• Hoy es: viernes, octubre 23, 2020

Obligarán a trabajar a personal médico vulnerable.

elmanifiesto.com.mx
agosto17/ 2020

Ciudad Juárez, Chih., Cerca de 3 mil empleados del sector salud que son adultos mayores o padecen diabetes, hipertensión u obesidad (población vulnerable al Covid-19) serán reincorporados a sus actividades por el gobierno de Chihuahua, pues los que laboran ya están exhaustos, dio a conocer el secretario de Salud estatal, Eduardo Fernández Herrera.

En conferencia de prensa, el funcionario dijo: “Son 3 mil personas que faltan en el campo de batalla contra el virus. Han sido meses sumamente duros y el personal de salud en funciones está agotado”.
Recordó que los trabajadores vulnerables fueron puestos a resguardo a partir de un acuerdo del gobierno estatal publicado en abril, con “disposiciones muy abiertas; sin embargo, ahora todo se rige con parámetros y valores”.

Refirió que un acuerdo nacional emitido a finales de julio exigió el retorno de 21 mil empleados del Instituto Mexicano del Seguro Social que padecen enfermedades crónicas o que presentaron síntomas de padecimientos respiratorios durante sus jornadas laborales. “Les pido regresar voluntariamente, por respeto a los compañeros, que han trabajado el doble y se sienten agotados”.

Agregó que este lunes se empezarán a tomar medidas administrativas para que los ausentados reingresen.
Hasta ayer el gobierno federal había certificado en Chihuahua 6 mil 526 casos de coronavirus y mil 27 defunciones.

Nueva estrategia

El funcionario dio a conocer que hoy se relanzará la estrategia del gobierno de Chihuahua contra el coronavirus, la que implicará la adquisición de equipos e insumos para lo que resta del año.
Fernández Herrera puntualizó que la nueva estrategia contra el Covid-19 implicará, entre otras medidas, aumentar la capacidad diagnóstica mediante un muestreo estratégico para la detección oportuna de infecciones, evitar el desarrollo de la enfermedad “y, por supuesto, reducir el mayor número posible de defunciones”.
Apuntó que la primera línea de acción involucra mejorar la información estadística, para lo cual se desarrolló un modelo de manera conjunta con la Universidad Autónoma de Chihuahua (Uach), con el cual se espera generar información suficiente para tomar decisiones.

La segunda incluye mejorar el semáforo Covid, que se manejará con base en indicadores de contagios, capacidad hospitalaria y propagación del coronavirus, entre otros.

El seguimiento y la vigilancia de la pandemia serán la tercera línea de acción; la cuarta, determinar la capacidad de diagnóstico y detección, y la quinta, modernizar y perfeccionar la atención médica.

Apoyo de la Uach

Eduardo Fernández consideró que en el estado “tenemos un problema serio de muestreo. Nuestra gente literalmente está fuera de circulación”. Adelantó que la Uach ofrecerá al gobierno de Chihuahua empleados para cubrir incapacidades de burócratas que operan los laboratorios de Salud, “en lo que vemos cuánto personal del sector salud regresa a trabajar”.

De igual manera, detalló que la próxima semana se comprarán insumos para garantizar el abasto “desde hoy hasta diciembre” y se adquirirá equipo que permitirá por lo menos triplicar la capacidad de muestreo, el cual será propiedad de la administración estatal.

Etiquetas: ,