Denis Vashurin es un ciudadano ruso de 32 años, pero aparenta tener la edad de un adolescente de 13. Un mal funcionamiento genético literalmente lo “congeló” en el tiempo. Pese a ello, Denis trabaja en una empresa de suministro de recursos y trata de llevar sus actividades cotidianas con normalidad.

En general, su vida es como la de cualquier adulto, a excepción de algunos momentos incómodos que otros le hacen pasar. Con el fin de compartir su historia y reflexionar al respecto, el joven decidió contar su testimonio al canal de Youtube Vasya in sene.

Denis comenzó a notar que no desarrollaba de igual manera que los demás cuando iba a la escuela. Pero los cambios físicos no impidieron que se mantuviera activo, se educara e hiciera amigos. En algún momento, se preguntó por qué le estaba pasando todo esto.

Denis nació en 1987

“Cuando me di cuenta de que no cambiaría físicamente, me sentí un poco incómodo. Pensé en cómo sería todo, cómo seguiría mi vida, si sería difícil para mí”, detalló.

Por supuesto, su apariencia aún interfiere con su vida adulta algunas veces. La gente bromea y la Policía lo ha detenido un par de veces mientras manejaba. Para Denis, lo más difícil es la falta de comprensión de la sociedad.

“No puedes vivir mi vida. No sabes cómo vivirías en mi cuerpo, en mi situación, en qué tipo de persona te convertirías. Por lo tanto, no juzgues”, precisó.

Afortunadamente, él vive en un pequeño pueblo, donde todos lo conocen y ya nadie lo cuestiona por nada.