El canciller Marcelo Ebrard manifestó su confianza en que haya una “inversión relevante” en México y en Centroamérica de la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, así como una «red de apoyo» entre ambas naciones para hacer frente a la pandemia.

“Establecimos – y así se dio a conocer- propuesta del presidente López Obrador pero también lo mencionó el presidente Biden, una red, un sistema de consultas y apoyo mutuo respecto a todo lo que es Covid, porque hay que tomar muchas decisiones en las próximas semanas. Tenemos que estar coordinados o lo más coordinados que se pueda”, indicó.

Un ejemplo de ello, añadió en la conferencia de Palacio Nacional, es lo que presentamos hoy de (vacuna) Novavax y con el apoyo del gobierno de Estados Unidos se está llevando a cabo en México.

“Entonces, sí, sí es correcto, estamos trabajando en conjunto y esperamos que esa cooperación sea muy fructífera”.

—La versión es que el presidente Biden habría negado ese apoyo, se le planteó en la conferencia.

—Lo que él estableció es que estuviéramos en comunicación, en diálogo permanente entre ambas partes, y nos vamos a ir ayudando tanto ellos como nosotros en las decisiones que vayamos tomando en conjunto; está entrando en su gobierno. Eso fue lo que se convino.

De las inversiones, en el pasado gobierno, de un pronóstico de 18 mil millones de dólares, particulares invirtieron para nuestro país 3 mil 500 millones, pero básicamente por la vía de los créditos, informó Ebrard.

En cuanto a los anuncios emitidos por el mandatario anterior, Donald Trump, el canciller comentó el tema igualmente en la conferencia de prensa matutina.

“¿Qué se logró invertir de aquellos 18 mil millones de dólares? Se canalizaron a través de una organización, y aproximadamente el total de créditos otorgados han de haber sido de 3 mil 500 millones de dólares. O sea, sí se invirtió pero vía el sector privado y crediticio. Ahora el enfoque sería diferente, tiene que haber inversión directa pública y más transferencias directas”, dijo.

Comentó que se revisará el equilibrio entre las distintas opciones de inversión, porque “si se hace sólo con crédito se limita mucho el impacto”.

Dijo que hubo inversión, con créditos blandos, en El Salvador, México, Guatemala y Honduras.

“Son 3 mil 500 millones de dólares en lo que hace a México”, precisó.