocer y respaldar este Programa porque en lo fundamental está preparado para nosotros.

Etiquetas:
    A %d blogueros les gusta esto: