EN CONVIVIO EN TEZONAPA

*Debido a que la camioneta cerrada permanecía estacionada casi en la entrada a la vivienda, Otilio salió con dos amigos para investigar quiénes eran y qué era lo que querían, pero antes de llegar hasta la camioneta les empezaron a disparar, asesinándolos.

Tres comerciantes fueron asesinados a balazos en una fiesta que se celebraba en el poblado Paraíso del municipio de Tezonapa, los criminales usaban ropas en color negro, gorras negras y portaban armas largas.

En la vivienda de la familia Hernández Ruiz, en Avenida 7, poblado Paraíso La Reforma, municipio de Tezonapa, a 200 metros del río Paraíso, una decena de personas se divertían en la celebración de un cumpleaños cuando de pronto arribó una camioneta cerrada, cerca de las 20:50 horas.

Debido a que la camioneta cerrada permanecía estacionada casi en la entrada a la vivienda, Otilio salió con dos amigos para investigar quiénes eran y qué era lo que querían, pero antes de llegar hasta la camioneta les empezaron a disparar, asesinándolos.

El padre de uno de los muchachos que había sido baleado, salió a prisa para tratar de enfrentarse con los criminales, quienes lo recibieron a balazos cerca de los pies al tiempo que le ordenaron se retirara.

Solo pudo percatarse que los criminales eran tres hombres, que vestían ropa en color negro, gorras del mismo color y portaban armas largas y pistolas de calibre .9 milímetros.

Un perito criminalista de la Fiscalía de la jurisdicción realizó la diligencia de levantamiento de los tres cadáveres, iniciándose la Carpeta de Investigación 130/2020 por homicidio doloso calificado, las víctimas fueron identificadas como:

-Otilio Hernández Ruiz, de 30 años, con domicilio en Paraíso La Reforma.

-Ernesto Gutiérrez Mejía, de 40 años, comerciante, de Ecatepec, Estado de México.

-Jareth Soriel Blancas Flores, de 34 años, comerciante, con domicilio en el municipio de Zempoala, Hidalgo.

En la escena del crimen, el perito criminalista aseguró dos cartuchos útiles de calibre 7.62 milímetros, así como un casquillos calibre 7.62 milímetros, cuatro casquillo calibre .9 milímetros y un cartucho útil.

Al sitio del triple homicidio arribó la Policía Municipal de Tezonapa, a bordo de la unidad SP-02, al mando de Pablo Cortés López, iniciando la búsqueda de los criminales pero sin éxito.