El Comité de Emergencia traslada una serie de recomendaciones a los países miembros de la organización y llama a “evitar la politización” en la respuesta a la pandemia.

Por Raúl Izquierdo

Ciudad de México, 2 de noviembre (AS México).- Todo esfuerzo es poco en la lucha contra el coronavirus. Cada día son más las investigaciones al respecto sobre el patógeno, aunque ello no es suficiente, pues todavía hay cosas que desconocemos del SARS-CoV-2.

Por ello, la Organización Mundial de la Salud pone ahora el foco sobre dos puntos concretos: la presencia del virus en animales y en productos congelados para “mitigar riesgos potenciales“. El Comité de Emergencia de la OMS, que se reúne trimestralmente desde la declaración de la pandemia, solicita a los países miembros de la organización que investiguen el “potencial impacto del virus en poblaciones animales y potenciales fuentes de contaminación, como los productos congelados”.

Esta nueva recomendación llega después de los numerosos brotes en todo el mundo asociados a mercados o mataderos, así como tras las pruebas encontradas en algunos productos congelados importados por China, donde se llegó a encontrar una muestra viva del virus.
En pleno verano, cuando los países volvían a reabrir sus fábricas y demás trabajos tras un duro confinamiento, en Alemania se detectó un importante brote en la planta cárnica de Geestland. Mientras, en Países Bajos se sacrificaron miles de visones tras comprobar que había casos positivos en 20 granjas.
RECOMENDACIONES A LA OMS

Este comité, además, lanzó una lista de recomendaciones a la propia Organización Mundial de la Salud. Una de las principales es la de “contrarrestar la infodemia (rumores falsos sobre la pandemia) y dar guías sobre cómo movilizar a las comunidades para apoyar las medidas de salud pública”.
Respecto a la evolución del coronavirus, dijeron que “continúa siendo un evento fuera de lo común y se mantiene el riesgo de expansión internacional, por lo que sigue necesitando una respuesta mundial coordinada”. Tras esta reunión, volverán a reunirse dentro de tres meses, cuando ya se haya cumplido un año de la emergencia sanitaria.