San Cristóbal de Las Casas, Chis. Mariana Lazos Salgado fue cesada del cargo de subdirectora de Educación y Enseñanza en Salud, luego de que alumnos, pasantes y médicos de pregrado la responsabilizaron de ignorar la denuncia de acoso sexual presentada por Mariana Sánchez Dávalos, quien fue encontrada muerta el 28 de enero pasado en la clínica de la comunidad de Nueva Palestina, en Ocosingo.

En un documento firmado por el titular de la Secretaría de Salud estatal, José Manuel Cruz Castellanos, la dependencia notificó la destitución de la funcionaria, a quien durante las marchas y protestas recientes se le había acusado de «omisiones, indiferencia e insensibilidad» ante las denuncias de estudiantes de medicina, particularmente en el caso de Mariana.

Al dar a conocer el cese de Lazos Salgado, Cruz Castellanos informó que en su lugar fue nombrado el médico Natán Enríquez Ríos.

Durante las manifestaciones posteriores a la muerte de Mariana Sánchez, lo inconformes han demandado también la destitución del coordinador de Enseñanza del Distrito Sanitario 6, Domingo López Mendoza, por presuntas “omisiones” en las quejas sobre acoso y hostigamiento por parte de jefes en centros de salud, clínicas y hospitales.

De igual forma han exigido la destitución de Ana María Flores García, directora de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas, donde cursó la carrera la joven Sánchez Dávalos, y del coordinador del Internado Médico de pregrado y Servicio Social, Carlos Alberto López Jiménez.

El cadáver de la pasante de medicina fue hallado colgado de una cuerda el 28 de enero en el cuarto en el que vivía al lado de la clínica. Según la necropsia de ley, la causa de la muerte de Mariana fue por “asfixia mecánica secundaria por ahorcamiento”.

La Fiscalía General del Estado inició una carpeta de investigación por el delito de feminicidio.