El costo del gas subió 28 centavos por litro en los primeros días de 2021

Del último día del año pasado a día de hoy el cilindro de gas de 20 kilos subió diez pesos. El 31 de diciembre se pudo adquirir en 425 y este 5 de enero cuesta 435; por litro subió sólo 28 centavos, pero reflejado en la cantidad de gas es como se nota el incremento.

Aunado a esto, el arroz es uno de los alimentos que más ha subido y actualmente se expende entre 17 y hasta 50 pesos el kilo, de acuerdo a la marca y variedad; el frijol crudo registra un incremento de entre dos y cinco pesos el kilo, que se puede adquirir entre 25 y 38 pesos, de acuerdo a la variedad. Por otro lado, el frijol procesado listo para servirse mostró un incremento de entre dos y tres pesos, pues el que costaba 14, ahora vale 16 y 16.50.

El aceite comestible registró alza de alrededor de dos pesos, el litro que valía 23 subió a 26 y de acuerdo a la marca llega hasta 32 pesos el litro, aunque algunas empresas envasan 900 o 950 mililitros.La leche evaporada que valía 16 pesos ahora está en 17.50 o 18 pesos, mientras que el litro de leche entera alcanza los 20 pesos, sin embargo, en las tienditas sube hasta 22 pesos un litro, por lo que las amas de casa se inclinan por la fórmula, que de 15 pesos pasó a 17. La carne de res se mantiene en su precio más alto al alcanzar los 192 pesos el kilo de bistec, la carne de cocido y la molida especial en 168 el kilo y la salada especial está en 192 en algunas carnicerías, pero en otras rebasa los 200 pesos, aseguró Julio Martínez, quien dijo que la demanda de ésta ha bajado 60 por ciento.

Los clientes habituales se van por la carne de cerdo, que si bien por la demanda en diciembre subió alrededor de 6 por ciento para colocarse a 96 el kilo de maciza, bistec y costilla, en enero retornó a su precio normal de 90 pesos.

El kilo de pollo se incrementó desde diciembre y se mantiene alto debido a la demanda por la próxima temporada de tamales que se espera. La pechuga que había bajado a 38 pesos, ahora vale entre 40 y hasta 45 pesos, de acuerdo al peso; también subieron las piernas, pues de 9 pesos subieron a 11 y los huesitos que valían tres subieron a cuatro y cinco pesos.

Las leguminosas registraron un incremento: la lenteja que alcanza un precio de entre 24 y 25 pesos valía 22 y el haba pelada alcanzó los 75 pesos el kilo al registrar un incremento de diez por ciento. El cacahuate crudo también registró un incremento de diez por ciento, pues de 35 pesos el kilo pasó a 40 pesos. Las galletas registran un incremento de entre 10 y 12 por ciento, pues el paquete de 170 gramos que se podían adquirir por 11 pesos ahora se adquiere hasta por 13 pesos, de acuerdo a la marca y los negocios. El pan tostado que valía 22 pesos alcanzó los 24 y el pan para emparedados alcanzó los 32 pesos, cuando valía 30. Asimismo, el precio del azúcar bajó, ya que de 22 pesos el kilo quedó en 19.50 y 20 pesos; el huevo también bajó de 60 pesos el cono a 56.