• Hoy es: lunes, octubre 26, 2020

A un año del ataque al bar Caballo Blanco: fragmentos de una historia incompleta.

elmanifiesto.com.mx
agosto27/ 2020

Por Adrián Rodríguez Tonche | El Manifiesto | Corresponsal Coatzacoalcos.- La noche del 27 de agosto del 2019 en el puerto de Coatzacoalcos al sur del estado de Veracruz, sucedió uno de los ataques más violentos que aquella ciudad hubiese vivido. Fue en el centro nocturno Caballo Blanco donde la violencia presentaría un espectáculo de terror. Las inconsistencias de los hechos, así como las horas en las que este acto fue cometido son borrosas huellas de la memoria. Aquella noche El bar Caballo Blanco fue incendiado por un grupo de hombre armados cuyo fin hasta el momento se desconoce. Sin embargo, en el puerto de Coatzacoalcos en los últimos años el cobro de piso por parte de la delincuencia organizada ha mermado a los pequeños y medianos negocios.


Fue el exceso de humo por el incendio, así como los disparos los que arrebataron la vida de 30 personas entre empleados y clientes del bar. El suceso trágico y el desenlace sacudió a la sociedad de Coatzacoalcos. La Fiscalía General de la República (FGR) en coordinación con la Fiscalía General del Estado (FGE) se comprometieron a examinar los hechos acontecidos de aquella noche. Sin embargo, a un año de aquel acto el esclarecimiento de la historia flota en un limbo hasta ahora desconocido.


Hoy los familiares quieren conocer a todos los responsables, los rostros que se llevaron la vida de sus seres queridos. Frente a la pregunta de los hechos el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador mencionó “Tiene que haber justicia, debe de haber justicia, la justicia puede ser que tarde, pero va a llegar”, aquellas palabras enunciadas develan el fracasado Estado de derecho en México y pone de manifiesto el trabajo ineficiente de las instituciones que imparten justicia. Hasta el momento no se han dado a conocer de forma estricta a todos los perpetradores del crimen. La historia siempre queda incompleta sin los verdaderos autores, se cuenta por fragmentos y recorre las calles de la ciudad porteña como un murmullo que devasta a quien la escucha.

Etiquetas: ,