Los dos ocupantes de la avioneta fallecieron tras intentar aterrizar en una pista clandestina en el departamento de «Gracias a Dios»; tratan de determinar su identidad.

En Honduras, una avioneta que era utilizada para transportar droga se estrelló al pretender aterrizar en una narcopista y la tripulación, conformada por dos personas, murió calcinada, según información de las autoridades.

El portavoz de las Fuerzas Armadas, José Coello, dijo a la prensa que el martes se descubrieron los dos cuerpos dentro la avioneta que «se accidentó al momento de pretender aterrizar en una narcopista» cerca de Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios, zona habitada por indígenas misquitos.

Añadió que los equipos de rescate hallaron fuera de la avioneta unos paquetes de cocaína que fueron trasladados a la capital, donde se contabilizará la cantidad de droga. Medicina Forense intentará determinar la nacionalidad de los fallecidos, subrayó Coello.

Explicó que el hallazgo se enmarca en las operaciones de escudos aéreo, marítimo y terrestre que realizan las autoridades hondureñas desde 2010 para combatir a los cárteles de la droga.

El crimen organizado ha usado por décadas al territorio hondureño como puente para el traslado de droga desde los países productores de Sudamérica al mercado estadounidense, según las autoridades.

Recientemente, la policía y las Fuerzas Armadas hondureñas empezaron a descubrir que los cárteles también están experimentando con cultivos de coca y laboratorios para la producción de la droga en zonas aisladas del noreste del país.