Jalisco. – «Me costaba muchísimo trabajo respirar y yo dije que, esto es una pesadilla, ya quiero despertar y volteé a ver mis manos y volteo a ver mi alrededor, yo solo sentía el calor del asfalto, del coche, veía mis manos llenas de sangre y sentía la sangre en mi cara, en mi cabello y solo escuchaba que la gente decía tranquila no pasa nada, ahorita te vamos a sacar», dijo Daniela Tapia, estudiante.

Ella es Daniela Tapia, tiene 21 años, el pasado martes fue arrollada por el conductor de una camioneta.

Fue alrededor de las 2 de la tarde cuando circulaba en su bicicleta por la avenida Washington con dirección hacia Federalismo, al cruzar la avenida Enrique Díaz de León, en Guadalajara cuando una camioneta pickup la arrolló provocándole diversas lesiones entre ellas una fractura en el cráneo y nariz además de múltiples laceraciones en piernas, brazos, espalda, pecho y abdomen.

«Vi un espejo, así cuadrado ya ves que los de las camionetas altas siempre son así como que se salen y dije hay Dios mío esta persona no me está viendo y yo trate de maniobrar con mi manubrio, para caer de este lado y no sé qué fue lo que pasó en ese momento, yo no logro recordar ese instante en el que yo pasé de estar ahí tratando de caerme del lado de la ciclovía a estar debajo del coche», dijo Daniela.

De acuerdo con Daniela el exceso de velocidad y la imprudencia del chofer fue lo que ocasionó el accidente, pues según testigos el sujeto conducía con el celular en la mano.

«Se me hace muy triste que alguien prefiera decir yo tengo derecho a usar este carril, tú que estás haciendo aquí, vete a otro lado, cuando todos tenemos derecho a movernos libremente en esta ciudad y los alrededores», lamentó.

Hasta el momento nadie se ha hecho responsable ni el chofer, ni la empresa a la pertenece la camioneta.

«Le dijo mi mamá a la aseguradora a dónde me la van a mandar y le dijo yo no sé, porque yo primero tengo que hablar con mi cliente y determinar la culpabilidad de cada parte y yo le dije lléveme al IMSS, porque yo estudio en la UNAM a distancia y gracias a Dios estudio ahí porque tengo seguro de estudiante».

La estudiante se encuentra internada en el Hospital de Especialidades del Centro Médico de Occidente del IMSS.

Pidió a las autoridades apoyo para que los responsables paguen por los daños, hasta el momento el paradero del chofer que la arrollo aún es desconocido.

Daniela pide que su publicación en Facebook se siga compartiendo “para que Quálitas Compañía de Seguros se haga responsable, el Ministerio Público sigue sin venir a tomarme mi declaración y nadie se ha hecho responsable”.