Hay mucha preocupación en la población de las diversas comunidades que comprende Las Vigas por los presuntos abusos de la policía contra los jóvenes

Veracruz, Ver.- Familiares de Everardo “N” joven que presuntamente se suicidó en los separos de la comandancia de la Policía Municipal de Las Vigas exigen que se investigue su extraña muerte porque pudo haber participación de los encargados del orden.

De acuerdo con Jazmín Falfán, prima del ahora occiso, el joven fue levantado por los elementos de la Policía Municipal alrededor de las 11:30 de la mañana del 1 de enero por supuestas faltas administrativas.

Sin embargo, unas horas después el joven fue declarado muerto por presunto suicidio, lo que les parece muy extraño porque durante su detención fue fuertemente golpeado por los encargados del orden.

Hay mucha discrepancia, no coinciden las declaraciones de los policías, hay manipulación en la autopsia, no nos queda claro nada pero estamos seguros que Everardo no tenía intenciones de suicidarse, menos que lo haya planeado en unas horas dentro de la cárcel, queremos que se investigue qué fue lo que en realidad pasó porque hay testigos que aseguran que Everardo estaba orinando en la calle cuando fue detenido por los policías y estos lo golpearon sin razón, orinar en la calle no es delito grave”, denunció la joven.

En entrevista telefónica indicó que hay mucho temor y preocupación en la población de las diversas comunidades que comprende Las Vigas por los constantes abusos de la policía contra los jóvenes ya que no es el primer caso.

Esta vez fue Everardo pero todos estamos expuestos a sufrir de abusos y vejaciones de parte de los policías, hace unos días también otro joven fue levantado, golpeado y le quitaron su dinero, le retiraron el dinero de su tarjeta, no es justo que se actúe con tanta violencia y sin ley”, agregó.

Everardo era un joven de 24 años que dejó en la orfandad a una menor por lo que vecinos de colonias como El Paisano, Tejeria, El Arenal, Anillo y demás realizarán una serie de movilizaciones de forma pacifica para pedir justicia y que se abra una investigación en torno al supuesto suicidio para que se castigue a policías que actúen por encima de la ley.

Exigen mayor seguridad en Astacinga

Astacinga, Ver.- Habitantes de las comunidades se manifestaron frente al Palacio Municipal y exigieron justicia para la familia asesinada en la comunidad de Huapango, así mismo demandaron al gobierno, la instalación de una base militar y la presencia de la Guardia Nacional para brindar mayor seguridad a la población.

En la explanada del edificio de gobierno los inconformes plantearon a las autoridades municipales y de Política Regional, su preocupación por los hechos delictivos que se han registrado en ese municipio.

Remarcaron la necesidad de que se instale una base militar y se vigilen los accesos a esa población para inhibir los delitos, ya que hasta hace algún tiempo, señalan, la comunidad vivía con cierta tranquilidad.

Pareciera que el municipio está abandonado, consideró un ciudadano quien señaló que “los asesinatos ya son costumbre”: por eso señaló que en esa región hace falta una base militar, pues, aunque policía estatal sí hay y policía municipal también, son insuficientes.

Durante la plática, las autoridades explicaron que la plantilla de la Policía Municipal es de 11 elementos, de los cuales únicamente cinco están debidamente acreditados.

Los ciudadanos resaltaron que su única petición es que mejore la seguridad. “Todos estamos juntos, queremos el bien de nuestro pueblo, queremos que nuestro municipio esté seguro, que haya paz, queremos vivir bien…

No queremos más asesinatos, más violencia, más robos; queremos que nuestro municipio, Astacinga, sea más tranquilo

Sólo así abundó el habitante, será un lugar atractivo para el turismo. “Tal vez mucha gente quiera venir a Astacinga, pero cómo va a venir con tanta violencia; cómo van a venir si no hay tranquilidad para caminar”, acotó.

En su mensaje el alcalde Alfonso Ramírez Itehua, dijo públicamente que la corporación es preventiva, no puede hacer mucho y ningún ciudadano quiere ser policía, porque la delincuencia los rebasa en equipamiento.

Aunque inicialmente se mencionaba la posibilidad de tomar el Palacio Municipal, los habitantes dialogaron con las autoridades en la explanada, ante la presencia también de elementos de diversas corporaciones policiacas de municipios vecinos, así como oficiales de Seguridad Pública Estatal.