Laura Flores vendrá a México para las grabaciones de Fuego ardiente, donde interpretará a una mujer que luchará por sus hijos
Laura Flores se encuentra muy contenta de regresar a México–ella reside
en Miami– para formar parte del elenco de la nueva telenovela Fuego ardiente, donde interpretará a Laura Urquidi, y aunque las grabaciones inician oficialmente el 17 de noviembre, sus hijos, María, Patricio, Alejandro y Ana Sofía, ya tienen a su mamá con las maletas en la puerta, pues bromean diciendo que ya la han visto demasiado durante la cuarentena.

¿Cómo te sientes de volver a trabajar durante esta época de pandemia?
Muy contenta, porque estamos bajo la producción de Carlos Moreno Laguillo, con una historia escrita por Martha Carrillo y García; contaremos con la dirección de Karina Duprez y Lili Garza, y somos un gran elenco.

Fuego ardiente suena muy dramático, ¿sabes por qué la decisión de este nombre?

Tiene que ver un poco con la determinación de nuestro jefe, Jorge Eduardo Murguía, de querer regresar a los tiempos de las telenovelas de melodrama, porque se han hecho muchos estudios que comprueban que el público mexicano extraña este género, el cual se había apartado un poco para ofrecer otro tipo de contenido a los televidentes.

¿Es como volver a la telenovela clásica?

Sí, pero con respecto al formato, porque es una historia que le puede pasar a cualquiera; en el caso de mi personaje, es una mujer a la que su exmarido le quita a sus hijos debido a que se trata de un tipo manipulador y poderoso… De algún modo se representa el maltrato al que muchas mujeres son sometidas; afortunadamente tiene los pantalones bien puestos, es determinada y está decidida a recuperar a sus hijos.

Además, este tema de entrar en disputa por los hijos es muy común hoy en día… Claro, son cosas que sí suceden; pienso que las escritoras llevan el drama de la vida real a la pantalla, pero hay muchas formas de abordarlo, entonces, nuestras escritoras se han enfocado en rescatar la dignidad de las mujeres, porque todos los personajes femeninos de esta historia tendrán que luchar para ser respetados.
¿Cómo ha sido realizar el trabajo previo a la distancia?

Está padrísimo, hemos estado trabajando bastante por Zoom, y ojalá que se use más seguido, porque así no hay pretexto de que no pueden llegar a las reuniones presenciales; definitivamente me encanta la idea, porque hemos tenido más lecturas, hemos abordado gran parte de la historia y todo el mundo trae bien puesto su personaje.

En lo personal, ¿cómo te ha ido a nivel familiar durante la cuarentena?

Con la pandemia se han generado fuertes fenómenos en las familias; hay personas que se han peleado porque se ven todos los días, pero también ha pasado que suceden cosas buenas. Gracias a Dios a mí me ha tocado la unión familiar durante la cuarentena, estoy muy contenta porque he estado más tiempo con mis hijos, a mi esposo lo mandaron a trabajar en casa, entonces, al estar juntos, hemos conocido un ángulo distinto de cada uno de nosotros, y se convierte en un ejercicio interesante cuando lo ves con positivismo.

¿Cómo ha fluido la relación con tu esposo?

A estas alturas, yo creo que todos tenemos la misma historia; cuando empezó la pandemia me angustié muchísimo, comencé a llorar, me sentía como en una película de ciencia ficción, como si fuera el fin del mundo, pero obviamente, al ser la cabeza de familia, tenemos que ser fuertes y hemos salido adelante.

¿En estos momentos estás viviendo en Estados Unidos o ya estás en México?

Por ahora todavía voy y vengo, pero ya estoy con las maletas en la puerta para viajar a México e integrarme por completo a las grabaciones.

¿Te preocupa estar alejada de tus hijos por algunos meses?

Claro que sí, no me gusta separarme de mi familia, pero no puedo dejar pasar una oportunidad así; serán algunos meses en los que estaré entregada a mi familia a la distancia porque tengo que estar presente en mi trabajo.

¿Qué te dicen tus hijos sobre esta decisión?

Me dicen: “Ay mamá, qué bueno que te vas a trabajar porque ya te hemos visto mucho”, hasta me ayudaron a hacer la maleta porque ya les urge que me vaya (risas), pero no importa, me fui al súper y les llené los refrigeradores de comida y están felices, porque me voy de viaje y podrán hacer su santa voluntad.

¿Cómo se han acoplado a los cambios que demanda la contingencia?

Dos de ellos ya regresaron a la escuela de manera presencial en horario regular, y los otros dos están estudiando en línea, pero también asisten al colegio, tal vez suene extraño, pero en Estados Unidos (país en el que residen) la pandemia llegó antes, entonces, traemos como un retraso con Europa y con otros países; lo único que me preocupa es que en primer mundo están empeorando las cosas y podría ser un cuento de nunca acabar.