«La indisciplina –sobre todo de jóvenes futbolistas que se trastornan al recibir altos sueldos– ocurre no sólo en Chivas, sino en todo el futbol mexicano, ¡y es más común de lo que trasciende!»,  señala el timonel Alfonso Sosa, quien pidió no descartar que el rojiblanco Dieter Villalpando esté siendo víctima de una extorsión, lo cual no lo exonera de haber incurrido en una falta al asistir a una fiesta en plena pandemia.

La directiva del Guadalajara mantiene separados a Villalpando, acusado de acoso sexual, así como a Alexis Peña, José Juan Gallito Vázquez y Eduardo Chofis López, quienes asistieron con Dieter a una celebración tras el clásico tapatío, disputado en la fecha 14, y este lunes no participaron en el entrenamiento del primer equipo ni de sus filiales, realizados en Verde Valle.

 

Rafael Lebrija, ex directivo de Chivas y del Toluca, dijo que los jugadores no saben dónde están parados, se les olvida que representan a un gran club y no se pueden soslayar las indisciplinas. La institución está primero. Sacó a colación el caso de Uriel Antuna y Alexis Vega, captados bebiendo y cantando (en agosto), entonces hay que poner mano dura, sancionar donde más les duele: en el bolsillo.

Lo ideal sería que los futbolistas jóvenes fueran capaces de aprender de los errores ajenos. En el vestidor se hacen advertencias, pero llega el momento en que cada quien debe responder de sus actos y rascarse con sus propias uñas. El jugador no visualiza ni piensa en el riesgo; ahí está el triste caso de Joao Maleck, dijo Alfonso Sosa, al recordar al ex jugador de Santos Laguna de 21 años, quien tras una borrachera cometió homicidio culposo.

Para Sosa, “es un tema de formación, de valores e integridad. La mayoría de los que nos dedicamos a esto venimos de clase media baja; el jugador de pronto empieza a ganar un sueldo elevado sin tener la preparación adecuada, la madurez, y lo que debiera ser la cimentación de un futuro –máxime en una carrera tan corta– terminas destruyéndola tú mismo. Hace falta concientización.

“No es un mal generalizado en la liga, pero sí es muy recurrente y no todos los casos salen a la luz. Se debe hacer algo, los equipos también participan en la formación cuando el jugador es muy joven, por eso es importante tener un buen entorno familiar y profesional que los ayude a seguir creciendo. Me han tocado muchas situaciones, uno siempre trata de ayudar, pero como guía o líder tienes de dos: aconsejar o aplicar estrictamente reglamentos.

Si el futbolista es capaz de entender mediante consejos, sugerencias y advertencias, no tienes necesidad de aplicar el reglamento. Y si fuéramos más constantes en esa labor, quizá no se acabarían los casos, pero sí disminuirían bastante. Sosa admite que hay incorregibles: a veces llega el momento en que terminas cansado, no ves cambios y acabas tirando la toalla.

También destacó que hay ocasiones en que la gente quiere sacar ventaja, algún beneficio, sobre todo económico. Hoy en día con tantas redes sociales, celulares que captan todo en video o fotos, lo mejor es evitar situaciones riesgosas y ser profesional al ciento por ciento. Aclaro que no estoy en contra de la diversión, pero hay momentos y etapas, y cuando estás iniciando lo mejor es enfocarte en construir una carrera sólida.