Un torneo que inició en 2019 concluye en Monterrey un año y medio después.

 

-La Copa MX fue la única competencia que sobrevivió a la pandemia. Rayados lleva medio brazo alzado para bebérsela tras el triunfo de 1-0 que obtuvo en el juego de ida en el Caliente, sin embargo, los perros aztecas, tras quedar eliminados de la liga, están obligados a dejar toda la rabia en el campo regio y salvar de alguna manera el mal semestre que realizaron.

Rayados tiene todo a favor para coronarse en casa, al menos esa es la lógica. Si Monterrey gana se convertirían en los últimos campeones de todo, la liga y la Concacaf la obtuvieron en 2019.

Antonio Mohamed quiere el trofeo, el título no otorga un premio, sin embargo, puede ser un empuje anímico para enfrentar la última jornada de la fase regular y después la Liguilla. Los albiazules buscan el pase directo a los cuartos de final frente a Chivas.

Monterrey ganó hace poco el mismo trofeo en el Apertura 2017, pero lo obtuvo con Diego Alonso al frente. Tony quiere imitarlo, aunque le duela ganarle a sus queridos Xolos. El Turco fue campeón de Liga con los perros prehispánicos en el Apertura 2012. El cariño que les tiene se mantiene, sin embargo, en el campo son rivales.

La maquinaria rayada está mejor ensamblada que la tijuanense, eso inclina la balanza a su favor, jugadores como: Rogelio Funes Mori, Avilés Hurtado, Matías Kranevitter, Carlos Rodríguez y César Montes, son el soporte en el torneo secundario, elementos como: Luis Cárdenas, Edson Gutiérrez y el Plátano Alvarado los complementan.

A Rayados les basta un empate para coronarse. Xolos está obligado a ganar si quiere brindarle una alegría a su maltratada afición en el año.

¡De alarido! La pelea por un lugar en la liguilla del Guardianes 2020

Ganar la Copa puede ser el ancla que necesite Pablo Guede para seguir al frente del proyecto tijuanense, sus números en liga no fueron los deseados y el oxígeno se le agota. La directiva xoloitzcuintle puede retirarle su apoyo en casa de perder.

Jorge Pérez Durán es el árbitro elegido para dirigir el juego.