GUADALAJARA, Jal. (apro).- El Congreso local aprobó este jueves la ‘Ley Anti Chancla”, que prohíbe los métodos violentos para educar o disciplinar a los hijos.

Con 33 votos, el pleno del Poder Legislativo dio luz verde a la propuesta que hizo el gobernador Enrique Alfaro para modificar el Código Penal, el Código Civil y la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, por lo que ahora se sancionarán los castigos corporales severos o innecesarios que se ejerzan contra un menor de edad.

La autoridad que reciba la denuncia podrá imponer las penas vigentes en el Código Penal, que van de seis meses a cinco años de prisión a quien, teniendo la patria potestad, tutela, custodia o cuidado y vigilancia, ejerza castigo corporal severo o innecesario.

En la reforma se establece que el “castigo corporal o físico” implica usar la fuerza física con el objetivo de causar cierto grado de dolor o malestar.

Los menores de edad que sean víctimas de castigo corporal para corregir su conducta pueden presentar una denuncia ante la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes o llamar a los centros de atención de emergencias.

Si uno de los padres se percata de que su pareja es agresiva con sus hijos, también podría acudir a la dependencia, así como cualquier ciudadano que conozca de la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.