El presidente de EU se dice confiado en ser reelegido, a pesar de que las encuestas lo ubican por detrás de su rival demócrata Joe Biden.

«Nos sentimos muy bien», dijo Trump con voz ronca a Fox News en una entrevista telefónica.

«Creo que tendremos la victoria».

Trump dijo que espera triunfar «en grande» en Arizona, Florida y Texas, y aseguró que le irá «muy bien» en Carolina del Norte y Pensilvania, todos estados clave para ganar la Casa Blanca.

«Creemos que nos está yendo muy bien en todas partes», afirmó.

El mandatario aseguró además que tendrá una muy buena votación entre los afroestadunidenses y los hispanos.

Rezagado en la mayoría de las encuestas de opinión, Trump fustigó a su rival demócrata Joe Biden, a los medios «sesgados» y a la «extrema» izquierda, reiterando sus argumentos en busca de otros cuatro años en la Casa Blanca.

«Joe no la está pasando bien», dijo.

«No está en su mejor momento. En realidad, nunca lo estuvo», remató.

Trump consideró «terrible» y «peligroso» que millones de votos por correo no puedan ser contabilizados el miércoles.

Pero minimizó las afirmaciones de que planeaba declarar victoria en forma prematura el martes, incluso antes de que el escrutinio marque un ganador.

«Creo que vamos a tener una victoria, pero solo cuando haya una victoria», comentó.

«No hay motivos para juegos», agregó.