• Hoy es: lunes, octubre 19, 2020

De contadores mal pagados a taxistas con más dinero.

elmanifiesto.com.mx
agosto20/ 2020

*Con base en estadísticas de la Canaco existe una gran cantidad de universitarios que terminan trabajando en lo que sea.

Córdoba, Ver.- Veracruz es el tercer estado a nivel nacional con menor pago salarial a profesionistas, esto debajo de Guerrero y Tlaxcala, percibiendo un sueldo mensual promedio de 9 mil 328 pesos, en comparación con lugares como Querétaro, Ciudad de México y Nuevo León, en donde las percepciones mensuales van por arriba de los 15 mil pesos para los profesionistas, según datos del Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS).

En la ciudad de Córdoba la situación no es distinta, pues según estadísticas de la Canaco existe una gran cantidad de universitarios que terminan trabajando en lo que sea; prácticamente en el tiempo que va de la pandemia son 76 las vacantes que se han ofertado en la dependencia, de las cuales 38 son de personas con una carrera profesional que han aplicado para trabajos como empleados de mostrador, cajeros, choferes, vendedores de piso y facturistas.

 

De las profesiones con mayor tasa de desempleo o que solicitan trabajo en las bolsas de empleo de la Canaco son turismo, informática, administración de empresas y ciencias de la comunicación, así también los contadores no se quedan exentos, pues el caso de Jesús Alberto Espejo Gálvez y Jose Manuel Morales Díaz son dos conductores que dejaron la oficina y decidieron pagar las cuentas gracias a su trabajo como taxistas.
“Después de que salí dos años estuve ejerciendo, pero siempre me tuvieron en un solo departamento, no me dejaron avanzar en mi carrera, estuve como 2 años pero no vi progreso, por ello un momento alterné con el taxi y la contaduría, pero al final el taxi me dejó más”, nos explica Jesús Alberto Espejo Gálvez, contador público, quien es taxista desde hace 28 años.

Con la pandemia ha bajado el trabajo, sin embargo y pese a las altas y bajas, no se arrepiente de dejar la profesión y dedicarse al volante que le ha dado más alegrías que penas; según comenta, en el taxi encuentra paz y felicidad, cosa que en un trabajo de oficina muchas veces no hay. Alberto sigue manejando cada día para sacar adelante a su familia de donde han salido los estudios de sus dos hijas.

En Veracruz el porcentaje entre hombres y mujeres que ocupan puestos profesionales varía, siendo 48.8% para mujeres y un 51.2% la ocupación de varones en el mercado laboral. En otros datos recabados de la encuesta nacional del INEGI, hasta este 19 de mayo de 2020 la tasa de ocupación laboral en el mercado informal correspondía a un 28.92 en mujeres y un 26.76 en hombres.

Jose Manuel Morales Díaz tiene 43 años y es licenciado en Contaduría Pública egresado de la UV, este caso es distinto, pues gracias a su trabajo como taxista pudo continuar con sus estudios de contaduría los cuales pagó de su oficio como chofer.
“Me volví taxista para sacar la carrera, primero fui auxiliar de contabilidad, después almacenista y facturista; siempre fui bueno con la contabilidad y por eso decidí estudiar la carrera, pero cuando cambiaron la administración de la empresa donde trabajaba tuve que renunciar”, menciona el chofer, que cuenta que tras concluir sus estudios compaginaba las dos cosas, pero al final el taxi le dejaba más ganancias.

Padre de familia que en ocasiones ayuda a sus colegas contadores con algunas auditorías y con esto se gana un ingreso extra con su trabajo en el taxi, comenta que sí hay algunos días en los que piensa y pone en una balanza el dejar el volante y quedarse con la contabilidad, pero la tranquilidad que le da ser su propio jefe y el beneficio económico que le da el ser taxista gana la decisión.

Etiquetas: ,