Atentado contra la fiscala Marisela Rojas y la diputada Florencia Martínez se suma a los hechos violentos en los que han asesinado a varios ediles

El atentado que sufrieron esta semana la fiscala Marisela Rojas Cisneros y la diputada Florencia Martínez Rivera se sumó a la larga lista de violencia en la que se ha visto envuelta la región sur del estado.

Apenas en noviembre del año pasado los alcaldes de la zona hicieron un llamado al gobierno del estado para reforzar la seguridad en los municipios de Cosoleacaque, Jáltipan, Coatzacoalcos, Hueyapan de Ocampo y Acayucan, ante el recrudecimiento en la violencia.

A inicio del 2020, en el mes de febrero fue asesinado el exalcalde de Soconusco, Jorge Baruch Custodio. Según los reportes, el edil fue sorprendido por un comando armado mientras supervisaba una obra.

Baruch Custodio fue alcalde por Acción Nacional durante el periodo 2011-2013 y después fue nombrado delegado de Sedesol en la región sur del estado.

En febrero del 2020, el regidor panista de Sayula de Alemán Héctor Velázquez Vázquez fue asesinado a balazos en el municipio de Acayucan.

Así como también fueron baleados tres negocios que pertenecían al mismo dueño y que se ubicaban en Cosamaloapan y Tres Valles.

Dos meses después, en el mes de abril, Raúl “N”, Fiscal quinto de la Unidad Integral de Procuración de Justicia de Acayucan fue asesinado a tiros en la localidad de La Palma.

En septiembre una mujer identificada como Mariana “N” fue acribillada frente a su hijo de seis años mientras se transportaba en una camioneta propiedad de una empresa azucarera en el municipio de Acayucan.

El gobernador del estado, Cuitláhuac García Jiménez presentó en noviembre un informe de resultados de dos años de la coordinación estatal para la construcción de la paz en donde calificó como “positivo” el combate a la delincuencia e incluso presumió una baja en la incidencia delictiva.

Sin embargo, dos días después de dicho informe fue asesinada la presidenta municipal de Jamapa, un municipio rural ubicado en la zona centro del estado.

La edila quien días antes había denunciado que era víctima de amenazas, fue levantada por un grupo criminal después de que salió de su casa y al parecer se dirigía al ayuntamiento.

El cuerpo de la alcaldesa que había llegado al poder en una alianza entre los partidos PAN y PRD fue abandonado en la comunidad de Ixcoalco, perteneciente al municipio vecino de Medellín de Bravo.

Para concluir el 2020, en diciembre, Luis “N” un joven de 26 años fue asesinado por un desconocido mientras se disputaba un torneo de fútbol en el municipio de Texistepec.

En dicho torneo participaron varios equipos de municipios de la zona sur.

OTROS HECHOS VIOLENTOS

No obstante el asesinato de la alcaldesa de Jamapa, no es el único hecho perpetrado contra autoridades municipales, ya que otra alcaldesa víctima en la actual administración de la 4T es la de Mixtla de Altamirano, quien en abril del 2019 fue asesinada de más de 30 disparos cuando circulaba sobre una carretera estatal del municipio de Los Reyes.

Durante el atentado, su esposo Efrén Zopiyactle Tlaxcaltécatl, quien fungía como el tesorero municipal, y su escolta también perdieron la vida

En el 2019, a un año de funciones de la actual administración estatal también se contabilizaron los asesinatos de personajes de la vida política del estado.

También el 16 de diciembre del 2019 fue asesinado Rafael Pacheco Molina quien por tres períodos se desempeñó como presidente municipal de Paso del Macho, abanderado por el PRD.

Según se informó un comando armado lo atacó cuando se encontraba en el cruce de las calles Nacional e Hidalgo en ese municipio cañero.

En noviembre del 2019, el diputado local y presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC) Juan Carlos Molina Palacios fue asesinado en su rancho ubicado en el municipio de Medellín de Bravo.

Aunque se desplegó un fuerte operativo para tratar de ubicar a los responsables, hasta la fecha se desconocen detalles del crimen.

El 27 de octubre de ese año, el expresidente municipal de Atzalan, Orlando Bernardino Bocarando Sánchez, fue baleado mientras conducía su unidad por la carretera hacía Tlapacoyan.

En el atentado, su escolta falleció y el exedil logró salvar su vida, pero recibió varios impactos de bala.

En administraciones pasadas se tenía registrado de otros exalcaldes que fueron asesinados durante los periodos 2011 al 2017.

Entre ellos está el asesinato de Marisol Mora Cuevas alcaldesa de Tlacojalpan quien fue encontrada muerta en los límites de Oaxaca con Veracruz.

En julio del 2013, el alcalde de Aquila Gerónimo Manuel García Rosas fue asesinado tras una discusión con el comandante de la policía municipal.

Activistas también figuran en la lista de asesinatos ocurridos en los últimos dos años y ambos en la región centro; en marzo del 2019 el joven activista Abiram Hernández Fernández fue encontrado muerto en su domicilio situado en la capital del estado.

Según los informes, el integrante de diversos colectivos familiares de personas desaparecidas murió tras una lesión craneoencefálica al recibir varios golpes.

En abril del 2020 el activista ambiental Adán Vez Lira fue asesinado de más de ocho disparos en la comunidad de La Mancha, en el municipio de Actopan.